Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10- 11 D 7 LOS DOMINGOS DE El pabellón español tendrá una superficie útil de 8.000 metros cuadrados distribuidos en tres plantas. Los protagonistas de la arquitetura serán 450 pilares de barro nera en que entraba la luz. Pero es que desde el punto de vista del agua, objeto de la exposición, un bosque es un microclima que funciona como un gran elemento de transición entre las copas y la humedad del subsuelo La imagen había cuajado. Los apoyos del pabellón- -describe el arquitecto- -pueden entenderse también como una chopera y su frondosidad dar lugar a una arquitectura. La gente no entrará al edificio por una puerta, sino que tendrá la sensación de penetrar en un bosque en donde unas cajas acristaladas albergarán los contenidos de la exposición. Por tanto, la sensación será la de quien a través del bosque llega a un lugar mágico, sorprendente, didáctico, y cuando salga de él lo hará con la sensación de haber tenido una experiencia muy intensa y muy atractiva los se logrará una evaporación y de este modo una disminución extraordinaria del mercurio, en 7 u 8 grados, fundamental en Zaragoza y en verano, donde las elevadas temperaturas hacen que los pájaros se caigan de los árboles- -apostilla el ramalazo realista de Mangado- Conseguir ese microclima, que los pilares actúen de transición de flujos de agua y aire, tal y como hacen los árboles del bosque, hacerlo con materiales sencillos, que den sombra, y que además esos símiles de árboles sean los mecanismos que contengan todo lo necesario para que un edificio funcione han articulado un proyecto muy coherente desde el punto de vista técnico y desde el de la preocupación medioambiental, algo esencial dado el tema de la expo. Además, se trataba de lograrlo sin tener que recurrir a la sofisticación a la que se acoge mucha de la arquitectura que se está haciendo actualmente, alejada del medio, cuando la buena arquitectura siempre ha estado relacionada con él. No ha hecho falta apelar a aditivos costosísimos y carísimos. Hemos querido demostrar que sencillamente jugando con elementos tan arquitectónicos como los materiales- -barro, mineral de vidrio, madera y agua- el espacio y su concepción se puede lograr una arquitectura muy comprometida Y además, como añade el artífice del pabellón, optimista y que traslade el sentido festivo de una exposición, que ya no se entiende como escaparate y soporte de comunicación, sino como punto de encuentro de gente y provocación de su espíritu. Porque un bosque no se puede aprehender ni definir, al socaire de los reflejos y los cambios, de las perspectivas múltiples. Dinámico y sugerente, es un espacio que no está escrito de manera literal sino que tu lo vas descubriendo, estableciendo con él el visitante una relación biunívoca, incluso un poquito aterradora. Aunque pensado como circuito y no para quedarse, tendrá zonas de estar como dos restaurantes, uno más cotidiano y otro más ligado a eventos muy específicos, y una zona de talleres E inundándolo todo, el agua. El agua en el origen -con la proyección de un audiovisual sobre una bóveda circular- El agua en España -la realidad en números y mapas- -y El agua en la tierra donde su cantidad- -como afirma el investigador Juan Pérez Mercader, presidente del Centro de Astrobiología y asesor científico del pabellón, siempre ha sido la misma desde el principio un aserto que como aquel que repetía el genio que fue Joan Oró- estamos hechos de la misma materia que las estrellas -nos hace comulgar a muchos con ruedas de molino. Sobre 450 pilares de barro El sistema de postes para una superficie útil de 8.000 metros cuadrados divididos en tres plantas se compondrá de 450 pilares construidos en un material tan modesto como el barro. Humedeciéndo- Un bosque de postes de terracota rezumantes de humedad creará un microclima de hasta 8 grados menos, esencial en el extremo verano aragonés El visitante tendrá la sensación de llegar, a través de una arboleda, a un lugar mágico, sorpredente y didáctico donde también habrá dos restaurantes y una zona de talleres