Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
5 11 06 CLAVES DE ACTUALIDAD Cine Bruce Lee sacude su leyenda Gracias a sus películas consiguió popularizar en Occidente las artes marciales. Sus seguidores se contaban por millones cuando murió misteriosamente. Ahora, un spot de televisión resucita su cara más espiritual POR PEDRO TOUCEDA ue durante muchos años el gran héroe en los cines de barrio de todo el mundo. Cuando empezaba a repartir patadas y puñetazos era una máquina imposible de parar, un ventilador humano que con sus mil brazos hacía crujir los huesos y lanzaba por los aires a grupos de pegajosos e incansables truhanes que a cada momento le circundaban. Sin embargo, sus películas destilaban importantes dosis de filosofía oriental que no todos entonces supieron apreciar. En esta ocasión no ha sido una película o un libro lo que le ha rescatado del olvido, sino un anuncio de BMW que, además, muestra su parte más sutil y espiritual. El popular spot, que está en todos los foros de internet y en las conversaciones de sobremesa, recoge un fragmento de la entrevista que realizó en una televisión cana- F diense, en 1971, después de aparecer en uno de los capítulos de la serie Longstreet El protagonista de la serie, un detective ciego, tras ser salvado por Lee de varios rufianes, le pide que le enseñé a pelear como él. Entre las primeras lecciones que le da se halla esa pequeña enseñanza, utilizando el símil del agua, que era cosecha del propio Lee. Estudiante de Filosofía No es un dato muy conocido de su biografía, pero lo cierto es que estudió la carrera de Filosofía en Estados Unidos- -nos comenta Marcos Ocaña, autor del libro Bruce Lee, el hombre tras la leyenda Sólo dejó los estudios en el último año porque se embarcó en la creación de una escuela de artes marciales... Él tenía una biblioteca con más de tres mil libros de Filosofía tanto Occidental como Oriental, y entre sus au- El agua del dragón La entrevista en la que se basa el popular spot de BMW se hizo el 9 de diciembre de 1971 en Hong Kong para el programa de la televisión canadiense El show de Pierre Berton La cita del anuncio se la repetía Bruce Lee a ese periodista recordando un diálogo con el protagonista de la serie de televisión Longstreet que se había emitido recientemente en EE. UU. con un gran éxito. El texto completo de la cita es el siguiente: Si intentas recordar, perderás. Vacía tu mente. No tengas forma, ni filo... como el agua. Pones agua en una taza y se convierte en la taza. Si la pones en una tetera, se convierte en la tetera. El agua puede fluir, o arrastrarse, o gotear, o estrellarse... Sé agua, amigo mío tores favoritos se encontraba Alan Watts, un filósofo que utilizaba muchas ejemplificaciones con el agua. Probablemente, la cita que se ha hecho ahora tan popular fue una creación de Lee para condensar algunas de las enseñanzas de los libros que leía. Según James Bishop, uno de los biógrafos americanos que mejor conoce la obra y milagros de Bruce Lee, la entrevista en la que se basa el anuncio es el único documento en imágenes reales que queda sobre él, al margen de los personajes que interpretó para el cine. El hecho de que el spot haya llamado la atención no me sorprende. En el mismo vemos al hombre real expresando con sinceridad su filosofía de vida. Lee creía que todos los hombres estaban unidos en una hermandad universal y que todos nuestros mezquinos conflictos son el resultado de la inseguridad y la falta de autorrealización. La naturaleza esencial de la filosofía de Lee es el autodesarrollo, un intento de maximizar el propio potencial de cada uno en todas las áreas. Para hacerlo, el creía que el hombre tenía que ser adaptable y completamente honesto consigo mismo para alcanzar la verdad. Otro hecho poco conocido de su biografía es que Bruce Lee fue el argumentista de la popular serie de televisión Kung Fu que debería haber protagonizado. Sin embargo los productores no confiaron en él como Pequeño Saltamontes y en el último momento dieron el papel a David Carradine. Para sacarse la espina, se volcó en el proyecto de Operación Dragón la que es posiblemente su mejor película- -dice Marcos Ocaña- En ella se encuentra la célebre escena en la que realiza una de sus enseñanzas mostrando un dedo a uno de sus alumnos Pero, ¿cómo una persona tan esencial no ponía reparos a protagonizar películas tan violentas como Kárate a muerte en Bangkok o Furia oriental Él utilizó sus películas como un vehículo para conseguir la atención del mundo, pero murió antes de poder articular la conexión que pretendía entre su filosofía y el gran público- -asegura James Bishop- De no haber muerto tan joven- -en 1973 a los 32 años- -hubiera sido un símbolo de la paz al estilo de John Lennon. En extrañas circunstancias Su muerte estuvo, como la de otras estrellas del celuloide, envuelta en mil conjeturas e hipótesis de lo más disparatado. Se oyó entonces, incluso, que le habían matado por las ondas negativas que le transmitió alguien en un extraño apretón de manos. Las le- Bruce Lee en una imagen de la entrevista en El show de Pierre Berton