Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
3 12 06 VIAJES Capadocia La tierra de los hobbits El viento, la lluvia, el sol de los días, el frío de las noches y la lava de antiguas erupciones han formado en este rincón de Turquía un paisaje lunar, onírico TEXTO: FERNANDO PASTRANO FOTOS: MIGUEL BERROCAL Creían los antiguos pobladores de Turquía que las fantásticas columnas de piedra de Capadocia eran las chimeneas de extraños seres que habitaban en el subsuelo ucho antes de que el turismo masivo la descubriera en los años 60 del siglo pasado, Capadocia ya era conocida como el País de las chimeneas de las hadas Creían los antiguos pobladores de la Anatolia central, hoy Turquía, que extraños seres habitaban el subsuelo y que las fantásticas columnas de piedra eran su conexión con el exterior, sus respiraderos, sus chimeneas. Lo que hoy conocemos como Capadocia no es una región perfectamente definida, sino una pequeña parte del antiguo reino helenístico, luego provincia romana del mismo nombre. Cuna de hititas y encrucijada por la que pasaron frigios, lidios, persas, macedonios... Por eso en muchos mapas no la encontraremos. Sin embargo no hay agencia turística que se precie que no ofrezca este destino. Porque existir, existe y se encuentra en el triángulo de unos 20 kilómetros de lado que tendría en sus vértices a las localidades de Nevsehir, Avanos y Urgup. Hace unos sesenta millones de años entraron en erupción dos grandes volcanes, el Erciyes, que hoy tiene casi 4.000 metros de altitud, y el Hasan, de 3.270 metros. El cataclismo que acompañó a las erupciones formó los Montes Tauro y cubrió de lava una extensa región. Hoy el manto de caliza, llamado tufa tiene un espesor de 150 metros. Tallado por el viento y la lluvia, resquebrajado por el calor del sol y el frío de la noche M