Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 12 06 EN PORTADA Inmigrantes No volver por Navidad POR VIRGINIA RÓDENAS FOTOS: DANIEL G. LÓPEZ ERNESTO AGUDO na vez hubo en España un Papá Noel vestido de verde y nos inundaron con gorritos verdes de borla blanca para publicitar una marca de telefonía móvil. Por eso, al mirar esta tarde de lunes en la sala de llegadas de la T 1 del aeropuerto de Madrid la larga hilera de presuntos viajeros que presentan sus demandas ante unos hombres y mujeres sentados y vestidos del color del pistacho, parece que toda esa desesperación hilvanada se esté encomendando a un Viejito Pascuero, sin barba, y en vez de con una carta, con una reclamación. A la mayoría se le está muriendo alguien o ya ha ocurrido y se trata de llegar al entierro, o se les casa un hermano, o no han visto a los hijos desde hace años... Si te pones a buscar encuentras lo que sea porque ellos están dispuestos a contar cualquier cosa con tal de salir A la advertencia del amable trabajador de AENA- -a las órdenes de la no menos condescendiente ministra de Fomento El Gobierno no paga las vacaciones a nadie -primero una se pone en los zapatos de la gente de la cola y después, calzada con ellos, el cuerpo te pide arremeter contra los culpables, gritar y armar la marimorena, y luego espetarle al solícito empleado público que las vacaciones, de cualquier forma, te las has pagado tú para que a reglón seguido, y sin que te asista ni la autoridad, ni la justicia, ni las fuerzas del orden, te las estén robando. Por la cara. Pero allí, frente a esos papanoeles de pacotilla, que bastante hacen dando la cara, la paciente gente que aguarda la fila sorprendentemente no se deja llevar por los nervios, por no decir por los más criminales instintos- -qué culpa, pensarán, tienen estos pobres santa claus verdiblancos- Y además han llegado repartiendo bocadillos, zumos y hasta potitos dos voluntarios de los centros cristianos benéficos Remar, que son la prueba mortal de que hay esperanza: ambos emigraron al infierno, a lomos del caballo que corre por las venas del poblado de las Barranquillas, y al fin pudieron volver a casa. Y, qué demonios, es Navidad. U María Varela esperaba conocer esta Navidad a sus dos nietos María Varela. Ecuatoriana Me esperan en Salitre para conocer a dos nietos María, la dulce María Valero, incluso sonríe y eso que si hubiera cogido el maldito avión de Air Ma- Marcelo dejó su trabajo para la puesta de largo de su hija mayor