Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 12 06 CLAVES DE ACTUALIDAD Ángel Rivera, coordinador del Área de Información del Instituto Nacional de Meteorología, en el antiguo despacho del renombrado Mariano Medina Meteorología La ruta de las noticias del tiempo No hay ningún bloque de noticias tan visto en los telediarios como el de la información del tiempo. Pero los mapas que observamos en la pequeña pantalla son sólo el resultado de una gigantesca cadena sin fin TEXTO: PEDRO TOUCEDA FOTOS: SIGEFREDO quinaria sin fin que ha crecido y ha mejorado mucho en los últimos cuarenta años. Es un proceso que dura 24 horas- -comenta Ángel Rivera, coordinador del Área de Información Meteorológica y Climatológica del Instituto Nacional de Meteorología (INM) En España tenemos un Centro Nacional de Predicción en Madrid y hay once grupos regionales. Entre los distintos trabajos que hacemos, se encuentra el de realizar la predicción del tiempo. Mirando al cielo A lo largo de la Historia, han existido métodos de lo más dispares para conocer qué iba a pasar en el cielo. Algunos se basaban en la forma de las nubes, otros en las reacciones de distintos animales: si las vacas se tumbaban, es que iba a haber tormenta; si las hormigas caminaban en línea recta, el tiempo iba a empeorar... Y es de todos conocido lo que ocurre, según el dicho popular, cuando el grajo vuela bajo. En el año 400 a. C. Aristóteles escribió el tratado Meteorológica una parte del cual está dedicada a los fenómenos atmosféricos. Pero la meteorología científica no co- estíbulo de un edificio de viviendas de cualquier ciudad española. Aunque lo más sano sería subir andando, un grupo de vecinos espera la llegada del ascensor. Si pudiéramos escuchar a esas personas que allí se arraciman, lo más normal es que les oyéramos hablar del tiempo. Haga frío o calor, llueva o no llueva, el tiempo meteorológico es un socorrido comodín para llenar ese otro tiempo cronológico en el que uno no sabe muy bien qué decir; es una especie de V escenario común que nos unifica y sobre el que resulta muy sencillo pronunciarse. La información sobre el tiempo también es la estrella, en cuanto a audiencia, de los telediarios de todo el mundo. Sin embargo, más allá de los anticiclones y las borrascas, es poco lo que se conoce sobre esa vasta y apasionante materia. Cuando observamos en la televisión los mapas con soles o nubes soltanto gotitas de agua, es difícil caer en la cuenta de que eso es sólo la punta de un gigantesco iceberg. La cara oculta de esta información es una ma- En la meteorología siempre se ha trabajado en tres fases: observación, diagnosis y predicción. Los ordenadores y los satélites han ayudado a que los pronósticos sean cada vez más fiables