Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14- 15 D 7 LOS DOMINGOS DE NUESTROS CORRESPONSALES so mes de junio en la ciudad de Oaxaca (México) Kumaré Txicao nos cuenta que las primeras películas que vio fueron las de Bruce Lee, y que se quedó prendado por el despliegue físico de aquel guerrero del celuloide Yo ruedo con gente de mi tribu, de mi entorno, y los principales problemas que he tenido han sido, además de económicos, de carácter supersticioso. Al principio, la gente no quería dejarse retratar, pues pensaban que la cámara les iba a chupar el espíritu y que sus cuerpos, al estar vacíos como un tronco hueco, iban a caer muertos al suelo. Por lo demás, no puedo quejarme, ya que he encontrado mucha colaboración y el vídeo nos permite denunciar las barbaridades que, en nombre de la civilización se cometen en la Amazonia Roma Buenos Aires Berlín Menú de chocolate Tenía que pasar. A los berlineses les gusta el chocolate y hay una tradición bendecida por la más alta cultura. Total, ha abierto sus puertas un restaurante cuya carta es cien por cien chocolatera POR RAMIRO VILLAPADIERNA Bruselas París Rabat El otro cine denuncia Nicolás Ipamo Parapaina pertenece a la cultura chiquitán de Bolivia, y es codirector de Rebeldía y esperanza un intenso documental que versa sobre la lucha de las mujeres de su tierra por conseguir la igualdad de géneros. Nuestro cine abarca tres aspectos: denuncia, tradición y ficción. Solemos trabajar en equipos formados por gente de diferentes culturas bolivianas. En el apartado técnico, cada uno sabe un poco de todo y, aunque no contamos con actores profesionales, la gente se muestra de lo más natural ante las cámaras. ¿Anécdotas? Las hay de todo tipo... Recuerdo que un día fuimos a rodar a un paraje muy especial y cuando íbamos a comenzar descubrimos que no llevábamos cintas para la cámara. Pero con la experiencia que hemos obtenido con los años, ya no nos pasan esas cosas Otro paladín del Amazonas es Heriberto Gualinga, de Ecuador, que en su documental Soy defensor de la selva narra la lucha de su pueblo, la comunidad kichwa, contra una petrolera argentina a la que han logrado, de momento, parar sus proyectos. El vídeo nos ha dado una gran oportunidad para poder hacer cine desde dentro, para hablar de nuestra cultura y denunciar los abusos. Nuestra visión no es, lógicamente, la misma que la de las productoras estadounidenses cuando realizan trabajos en los territorios indígenas Heriberto, Nicolás y Kumaré no se sienten especialmente atraídos por trabajar algún día con una de esas productoras llamadas grandes. Lo verdaderamente grande- -comenta Kumaré- -es poder contar con mi pueblo en las obras que hago y luchar por conservar puro el espíritu de nuestras selvas. El Amazonas es en sí una auténtica película viviente Nueva York E Jerusalén BERLÍN RAMIRO VILLAPADIERNA México Washington Lisboa Atenas Londres Moscú Pekín Viena Estocolmo s oscuro, caliente y enciende pasiones. Argumentaba Wilde que es mejor ceder a la tentación, no sabiendo nunca si ésta volverá a presentarse. La del primer restaurante de chocolate del mundo sugiere sortear melindres de conciencia y abandonarse a los sentidos. El establecimiento ha abierto hace un mes, bajo el cuidado de los veteranos chocolateros berlineses Fassbender Rausch en Gendarmenmarkt y con un menú creado por el cocinero ecuatoriano Sebastian Villavicencio Heymann. Seguro que ya lo sospechaban: uno puede alimentarse únicamente de chocolate. Pueden comprobarlo con una carta completa que aquí se adelanta, no tanto para deshacerle a nadie la boca, sino para el que no pueda acercarse a Berlín: crostini de tomate sobre pan de cacao, sopa de chorizo y habas de cacao o puré- musse de plátano al chocolate extrafino, esto por ejemplo de entrada; seguido de un tierno lomo de gamo al estilo Ecuador, con pedacitos de chocolate, castañas y col roja; y de postre una lasaña de cacao con boloñesa de piña y azafrán. Parece comprobado que el chocoholismo de la sociedad moderna va en aumento, será la depresión, pero el veterano fabricante Jürgen Rausch ha tenido que triplicar su personal y limitar el crecimiento. Berlín es especialmente cercano al chocolate y al cono sur al través de las fantásticas exploraciones de Alexander von Humboldt a principios del XIX, quien en sus viajes se encargó de anotar en la bitácora: No hay otro caso en que la Naturaleza haya reunido tal abundancia de los más valiosos nutrientes en tan pequeño espacio, como sucede en una pepita de cacao Goethe, que por la misma época se aplicó a comprobarlo desde Berlín y también lo escribía todo, dejó: Quien ha bebido una taza de chocolate puede mantenerse en camino la jornada en- tera. Lo hago siempre desde que el señor von Humboldt me lo recomendó Volviendo al Schokoladen- Restaurant, junto al sagrado chocolate están incluidos los básicos de la secular alimentación inca: quinoa, maíz y patata. Cualquier vino no le va al chocolate, así que es mejor dejarse guiar, como Humboldt, por los locales: el lenguado con mantequilla de cacao, aliñado con fruta de la pasión y con langostino sobre bizcocho de hinojo pide un Mosel Riesling Slate de 2004; y el puré de maíz al curry con chorrito de chocolate amargo y tostones de quinoa, con un blanco Ona Cuvée de 2003. El lomo de cordero relleno de pimiento y chocolate con lentejas al balsámico y confitura de cebolla requiere un merlot Mendoza Finca Sophenia. Del postre, ni hablar: uno consistía en canelones de chocolate rellenos de crema de limón al jerez. Probar más habría sido pecado. Y sí, la lengua se queda marrón. Platos para profesionales del pecado ABC