Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16- 17 D 7 LOS DOMINGOS DE Ana Botella: El Ayuntamiento fue pionero La mediación como estrategia de resolución de conflictos está muy desarrollada en otros países aunque en el nuestro sigue siendo una opción poco conocida por la mayoría de los ciudadanos. Sin embargo, de la misma forma que el Ayuntamiento de Madrid ha sido pionero en ofrecer este servicio a sus vecinos, ya hay también gabinetes privados que la ofertan. En definitiva se trata de irnos concienciando de que no todos los conflictos que surgen en el seno de la familia tienen necesariamente que acabar en el juzgado explica a ABC Ana Botella, concejala de Empleo y Servicios a la Ciudadanía del Ayuntamiento de Madrid. Justifica la necesidad de este servicio porque en el seno de las familias se producen en ocasiones situaciones en las que es difícil hablar de manera pacífica, sobre todo cuando la relación de pareja se deteriora. El mediador, ajeno al conflicto, ayuda a objetivar mejor los problemas para llegar a un acuerdo satisfactorio para ambos por medio del diálogo. Con la mediación- -explica la concejala- -se persigue que ambas partes mantengan una posición flexible y de respeto y que la prioridad sea el interés del menor, que suele ser el que más sufre en estos casos Desde el pasado mes de marzo el Ayuntamiento participa en la implantación de la mediación intrajudicial en España, un proyecto impulsado desde el Consejo General del Poder Judicial. En virtud del acuerdo- -explica Ana Botella- -se ha establecido en el Juzgado de Familia número 29 un punto de información atendido por mediadores donde se ofrece a las parejas que ya han iniciado el proceso de separación o divorcio la posibilidad de desviar el conflicto del ámbito judicial. Al servicio de Mediación Familiar se accede de forma gratuita en los seis Centros de Atención a las Familias (CAF) del Ayuntamiento de Madrid, que constituyen la primera red de apoyo especializada y pública de la ciudad, dirigida a todas las familias madrileñas, señala Botella. Hasta la fecha más de trescientos usuarios han elegido esta vía de resolución de conflictos con resultados muy positivos. Casi la mitad de las personas que iniciaron el proceso (el 46 por ciento) lo siguieron hasta el final, y de ellos un 80 por ciento llegaron a un acuerdo consensuado. Para garantizar el derecho de los menores, la ley del divorcio exprés sugiere recurrir a la mediación familiar que se trata sobre todo de compartir la responsabilidades, porque compartr, no significa repartir al cincuenta por ciento Aunque los pequeños viven en el domicilio materno, Javier los lleva al colegio a diario, como antes de la separación, y los fines de semana los pasan con él. Decidieron afrontar los gastos de los niños a medias y revisar el acuerdo cuando los pequeños cumplan doce años, porque las circunstancias cambian, y no te puedes quedar encasillado matiza Javier. La mediación atiende tanto al conflicto legal como al psicológico y promueve que cada parte tenga en cuenta además de sus necesidades, como habitualmente se suele hacer, las del otro. Para llegar a un acuerdo hay que ofrecer a la otra parte cosas que le importen y necesite, algo que a menudo se olvida explica Gisela Kotliar, psicóloga, mediadora familiar y formadora de mediadores del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid. Para facilitar la negociación, aclara Kotliar, se recurre a profesionales de la Psicología, Derecho o Trabajo Social, que además están especializados en mediación familiar. AGE Campos de pruebas Consciente de los beneficios de esta vía alternativa, el pasado mes de marzo el Consejo General del Poder Judicial puso en marcha en seis juzgados de Barcelona, Madrid, Málaga, Palma de Mallorca, Pamplona y Sevilla, respectivamente, una experiencia piloto para informar a las parejas en proceso de ruptura de las características de la mediación, La experiencia, señala Pascual Ortuño, ha sido muy positiva: El 27 por ciento aceptaron ir a mediación, lo que ya es un éxito si se piensa que niños de 27 familias se beneficiaron de la decisión de sus padres de llegar a un acuerdo amistoso Sin embargo, la sorpresa vino de los que no aceptaron: Aunque vayan pensando que sea el juez quien decida, el hecho de sentarse juntos durante media hora, a veces después de un año sin hablarse, y compartir reflexiones, hizo a muchos cambiaran su dinámica y llegara a un acuerdo antes de terminar el con- tencioso señala Ortuño. La mediación puede ser eficaz también para facilitar que se cumplan los acuerdos entre familiares. Como en el caso de María y Ernesto, dos abuelos que tras la muerte de su hija perdieron el contacto con su nieto. A pesar de que una sentencia ratificaba su derecho a las visitas, su yerno hacía lo posible para impedirlas. Tras acudir a mediación las conflictiva relación con su yerno se suavizó. Ahora al menos pueden hablar por teléfono con él para acordar el momento y lugar en que podrán ver al pequeño. No lo vemos tanto como nos gustaría, pero es el acuerdo al que hemos llegado señalan. Aunque inicialmente se ofertó a través de los servicios municipales, cada vez son más los gabinetes privados que ofertan entre sus servicios la mediación familiar, señala Gisela Kotliar, porque como vía alternativa de resolución de conflictos a través del diálogo permite llegar a acuerdos en cuestiones como herencias, cuidado de los mayores por parte de los hijos o conflictos intergeneracionales.