Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26- 27 D 7 LOS DOMINGOS DE NOVEDADES Mando giratorio del sistema de transmisión Terrain Response, con los cuatro programas y el sistema de control automático del descenso El Range Rover Sport superando un obstáculo de gran dificultad utilizando el sistema automático Terrain Response RANGE ROVER SPORT Ahora con diésel TDV 8 En la misma presentación del Freelander, Land Rover nos permitió probar la nueva mecánica diésel de 8 cilindros TDV 8, ahora aplicada al Range Rover Sport. Con este motor de 272 CV el modelo más deportivo de Range Rover gana en poderío y prestaciones, que le permite alcanzar una velocidad máxima de 209 km h, acelerar de 0 a 100 km h en poco más de 9 segundos y, lo más importante, con un contenido consumo en torno a los 11 litros a cada 100. Este motor está asociado en exclusiva a un cambio automático secuencial ZF de 6 velocidades, con relaciones cortas para conducción 4 x 4. Como en el resto de la gama el coche cuenta con el sistema de suspensión dinámica, que ajusta automáticamente la rigidez de los amortiguadores y, por supuesto, con el sistema Terrain Response, con las cualidades ya conocidas. Este modelo se pondrá pronto a la venta con un precio desde 69.700 hasta 76.600 euros. Cuadro y volante multifunción ca especialmente cuidada para el conductor, tanto cuando conduce en carretera, que lo hace de una forma más relajada y confortable, como cuando sale del asfalto y necesita más visibilidad y mayor control de las maniobras. Como ya había adelantado, otro capítulo que ha experimenado un cambio radical ha sido la mejora de las mecánicas en general y, especialemente, en las cualidades off road En lo que a motores se refiere contará con una nueva mecánica de gasolina de 6 cilindros en línea, de 3,2 litros, con culata de admisión variable y una potencia de 233 CV asocia, do a una caja de cambios automática, con mando secuencial de 6 velocidades. En diésel cuenta con un motor de 2,2 litros, de cuatro cilindros turboalimentado, 160 CV y un par de 400 Nm, dotado de inyectores piezoeléctricos y árboles contrarrotantes que garantizan un funcionamientio muy suave y exento de vibraciones, que en este caso se acopla de serie a una caja manual de 6 velocidades, pero que pronto también contará con una automática en opción POR DENTRO Motor: De gasolina (3,2 litros con distribución variable y 233 CV) y diésel (2,2 litros y 160 CV) Transmisión: Permanente 4 x 4 y caja de cambios automática en gasolina de 6 velocidades y manual de 6 velocidades en diésel. Suspensión: Delantera y trasera independientes, con amortiguadores de gas y muelles. Frenos: Discos en ambos ejes, los delanteros ventilados, con ABS, EBD y BC RSC. Largo ancho alto: 4,5 1,9 1,74 m. Maletero: 755 litros. Prestaciones: Velocidad máxima, 200 km h en gasolina y 181 km h en diésel. Aceleración de 0 a 100, 8,9 seg. en gasolina y 11,7 seg. en diésel. Garantía: 3 años, sin límite de km. Precios: Td 4 2.2 E, 32.700 Td 4 2.2 S, 35.150 Td 4 2.2 SE, 38.400 Td 4 2.2 HSE, 41.550 i6 3.2 S, 42.100 i6 3.2 SE, 43.350 y i6 3.2 HSE, 48.500 (2.320 euros) Este motor cuenta con un panel de nuevas tecnologías para que su funcionamiento sea más refinado, respetuoso con el ambiente y con prestaciones de gran utilidad, como el sistema que incrementa el par cuando momentáneamente se levanta el pie del acelerador y que a tan sólo 800 revoluciones mantenga fuerza para salir de una zona conflictiva cuando se hace un uso de campo. Terrain Response Y metidos en el campo hay que destacar la acertada decisión de incluir en este coche los más avanzados sistemas de transmisión de la marca, como el sistema inteligente de tracción permanente, que distribuye el par entre el eje delantero y trasero, para adaptarse a las condiciones dinámicas de la conducción. En condiciones normales el Freelander se comporta como un tracción delantera, pero si las condiciones de adherencia lo requieren la fuerza pasa al eje trasero en la medida necesaria. Pero lo más importante es que también cuenta conla tecnología Terrain Response, como en el Discovery, que con sólo girar un mando se puede elegir entre cuatro configuraciones: conducción general (indicada para carretera normal o caminos poco exigentes) modo para hierba, gravilla y arena; modo para barro, y surcos y arena. Todos estos programas los probamos en Marruecos y el coche salió airoso en los más conflictivos: dunas, barro y zonas rocosas.