Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24- 25 D 7 LOS DOMINGOS DE Hotel con historia El encanto de lo añejo El hotel El Embajador en Santo Domingo ha sido protagonista y testigo de la mayoría de los avatares políticos y sociales de la República Dominicana. En su construcción, por ejemplo, trabajó como carpintero Steve McQueen antes de dar el paso a Hollywood POR DOLORES MARTÍNEZ xplican con orgullo en Santo Domingo que la calle Las Damas fue la primera que nació en el Nuevo Mundo. Discurre por el corazón colonial, en paralelo al río Ozama, y en algunas de sus esquinas carritos de agua de caña de azúcar refrescan la garganta del transeúnte. No muy lejos de allí, en un pulmón sembrado de palmeras, se levanta El Embajador, hotel icono del Caribe junto al Nacional de La Habana. En manos de una mujer, Belén Gómez- -burgalesa que creció en Bilbao- se encuentra la gestión de esta arquitectura por la que ha pasado la mayor parte de los avatares políticos y sociales de la República Dominicana desde 1956, año de su inauguración. El Embajador, pues, ha cumplido 50 años, y su dama y actuales propietarios, Occidental Hotels Resorts- -cadena española que, con su prestigio, conquista el Caribe- -lo han celebrado sencillamente a lo grande. Ha sido así porque no es un aniversario cualquiera. El Embajador forma parte de la lista de hoteles con historia y, además, haciendo honor a su nombre, ha sido y es la tarjeta de presentación de este país. Su historia es la de la isla, además de ser el primer hotel de lujo para turistas Belén Gómez también es la primera mujer que dirige un hotel en Santo Domingo. Pero antes de hablar de su periplo profesional- -lo comenzó haciendo camas en un hotel de Londres mientras cursaba una beca del Gobierno vasco al terminar sus estudios de turismo en Deusto- -prefiere hacerlo de El Embajador- el importante es él, no yo del que es directora desde abril de 2001. Co- E mienza su relato histórico bajo una impresionante lámpara de cristal de la era Trujillo. Fue el dictador quien ordenó la construcción del hotel, y la de otros edificios, para conmemorar con una exposición universal sus 25 años en el poder. Con dotes de ejecutiva sortea pasajes de aquella historia, y con sentido del humor y algo de ironía se traslada a la actualidad para recordar que al primer presidente al que dio la bienvenida como directora de El Embajador fue a Hugo Chávez. Estamos en un hotel marcado por la política y para argumentarlo se sitúa en 1965. Ese año comenzó en la isla la guerra civil y, cuando las fuerzas extranjeras entraron, Estados Unidos- -una de ellas- -asentó en El Embajador el estado mayor de sus tropas mientras los marines creaban una línea de seguri- dad para sus militares que enlazaba el hotel con el aeropuerto de Punta Caucedo. Y para demostrar que no todo fue en el pasado y que el hotel sigue manteniendo sus esencias, Belén Gómez cita que durante este año, sin ir más lejos, hemos sido anfitriones de la mayoría de los jefes de estado, presidentes, primeros ministros y diplomáticos que participaron en la XXXVI asamblea general de la Organización de los Estados Americanos (OEA) Sus Majestades los Reyes y los Príncipes de Asturias también ha estado alojados. El Padrino II y Coppola Del pasado destaca- porque a todos nos sorprende cuando nos lo dijeron -que el actor Steve McQueen, antes de dar el paso a Hollywood, trabajó- -allá por el 55- -en la obras de carpintería del hotel. Y no es ésta la única relación del hotel con el mundo del cine. Otro estado mayor, el de la película El Padrino II también tomó posiciones en el hotel cuando el director Francis Ford Coppola decidió ambientar en Santo Domingo las escenas de La Habana. Y más recientemente, el actor Andy García eligió el hotel como escenario de algunos de los pasajes de La Ciudad perdida su primera película como director. También están unidos a su historia Errol Flynn, William Holden, Rock Hudson... Y por eso, su directora, como si se tratara de una especie en extinción, no quiere que a El Embajador, para el que trajeron los mejores mármoles, lámparas y muebles, le borren las arrugas, o lo que es lo mismo, el glamour caribeño de los 60. Las únicas actualizaciones que acepta son las que buscan la comodidad de los huéspedes. No otras. En Occidental Hotels Resorts queremos conservar la personalidad de este hotel con tanta vida, no por cuestión de años, sino porque son muchos los hechos de los que ha sido protagonista. Es muy diferente a los que están en las playas, aunque aquí también disponemos de lugares paradisiacos. Nuestros jardines, por ejemplo. Pero la esencia del hotel está en sus salones, el de caoba habla de historia dice Belén Gómez, la dama de El Embajador. Más información elembajador do. occidentalhotels. com El hotel quiere conservar la personalidad que le ha dado su condición de testigo y actor de la historia, subraya la española Belén Gómez, directora del establecimiento El encanto de la historia no impide gozar de los placeres del presente ABC