Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
19 11 06 OPINIÓN TIRA Y AFLOJA Por César Oroz PILAR CERNUDA Política El patio l patio político está que arde, el tripartito catalán y las negociaciones con ETA- -que según fuentes oficiales no son negociaciones- -han elevado hasta extremos inauditos la tensión, porque está pasando de todo. Pasa por ejemplo que Batasuna no puede con los nervios. Por lo que cuentan quienes están en la pomada, habían asumido ya que de autodeterminación nada y de Navarra nada, y ponían todas las esperanzas en su legalización, que se les había prometido en noviembre. Está acabando el mes y tampoco llega, porque el robo de las pistolas- -341 exactamente- -ha hecho entrar en razón a un Zapatero dispuesto hasta ahora a ir más lejos que Rubalcaba en el asunto este de la negociación. Pero las declaraciones de los batasunos, más la kale borroka, los cócteles molotov contra sedes socialistas, la sonrisa de los etarras que atentaron contra Eduardo Madina y el etcétera de actuaciones terroristas y filoterroristas le han hecho pisar el freno, aunque no la marcha atrás. La cosa de la legalización se retrasa- -dicen- -hasta enero, febrero a más tardar, aunque el PP tiene todo preparado para, llegado el momento en que la nueva Batasuna presente sus listas con Otegui, Barrena, Rufi Echevarría o Permach dentro, pedir a la Sala del Supremo que en aplicación del artículo 61 se proceda a la ejecución de sentencia, porque la Ley de Partidos Políticos está en vigor. Lo que ocurre es que Zapatero se fuma un puro cuando se le mencionan estos pequeños detalles lo que no ocurre con su ministro de Interior, que se toma bastante más en serio todo lo relacionado con las conversaciones, tratos y no tratos con ETA. Rubalcaba, por ejemplo, hace E caso a lo que le dicen los servicios de información de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad; Zapatero prefiere creer a los que tienen interlocución directa con Ternera. En el caso de las pistolas, Rubalcaba supo a los diez minutos que se trataba de ETA; los interlocutores de Zapatero en cambio le dijeron que no era ETA según decía ETA- -Josu Ternera- -y no apuntaron hacia la banda terrorista hasta el día siguiente. Por eso Za- Rubalcaba no ha querido ir tan lejos como Zapatero en el diálogo con ETA AP patero fue tan escasamente contundente en los primeros momentos, creyó la versión Ternera a pesar de lo que le decía Rubalcaba. Y es que hay un entramado de contactos por ahí que complica aún más las cosas. Por ejemplo, el papel de De Juana Chaos, al que Zapatero defendió públicamente como hombre a favor del proceso Está a lo que está, a lo suyo, pero el presidente- -no sé si el Gobierno- -cree que lo que él diga va a misa con los presos. Y tiene a su nueva pareja- -De Juana lleva veintitantos años en prisión pero ha cambiado de pareja- -negociando con monseñor Uriarte las condiciones del etarra durante la huelga de hambre. Negoció las de la anterior huelga- -cambio de celda a enfermería, traslado a un hospital- -y negocia las de ahora. Y no va a ir a mayores, no se preocupen, no será una víctima como hacen creer los batasunos que aprietan las tuercas. El otro frente, el catalán, parece en cambio más tranquilo después de la desazón inicial que produjo en gran parte de los socialistas la repetición del tripartito. Los que defienden ese tripartito dicen muy convencidos que ERC inicia una etapa de tranquilidad, deja atrás el tremendismo porque sabe que es su última oportunidad de aparecer como un partido de gobierno. Pero hay una cosa curiosa: los socialistas catalanes afirman que es Puigcercós quien tiene las riendas y el que va a marcar la estrategia, mientras que los socialistas de Ferraz dicen que es un Carod más conciliador, más moderado, el que se ha llevado el gato al agua. Demos tiempo al tiempo, a ver quién le crea problemas a Montilla y quién le saca las castañas del fuego.