Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
3 12 06 CLAVES DE ACTUALIDAD Damas de hierro Trabajar a los ochenta (Viene de la página anterior) ra de trabajo de la mujer y de educación liberal. No he dudado ni un segundo de que tenía que trabajar. Si no hubiera sido en esto hubiera sido en otra cosa porque el trabajo es fundamental para equilibrar tu vida y buscar un puesto en el mundo que te rodea Y mirándola compruebas el éxito de la fórmula: en esta mujer sabia, tan estilosa y tan coqueta, 81 años- -quién llegara a pillarlos así- -no son nada. Hoy las mujeres están muy hijas de las mujeres de entonces y con esa conciencia de buscarse un trabajo y tener independencia económica, de su casa, de su pareja. He notado a través del colegio cómo las madres han cambiado. Y en esa misma observación he comprobado un fenómeno muy curioso que ocurre en casi todas las clases: las niñas son mejores. Y eso es porque tienen madres que trabajan fuera de casa, lo que empieza a suceder en los 70, y han tenido otros modelos de madre que ya no piensan en que sus hijas sean buenas amas de casa, aunque también lo harán o no, pero que les han dejado claro que tienen que trabajar como sus hermanos. Educar a las hijas como a los hijos es lo que lo ha cambiado todo en el mundo Y como por todo se paga un precio en esta vida, también se ha cobrado el suyo el cambio en la vida de las mujeres. Ha habido una crisis en el papel de la mujer, que por un lado trabaja y es más libre, una verdadera ciudadana del siglo XXI, y por otro ocurre que no se tiene bien resuelto el problema familiar, y a veces, sólo a veces, los niños se resienten de esa ausencia de madre en casa. Yo no he tenido más que una hija, pero siempre he trabajado y ella siempre ha estado acompañada. La verdad es que me dije: trabajaré aunque sea para pagar a una persona que me haga todo lo de la casa porque yo no estaba dispuesta a hacer eso ya que me parecía que era perder el tiempo dada mi preparación y experiencia dentro y fuera de España Y al final, la vejez. Ahí es muy importante la salud, porque para qué vamos a hablar de más cosas si estamos ante un viejo achacoso, pero a mí la lucha por la jubilación a los 50, por ejemplo, me parece un absurdo. Con motivo de una conferencia que di en la Universidad de Palma, leí mucho sobre la vejez, me quedé impresionada, y concluí que la jubilación temprana es un error y, si sucede, siempre hay que tener otra cosa preparada porque lo que no se puede hacer es dejar de trabajar. Un libro americano explicaba por ejemplo cómo se reavivan todas las neuronas cuando un anciano se pone a estudiar un idioma, y eso lo pude ver en mi madre, que empezó a estudiar inglés a los 84 años Joan Hunt Preside Cudeca Dar al máximo sólo depende de la voluntad Querer es poder. Lo ha demostrado esta mujer de 77 años que ha le- Joan Hunt (77 años) es el alma de Cudeca, la excelencia de los cuidados paliativos para enfermos terminales de cáncer CARLOS MORET vantado en Málaga, tras jubilarse como máxima responsable de ocho fábricas británicas con 14.000 empleados, la primera residencia independiente para enfermos oncológicos terminales en España. Y lo ha hecho sola, después de que en 1991, y víctima de un tumor cerebral, muriera su marido Fred, con el que soñó un retiro dorado en la Costa del Sol. Pensó que la atención paliativa era mejorable y en 1992 la modélica Asociación para Cuidados del Cáncer (www. cudeca. org) echaba a andar. Con 62 años, Joan, descendiente de una devota familia de católicos irlandeses afincada en Londres, daba alas a su anhelo, que hoy se yergue en el municipio malagueño de Arroyo de la Miel. Allí lidera un equipo médico y administrativo apoyado por 450 voluntarios. Nadie diría ante su sonrisa que no se borra nunca que la suya ha sido una vida forjada en la adversidad, desde que a los dos años sufriera una enfermedad ósea que la hizo perder colegio y la obligó a luchar con denuedo. Dar al máximo- -dice- -depende de la voluntad, que siempre es un camino por hacer Provengo de una familia muy humilde de nueve hermanos, sin acceso a una formación superior. Además, aquellos años coincidieron con la guerra mundial y las escuelas cerraron. Luego, la formación vino con la multinacional que me contrató- -y de la que llegó a ser presidenta- donde aprovecharon mis cualidades de trabajadora incansable y gran capacidad de organización Declara no creer en la emancipación de la mujer como algo en contra de los hombres, que han asumido una superioridad que no es real; las mujeres tenemos otras cualidades y otros valores, como ser más listas. De ese llamado mundo de hombres adquirí expresiones más duras y que suelto cuando siento frustración Y si no pudieron con sus aspiraciones ni su condición femenina ni su enfermedad, la vejez, desde luego, no va a ser un obstáculo. Nunca pienso en la edad. ¿Qué edad? Las personas que se concentran mucho en este asunto, envejecen Con Hunt sólo cabe hablar de futuros desafíos. Uno, hablar español, cuyo desconocimiento me disgusta; otro, asegurar el futuro de Cudeca, sobre el que pesa la incertidumbre económica Reconocida con la medalla de honor de la Orden del Imperio Británico, Mujer Europea del Año 1997 y la Cruz de Malta, Hunt, que ha hecho de los mejores cuidados a los moribundos la razón de su vida, anuncia que, tras el abandono paulatino de la mujer de su papel de cuidadora, la provisión de atenciones es cada vez más externa a la familia. Sin duda, se está gestando otra forma de cuidar