Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 11 06 MOTOR Citroën C- Triomphe, una berlina de tres volúmenes desarrollada sobre la base del C 4 y de gran éxito en China Pekín El dragón chino quiere despertar Por vez primera todos los fabricantes occidentales, japoneses y coreanos han estado en el Salón del Automóvil de Pekín TEXTO Y FOTOS: FRANCISCO DEL BRÍO on una gran representación de la industria occidental y la totalidad de los fabricantes de automóviles chinos, se ha celebrado el Salón de Pekín, una muestra con tintes C sorprendentes en un país de tan grandes proporciones en población y extensión territorial que es muy difícil valorar la repercusión del evento. El Salón reprodujo todos los tópicos de los tradicionales salones dedicados al auto- móvil en Europa. Para empezar hay que considerar que hablamos de un mercado que está a punto de superar al de Japón y que al terminar el mes de diciembre de 2006 puede acercarse a los 7 millones de automóviles vendidos en doce meses. Hemos visitado este salón porque, por primera vez, la mayoría de los fabricantes europeos, americanos, japoneses y coreanos, anunciaban su presencia con idea de aprovechar el tirón de un mercado emergente que ya es primer comprador de coches de lujo. El otro foco de atención se encontraba en las marcas locales, como Lyfan, Byd, Avichina, que en Europa ya conocemos como Landwind, Chery y Roewe. En los stands de estas marcas chinas, con la misma parafernalia de decoración y azafatas de los salones europeos, llamaba la atención la cantidad de modelos que siempre recordaban a las carrocería de viejas glorias de la industria occidental, pero en algunas ocasiones también se veían al-