Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28- 29 D 7 LOS DOMINGOS DE Los nuevos neumáticos Michelin Alpin ruedan con toda seguridad sobre nieve y mejoran la frenada en asfalto mojado Ducati 1000 GT Pasión por lo clásico Con una imagen algo retro pero con todas las prestaciones de una moto actual, Ducati propone la 1000 GT, con una mecánica de 1 litro y 92 CV POR J. M. PÉREZ LAGO E Todos los fabricantes de neumáticos de primer nivel disponen en su catálogo de neumáticos especiales para invierno. Recientemente hemos conocido la nueva gama de Michelin, denominada Alpin, para turismos, y Latitude Alpin, para vehículos 4 x 4. Para poder probarlos en auténticas condiciones invernales recorrimos, con distintos turismos y todoterrenos, las pistas de esquí de las instalaciones de Xanadú en Madrid. También dispusimos de vehículos equipados con la tradicionales cadenas y la conclusión fue que es más sencillo y seguro conducir cualquier tipo de vehículo, sobre una superficie totalmente cubierta de nieve, equipado con los nuevos neumáticos Alpin que con las cadenas. Incluso se apreciaba una notable mejoría entre un todo terreno 4 x 4, con sus neumáticos mixtos de carretera y campo, y con los Latitude Alpin. Estos neumáticos llevan unas laminillas de gran profundidad y un compuesto de goma más blanda y flexible, cargada de sílice, que no se endurece al bajar la temperatura. Aunque son un poco más caros que los normales, invertir en su compra es hacerlo en seguridad. Su duración, en función del uso, puede ser de cuatro inviernos como mínimo, lo que al combinarlos con los normales, alarga la vida de los dos juegos. Al comprar los neumáticos Alpin, algunos distribuidores se encargan de almacenaje. n estos tiempos de motos afiladas y ultradeportivas, donde la tecnología y las prestaciones lo son todo, Ducati presenta esta 1000 GT, uno de los tres modelos retro que la marca italiana denomina Clasics Series. Una moto de las de antes, sencilla y con lo básico. Pero clásica no quiere decir antigua o lenta, que no lo es y sólo la imagen es retro Se inspira en la 750 GT de los años setenta, pero con componentes actuales y la mecánica de 1000 c. c. refrigerada por aire y doble bujía. Este motor, el mismo que monta la Ducati Monster, contribuye al aspecto clásico de la moto, pero pasa sin problemas la norma Euro 3, equipa inyección electrónica y ofrece un comportamiento suave y lineal que sorprende en un bicilíndrico de tanta capacidad, con muy buena conexión entre acelerador y rueda trasera. Los escapes tienen salida a los dos lados de la moto y están construidos con doble pared para que el cromado no se ponga azul. Como buena Ducati, el chasis es un multitubular en acero, pintado en negro, que usa el motor como parte integrante del mismo, aportando rigidez y ligereza al conjunto. El basculante trasero es un grueso tubo de 60 mm, también en acero, donde se anclan dos amortiguadores Sachs con precarga regulable. Delante monta una moderna horquilla Marzocchi invertida de 43 mm, derivada de la que lleva la Sport 1000, sin regulaciones pero muy bien tarada de serie para el uso de la moto. Motor: Bicilíndrico en L con distribución Desmodronómica Cilindrada: 992 c. c. Potencia: 92 CV a 8.000 rpm Alimentación: Inyección electrónic. Cambio: 6 velocidades Embrague: Hidráulico Ruedas: Con cámara- -delantera 120 70 17- -trasera 180 55 17 Frenos: De disco- -delanteros 320 mm y trasero 245 mm Depósito gasolina: 15 litros Altura asiento: 830 mm Peso en seco: 185 kg Precio: 10.999 euros También las ruedas son estilo clásico, con llantas de radios cromados, lo que obliga al uso de cámaras e incluso el dibujo de las cubiertas imita los que equipaban las deportivas en los años 70. Lo cierto es que es una moto que gana mucho al verla en vivo y llama la atención por la calle. La posición de conducción es un poco rara al principio, vas sentado muy atrás y en marcha se nota la dirección algo suelta, sobre todo en aceleración, pero enseguida te acostumbras. A esta GT 1000 le gusta que la lleven en marchas largas, aprovechando su par, ducateando como dicen los amantes de estas italianas y haciendo los cambios de dirección suavemente, acompañando con el cuerpo, permitiendo ritmos alegres sin ninguna queja. Frena bien y es cómoda y amplia para pasear en pareja. Como buena bicilíndrica italiana vibra un poco, pero no llega a ser molesto y es parte de su atractivo. ¿Para quien es esta moto? Pues para los amantes de las Ducati clásicas, para el motero veterano que ya ha tenido muchas motos, está un poco de vuelta de todo y busca algo diferente pero que vaya bien, y no le machaque la espalda y curiosamente para toda clase de moteros, pues gusta a todo aquel que la prueba. Se fabrica en dos colores, gris oscuro metalizado y rojo, pero siendo una Ducati, ¿acaso la vas a querer en otro color que no sea rojo?