Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
17 12 06 CLAVES DE ACTUALIDAD Sahara Jinetes en la tormenta El Moussem de Tan Tan, la fiesta de las gentes del desierto, Patrimonio Intangible de la Humanidad, ha vuelto a celebrarse en unos días llenos de sabor y colorido TEXTO: PEDRO TOUCEDA FOTOS: FRANCISCO DE LAS HERAS na tenue tormenta de arena nos recibe en Tan Tan, ciudad situada en las puertas del sur de Marruecos. A lo lejos, los jinetes de Guelmin y de Ait Baamran, envueltos en nubes amarillas de polvo, parecen fantasmas que hayan venido del pasado para seguir realizando el ritual atávico de las gentes del desierto. Según nos acercamos a la gran explanada donde se celebra el Moussem (la fiesta) U esos espíritus van tomando cuerpo. Una formación de más de cien jinetes escoltan el camino y mientras los observamos ellos también nos contemplan con una mirada antigua. Van cubiertos por unas capas negras o blancas que les caen desde la cabeza como una larga cabellera de tela que a veces revolotea sacudida por el viento. Por debajo, gastan unos vestidos llamados fuquias al final de los cuales asoman las babuchas, bien ancladas en los estribos. Pero su sello más personal lo ponen las espingardas, unas escopetas largas y aflautadas a las que dicen madfaus Tan lustrosos como los jinetes son sus caballos árabes, que van enjaezados con distintos cerz de seda o hilo en dorado, verde, azul, rojo... Este espectáculo colorista, perdido en el tiempo y sazonado con relinchos y pequeñas carreras para que no se queden fríos los caballos, se extiende por la plaza de la Paz y la Tolerancia, a cuyas orillas flota un mar de jaimas. La tormenta arrecia y la arena lo inunda todo. Y los cientos de personas que pululan por allí, algunas llegadas desde Mali, Mauritania y otros países limítrofes, se Los jinetes realizan el ritual más espectacular del Moussem. Después de recorrer una gran explanada, disparan al aire sus fusiles