Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
5 11 06 VIAJES En la colina Wawel se encuentran el castillo y monumentos que recuerdan el pasado esplendor político y cultural de Cracovia. El rey Ladislao escogió este lugar como residencia permanente, y aquí se hicieron coronar los posteriores soberanos de la nación Cracovia Ciudad de leyenda Antigua capital de Polonia, ciudad de iglesias barrocas, de santos y de fábulas medievales, Cracovia es un lugar para visitar con amor y sin prisas TEXTO Y FOTOS: CARMEN ANIORTE i el viajero siente curiosidad y pregunta sobre el origen de Cracovia, le hablarán de leyendas de dragones o de misteriosas bandadas de cuervos que llegaron del Sur. El viajero comprenderá enseguida que ha llegado a una ciudad de leyenda. Es ésta también una ciudad vinculada al nombre de uno de los más ilustres personajes que vivieron en ella: Juan Pablo II, el recientemente fallecido Papa, que fue obispo de esta localidad en la que S vivió buena parte de su vida después de que a muy temprana edad abandonase su Wadowice natal. No hay rincón en esta ciudad de 757.500 habitantes (segun el último censo de 2003) que no tenga un recuerdo del Santo Padre. Esta es una ciudad sencilla y accesible- -no hay obras que entorpezcan el paso del caminante- en la que cualquier dirección queda a mano. Los tranvías circulan por sus vías principales y, para conocer la ciudad de un vistazo, nada tan agradable como subirse a uno de ellos. La tranquilidad de esta ciudad es un privilegio que no suele darse en otras ciudades, llamémoslas, monumentales. Antigua capital de Polonia, Cracovia- -o Kraków- -es una de las más bellas y antiguas ciudades de Europa. Tiene su muralla medieval, que le da un especial encanto. Y cuenta con un inmenso acervo de valores culturales acumulados a lo largo de siglos; pero, a diferencia de otras ciudades, no se ha estancado en el pasado e irradia una energía excepcional. Hay que recorrer sus bulliciosas calles, en las que en cada esquina hay puestecillos ambulantes en los que venden los deliciosos obwarzanek -una especie de rosquillas saladas rociadas con semillas de amapola- Y hay que ir al barrio judío- -llamado Kazimierz, o sea, Casimiro- donde Steven Spielberg rodó varias secuencias de La lista de Schlinder En este barrio se encuentran las casas en las que nacieron o residieron personalidades tan notables como el propio Oskar Schlinder o Helena Rubinstein. Impresionantes son los edificios que se levantan en la colina de Wawel, o en la plaza del mercado- -Rynek Glówny- Muy cerca