Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30- 31 D 7 LOS DOMINGOS DE ROSA BELMONTE Expediente Ñ Pantoja está hecha una Camba l fin del mundo va a llegar (poner voz de Fernando Arrabal; eso sí, cambiando milenarismo por fin del mundo) Según un estudio, el año 2048 el pescar se va a acabar. Cuando los habitantes del futuro, si hay futuro y hay habitantes, vean las palas de pescado no sabrán qué cosa son y las estudiarán como nosotros (bueno, Arsuaga, el del salacot y los otros) estudian los trastos que encuentran en Atapuerca. Pero lo más preocupante es que el dinero se está desintegrando. El Apocalipsis ha empezado en Alemania. De todas las catástrofes que siempre nos han vendido como el Armaggedon, la de que el dinero se evapore en las propias manos de los alemanes es la más alarmante. Ya dice Samuel Red que el dinero es la materia de la que están hechos los sueños. Y ahora vamos a tener que coger los sueños con guantes. Claro, que mientras no se evaporen las tarjetas de crédito y las transferencias bancarias... El futuro ya no es lo que era probablemente desde la llegada de las jirafas. Como ha escrito Kurt Vonnegut, la evolución es muy creativa, por eso hay jirafas. No sé, me da la impresión de que después de la aparición de estos bichos raros de cuello largo casi no ha pasado nada más. Mira, llega Isabel Pantoja y a un periodista que le preguntaba en castellano con acento catalán (y algo que le pasaba en la boca) le dice que aprenda a hablar y que se vaya a su pueblo. Maribel está hecha una Camba. Una Julio Camba. El escritor gallego escribió en ABC el 6 de agosto de 1917 un artículo de título demasiado largo (bueno, vale, Cataluña y el humorismo o una cuestión de incompatibilidad donde recordaba otro en el que decía que cuando dos catalanes se ponen a ha- E Gina, con su novio Javier Rigau, luce sus joyones en su sitio y pactar con la cadena para evitar males mayores y visitas a los juzgados. Por eso ahora no entiendo cómo con la excusa de unas memorias de Albano hay quien quiere machacarle una vez más y asegurar que él también va a ganar dinero a costa de la muerte de su hija. Eso es mezclar las churras con las merinas y aprovechar el libro para resucitar viejas heridas. Albano habla de su vida y tiene el mismo derecho que cualquier otro mortal a relatar lo que ha sido su existencia. Lógicamente en su historia hay luces y sombras y hay una tragedia que no tiene igual en el ser humano como es la pérdida de un hijo. Albano habla de eso en el capítulo correspondiente, cuenta lo nefastas que fueron las drogas para Ylenia, cómo se destrozó la vida y cómo acabó. Pero insisto en que lo que cuenta son los hechos que marcaron su vida y no las invenciones de quienes aprovecharon ese drama para buscar sus minutos de gloria en una investigación que fue el hazmerreír de la profesión. Noticias alegres son las que llegan, sin embargo, de diseñadores españoles que triunfan y consiguen abrir fronteras. Hay que felicitar a la firma Pronovias que ya AFP tiene sucursal en Londres. Hasta la capital británica se desplazó el modista Manuel Mota (autor de los vestidos de novia de Carmen Martínez Bordiú y Ariadne Artiles o Astrid Gil Casares, quien, por cierto, ya espera su primer hijo tras su boda con Rafael del Pino) y allí presentó sus últimos diseños. Por la otra, el rey de la lencería, Andrés Sardá, sacará al mercado cien piezas únicas de su biquini Gold en cristal de Swarovsky, cuyo precio rondará los seiscientos euros. Sólo para las muy exquisitas, que además tengan cuerpo para llevar esta joya Aunque para joyones, nada como la historia de Gina Lollobrigida y la famosa esmeralda que luce. La muy Gina comentó en la exclusiva en la que anunció su boda con Javier Rigau (el empresario catalán de 45 años que asegura estar loco por sus huesos) que su novio le había regalado semejante anillo. Pero mira por donde, y tras tirar de archivo, se ha descubierto que esa piedras tiene más de cuarenta años puesto que hay imágenes de una jovencísima Lollo con ese anillo que hace pasar como el de pedida. En fin, historias más raras se han visto y si no ahí está su colega Sara Montiel para contarlas blar catalán todos entendemos lo que dicen y nos parece que hablan español, y que sólo al hablar español, como lo hablan con tanto acento, nos dan la impresión de que están hablando catalán. Y que si en Cataluña hay un hecho diferencial es el acento más que el idioma. Pensamientos puestos por escrito por los que recibió insultos de lo más variopinto (la razón de ese segundo artículo) Vemos que las cosas no han cambiado y que un señor que habla castellano con acento catalán a la Pantoja le parece algo inaguantable. Es cierto que es una manera de decirlo menos irónica que la de Camba pero en algo se tiene que diferenciar Maribel de don Julio. Aunque algunas cosas sí cambian. Para Mark Twain el hábito no hacía al monje. Según el autor de Huckleberry Finn las personas que iban desnudas tenían poca o ninguna influencia en la sociedad. Pero Albert Rivera le ha quitado la razón. El candidato a la Generalitat de Ciutadans de Catalunya, como todo el mundo sabe, ha tenido un cartel electoral en el que aparecía desnudo de cuerpo entero y tapándose la entrepierna con las manos. Y, a la vista de los tres escaños conseguidos en el parlamento catalán por el partido revelación, parece que las personas que van desnudas sí tienen alguna influencia en la sociedad. Y tampoco es que el chico sea Brad Pitt, es más listo. El actor va y se molesta (para mí que es la siempre sabia publicidad de la revista) porque el Vanity Fair de diciembre, en su primer número de las artes, lo saca en calzoncillos, en una captura muy azul de un vídeo de Robert Wilson. Hombre, más razones tenía Luis Roldán para quejarse cuando Interviú lo retrató en gayumbos ¿o es gallumbos? Hay hombres y hombres. Y hay calzoncillos y calzoncillos. Los lectores también somos más de quejarnos por tener que ver a Roldan en calzoncillos que a Brad Pitt, aunque lleve calcetines. Unos en calzoncillos, otras en biquini. Mañana lunes es el día previsto para que Kirstey Alley se quede en biquini en el programa de Oprah Winfrey. Se lo prometió el 7 de noviembre del año pasado. Kirstey, que fue la increíble mujer creciente y después la increíble mujer menguante, tiene una cita con la cámara. Ha asegurado que con 55 años nunca va a parecer Giselle (supongo que Bundchen) que nunca fue así, que quizá se acerque a Bridget Jones o a una chica Dove. O algo que sea saludable y feliz, sin cirugía, sin liposucciones, sin medicamentos. Otra (medio) desnuda que puede tener influencia en la sociedad.