Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Libros 12 EL ARTE DE LIMPIAR LAS VENTANAS ¿Qué es el estilo? Lo explica William Lyon en un manual en el que vuelca su larga experiencia periodística te explica, de una forma amena y con ejemplos prácticos, lo que les pide a sus alumnos. Que piensen antes de escribir. Toda escritura es una cuestión de organización. Que no pierdan de vista al lector. Hay que llevarle de la mano, paso a paso, para que no pierda interés. Que eviten los tópicos, que elijan las palabras con menos sílabas, que huyan de las frases largas. Que escriban párrafos cortos. ¡Qué alivio encontrar un punto y aparte! n los años sesenta, nadie quería ser editor en The New York Times. Nadie había planeado que su único contacto con la realidad fuera la punta de un lápiz. Esos editores eran unos periodistas especiales, relata Gay Talese en Dos tardes, dos años The Kingdom and the Power: lle- El libro de Lyon no es un magaban a la redacción cuando sus nual de escritura al estilo de compañeros se marchaban para Cómo escribir claro (Editorial leer y corregir sus artículos. Se UOC) de Jordi Pérez Colomé, perdían las obras de teatro de uno de los pocos títulos recoéxito y nadie les invitaba a las mendados en la breve bibliografiestas. Las únicas mujeres con fía de la obra. Ni como el clásilas que se cruzaban esperaban co The Elements of Style o el exen las esquinas de Times Squa- cepcional El estilo del periodista re. Pero estaban mejor valora- (Taurus) de Álex Grijelmo. La dos que muchos reporteros. In- escritura transparente es una cluso ganaban más dinero. guía básica para estudiantes de En aquella época William periodismo, que en dos tardes Lyon trabajaba en Madrid para pueden saltarse dos años de clala agencia United Press Inter- ses. Aquellos periodistas que national (UPI) Tenía unos vein- quieran huir de sus vicios dete años cuando berían leerlo. preguntó a un Pero La escri EL MEJOR compañero extura transparenESTILISTA NO ES perimentado si te es, sobre todo, EL QUE MÁS había algún maun homenaje al ORACIONES nual de instruceditor. A quien en SUBORDINADAS ciones para esThe New York TiMANTIENE EN EL mes imponía su cribir noticias. AIRE ASEGURA criterio frente a Este le señaló las dos máquinas de los redactores teletipos, donde se imprimían que hacían lo imposible por inlas noticias: Leer Así empe- tentar conservar sus frases gezó a parecerse a esos periodis- niales. Muchos optaban por no tas de agencia capaces de es- leer sus informaciones cuando cribir como si solo les faltara salían publicadas. El Times de llenar los espacios con los da- los años sesenta se vacunaba tos del momento contra los jóvenes reporteros con estilo mandándoles al Miedo patológico zoo. Si adornaban las citas los No todos los periodistas saben animales no se quejarían. Porcómo mejorar los textos de sus que el estilo, escribe Lyon, no compañeros: Quieren firmar es algo que se añade a un artínoticias, no corregirlas Tam- culo, como las especias a un guipoco es fácil mantener la cal- so, ni el mejor estilista es el que ma ante los redactores que peor más oraciones subordinadas escriben, que parecen tener un mantiene en el aire La bue miedo casi patológico a que na prosa dijo Orwell es como les señalen sus debilidades. el cristal de una ventana. Por esa desidia tan española no hay en la prensa nacional JAIME G. MORA secciones de edición, sino, acaso, de corrección. Por eso, y porque se escribe mal William LA ESCRITURA Lyon publica La escritura trans- TRANSPARENTE WILLIAM LYON parente. Cómo contar historias, Ensayo el manual que le habría gustaLibros del do tener cuando empezó. Lo K. O. 2014 hace con la experiencia que le 13,90 euros dan sus 74 años, después de haE- book: ber pasado por agencias, perió 4,95 euros dicos, revistas y radios. En La escritura transparen- E A 35 BAJO CERO. Shackleton, jefe de la Expedición Transantártica Imperial, partió en diciembre de 1914 a la conquista del Polo Sur. Un mes después, el Endurance (arriba) encallaba en el hielo del mar de Weddell. A la derecha, The Daily Mirror informa de la expedición SHACKLETON, HÉROE DEL FRACASO Shackleton no pudo ver cumplido su sueño de cruzar la Antártida a bordo del Endurance en 1914, pero consiguió la gesta más difícil: sobrevivir. La prisión blanca recuerda su aventura s fácil ser un héroe cuando se alcanza el triunfo, pero no tanto si la heroicidad se modela en el fracaso. Es el caso de Sir Ernest Shackleton, jefe de la Expedición Transantártica Imperial que en diciembre de 1914 partió a la conquista del Polo Sur a bordo del buque Endurance para encallar un mes después en los hielos. Nadie, y menos los ingleses, asumen los fracasos ya tuvieron bastante con la Carga de la Brigada Ligera en Crimea para héroe del fracaso tenían al capitán Robert Scott y su mítica inmolación de 1912, tras llegar más tarde a la Antártida que Amundsen... E Habrían de pasar cuatro dé- co felizmente recuperado por cadas hasta que el periodista Capitán Swing con prólogo de Alfred Lansing (Chicago, 1921- Ramón Larramendi, pionero 1975) reconstruyera los 522 de la exploración polar espadías en los que Shackleton y ñola. sus veintisiete hombres sobrevivieron al naufragio comien- En el mar de Weddell do carne de foca y de perro El libro vio la luz justo cuanhusky a 35 grados bajo cero. A do Funchs y Hillary culminapartir de entrevistas y diarios ban la primera travesía de la de navegación ahumados Antártida, señala Larramencon grasa, arrugados porque di: Era la misma ruta que en se mojaron y 1914 ya había inluego fueron ALFRED LANSING tentado realizar puestos a se- RECONSTRUYE LA por primera vez car Lansing Shackleton, aunEPOPEYA A dio a la imprenque no lo consiPARTIR DE ta Endurance: el guió. Casi 45 ENTREVISTAS Y increíble viaje de años más tarde, DIARIOS DE Shackleton estos dos exploNAVEGACIÓN (1959) un clásiradores lo ha-