Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6- 7 D 7 LOS DOMINGOS DE ciudades, engloba más o menos todos los ámbitos de la persona y la sociedad... En este tema no hay nada establecido, cada uno aplica la filosofía slow en función de qué quiere conseguir: para algunas personas es cuestión de reducir el ritmo cotidiano, la velocidad; otros buscan una conexión con el entorno natural, otros están más interesados en tener familias lentas... En concreto, nuestra asociación funciona por áreas dependiendo de la actitud de la gente que toma la iniciativa de reunir a otros en torno a estas ideas El movimiento slow no está aún perfectamente sincronizado entre todas sus asociaciones y áreas de actividad. Quizá la excepción se encuentra en sus ámbitos más renombrados: gastronomía y ciudades. Slow Food organi- El movimiento está ganando cada vez más popularidad. Éste es el momento clave para hacer del mundo un lugar mejor para vivir asegura C. L. Claridge, de Slow Movement La sociedad del bienestar se ha convertido en la del malestar porque nos obliga a necesitar cada vez más tiempo, a ir más deprisa. La corriente slow propone cambiar el ritmo za anualmente encuentros en diferentes países para degustar vinos y alimentos típicos de una región. En cuanto a las llamadas ciudades lentas, funciona una organización, Cittá Slow, que está formada por una red de lugares tranquilos cuyo modelo a seguir es la ciudad italiana de Bra. También existen diversos colectivos que realizan pintorescas acciones en los ámbitos más diversos. Uno de ellos es el Take Back Your Time, que cada 24 de octubre convoca la surrealista jornada de los relojes caídos mal, no hay una manera predeterminada de apuntarse, no existen reglas. La gente puede tomar parte en él del modo que desee. Somos voluntarios y todas las actividades se organizan con el dinero propio. No hay sponsors no se venden productos, no hay intereses comerciales. Lo cierto es que algo tiene su manera de ver la vida que engancha a la gente. De hecho, la marea slow crece y crece sin parar. En el último año el número de visitantes de nuestra web ha aumentado de una forma relevante- -comenta Claridge- Cada vez más gente contacta con nosotros para que le ayudemos. El movimiento está ganando popularidad y aparece a menudo en los medios de comunicación. Por tanto, éste es el momento clave para hacer del mundo un lugar mejor para vivir. Bendita pereza Por lo común, sobre todo en el ámbito laboral, ser lento o tomarse las cosas con calma- -según cómo se mire- -ha resultado una deshonra. Quizá el prototipo de la lentitud sea aquel funcionariado que retrataba Larra y que ha quedado para siempre resumido en el vuelva usted mañana No se trata de que ahora no haya que dar un palo al agua. Ser lento no significa ser ineficaz, pero desde un punto de vista slow cierta pereza no sería contraproducente. Algunos ven positivo, de vez en cuando, practicar el famoso escaqueo Tom Hodgkinson, escritor en la onda slow lo defiende y comparte la actitud del grupo anarquista Decadent Action, cuyos miembros se dedican a faltar al trabajo los lunes, fieles a la tirria por ese día de la semana que ya proclamaron Bob Geldof y sus Boomtown Rats. Otro grupo de poprock, Siniestro Total, también nos avisó de cuál iba a ser el futuro. Y es que, haciendo suya la leyenda de los vagones del Metro que comentábamos al principio, se atrevió a bautizar uno de sus trabajos, en 1992, con ese proverbial título, Ante todo: mucha calma Slow para principiantes Pero, ¿qué actividades desarrolla una asociación como Slow Movement? Las actividades abarcan un amplio campo- -asegura Claridge- desde sesiones informativas a cenas callejeras; pic- nics comunitarios, paseos por el bosque, días de juegos familiares, días de trueque... Hay una enorme variedad de acciones que puede organizar la gente. Para aquellos a quienes les haya sonado la alarma y quieran tomarse las cosas con más tranquilidad, hay distintas direcciones en internet donde orientarse en el mapa slow C. L. Claridge nos cuenta cómo funciona su Slow Movement para principiantes. Al no ser un movimiento for- REUTERS La liebre y la tortuga Entre las diferentes asociaciones que realizan actos slow una de las más curiosas es la llamada Sociedad para la Desaceleración del Tiempo que, según parece, consta de alrededor de mil desaceleradores en toda Europa. Actúan en las ciudades más habitadas y estresadas del Viejo Continente y su misión consiste en cronometrar la velocidad de los transeúntes cuando estos caminan. Si alguno recorre más de cincuenta metros en menos de 37 segundos, salta su peculiar radar. Los desaceleradores no le quitan puntos a uno como los guardias de tráfico, pero el peatón es parado por el grupo y se le invita a pasear con un muñeco que tiene forma de tortuga. ¿Recuerdan la fábula de la liebre y la tortuga? Casi todos los que son tratados con esta curiosa terapia acaban agradeciendo el experimento. Direcciones slow Slow Movement: www. slowmovement. com Ciudades: www. cittaslow. net Comida: www. slowfood. com Medicina: www. pitt. edu Trabajo: www. worktolive. info ABC Eduardo Revaldería