Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 11 06 VIAJES De compras Dormir El hotel Tres Reyes es uno de los más antiguos de Suiza. Este año ha sido reformado por completo, pero el lujo de sus estancias deslumbra como siempre Davidoff una de las marcas suizas de lujo, en la plaza del Mercado de Basilea. A la derecha, el chocolate, otra seña de identidad nacional, copa el escaparate de la tradicional Schiesser Basilea Turismo de arte (Viene de la página anterior) y Malmö. Un rectángulo de hormigón y vidrio, abarrotado de colores, da paso por ahora a un maremágnum de hormigoneras y grúas en el que desarrollarán sus proyectos Frank Gehry o Sanaa (Kazuyo Sejima Ryue Nishizawa) Al otro lado de la ciudad, Roche, competidora de Novartis, no quiere quedarse atrás, y le ha encargado a Herzog De Meuron la torre más alta de Suiza. Definitivamente, la histórica Basilea parece enamorada de la última arquitectura. Microciudad del diseño Vuelta al traqueteo del tranvía, esta vez el seis, y luego veinte minutos de autobús para llegar al museo- sede de Vitra (www. design- museum. de) Esta empresa de mobiliario moderno, conocida en medio mundo, decidió en su momento abrir su centro de operaciones- -situado unos kilómetros más allá de la frontera, en la inmediata Alemania- -a la imaginación de los arquitectos. Oficinas, salas de exposiciones y almacenes han sido pensados por Alvaro Siza, Frank Gehry, Nicholas Grimshaw, Tadao Ando o la iraquí Zaha Hadid, la primera mujer que recibió el premio Pritzker, en 2004. El resultado, una microciudad del diseño en la que, se mire donde se mire, sobresalen las líneas singulares, el talento, la osadía creativa. Un tejado- puente que desciende como un ascensor, para servir de paraguas en días de lluvia (Siza) Una colección de sillas de todo el siglo XX, estampa que permite apreciar cómo ha cambiado el gusto de los gurús y del público. Una exposición temporal sobre la poética de los objetos centrada en el arquitecto y diseñador Jean Prouvé. La noche, con el implacable horario centroeuropeo, se echa encima durante el regreso al centro de esta ciudad fundada en el 44 a. C. -en realidad, sus primeros habitantes son muy anteriores, pero los romanos acostumbraban a fundar las ciudades que ocupaban- -por Lucius Munatius Plancus. La estatua del entonces gobernador de Gallia, en el Ayunta- El Ayuntamiento de Basilea, en la plaza del Mercado, punto de encuentro para todos los turistas FRANCIA ALEMANIA Basilea N Ginebra 0 200 Km Zúrich AUST. Berna Glarus SUIZA Bellinzona ITALIA Cuaderno de viaje Cómo ir: Swiss vuela a Zúrich desde Barcelona, Madrid, Málaga y Palma de Mallorca. Y a Ginebra desde Barcelona y Málaga. A partir del 15 de enero, también Barcelona- Basilea. Barcelona- Zúrich desde 75 euros; MadridZúrich, desde 165 (todo incluido) 901 11 67 12 www. swiss. com Ofertas fin de semana: Desde 51 euros por persona. Incluye hotel, Mobility Ticket (para todos los transportes públicos) y entrada a algunas atracciones. www. baseltourismus. ch Para saber más: www. MiSuiza. com. Tel. 00800 100 200 30 (internacional gratuito) El fundador de la ciudad El gobernador de Gallia, Lucius Munatius Plancus, llegó a Basilea en el 44 a. C. Una estatua le recuerda en el Ayuntamiento miento, puede ser la línea de salida de la ruta por la otra Basilea, la que desprende el aroma de la historia, de los patios silenciosos, de los puestos de frutas de la Plaza del Mercado. En un agradable paseo, con muy pocos coches en las calles, se pueden descubrir las dos últimas residencias de Erasmo de Rotterdam, su casa y, a cien metros, su tumba, en la catedral. O los incontables museos que rodean los edificios de la Universidad. O, por qué no, una de esas clásicas tiendas suizas alicatadas hasta el techo de chocolate que tientan con sólo mirarlas. En esta ciudad fronteriza, tan cerca de Francia que el aeropuerto de Basilea está en territorio francés y la estación de ferrocarril tiene una zona gala (en ambos casos funcionan como una Embajada) sus habitantes se mueven en un babélico trasiego de idiomas. Alemán, mucho inglés, algo de francés, de italiano. Simon Lutz, propietario de un restaurante de moda (Acqua, www. acquabasilea. ch) los habla todos a la vez, para hacerse entender. En Basilea el arte nace en cada esquina, de forma natural, como la nieve en la montaña resume. ABC