Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
19 11 06 MOTOR Imponente aspecto del frontal del BMW 550 i, que genera sensación de fortaleza. Las luces de xenón son direccionables para garantizar la mejor visión en curva BMW 550 i Mucha fuerza El BMW 550i es la versión más alta de la gama Serie 5, pero no la más potente, aunque es la fuerza el principal argumento de este coche, con un motor V 8 de cinco litros y 367 CV POR FRANCISCO DEL BRÍO a gama de modelos de la serie 5 de BMW es una de las más completas de la marca bávara, que abarca desde una eficiente y lógica berlina 520 d, con un motor diésel de 2 L litros y 163 CV hasta la opción de, portiva y casi radical del M 5, con una poderosa mecánica de diez cilindros en uve y 507 CV Pero al margen de la desmesura antes citada, la Serie 5 puede y debe consi- derarse una gama muy familiar, con 13 versiones en carrocería berlina y 10 familiares Touring. Ya hemos citado el 520 d, un diésel de cuatro cilindros y equipado de serie con una caja de cambios de seis velocidades. Pero aún quedan tres escalones más en esta mecánica con seis cilindros, el 525 d y 177 CV el 530 d y 218 y 535 d y 272 CV Sabemos que la mayoría de usuarios se decanta por los nuevos diésel, pero su elección no siempre está en criterios objetivos, pues para obtener los rendimientos requeridos, sin pagar un sobreprecio innecesario, las opciones de gasolina y muy especialmente en el caso de BMW, pueden ser muy interesante. Con este combustible en la Serie 5 la opción base es el 523i de 177 CV pero para nuestra prueba hemos escogido el tope de la gama, el 550i de 367 CV que en la unidad de prue, ba montaba una caja de cambio manual de seis velocidades. Este modelo lleva un poderoso propulsor de 8 cilindros en uve, que reemplazó al 545i, que genera un enorme par motor de 490 Nm lo que le permite acelerar desde parado hasta 100 km h 5,5 segundos, con una velocidad máxima limitada de 250 km h. Comprendo que quien toma la decisión de adquirir un coche tan potente quiera sentir en toda su rontundidad la fuerza bruta de su motor y quizá elija el cambio manual de serie. En ese caso el divertimiento está asegurado, aunque sea a costa de dejar con agujetas los sistemas de ayuda electrónica a la conducción, a poco que las condi- En el panel no se aprecian muchos mandos porque hay funciones que aparecen en la pantalla central El BMW 550i es una opción muy interesante, con mecánica de gasolina, para quienes disfrutan de la potencia, con conducción ágil, dinamismo y mucha seguridad