Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Libros 12 PESSOA DETECTIVE omo Pirandello planeó una individualidad apagada y sus novelas para un mortecina a primera vista, la año el gran poeta por- verdadera fuerza de Quarestugués Fernando Pessoa (Lis- ma reside en la fuerza de una boa, 1888- 1935) fascinado por conclusión Ahí sí que es imel género policiaco desde muy batible: con sus sagaces y útijoven, en algún momento tam- les deducciones ayudará a la bién llegó a idear una serie de aclaración de enigmas que se detective stories, one per le plantean a su amigo Manuel month que, por desgracia, no Guedes, jefe de Investigación se publicaron en vida, quedan- Criminal. do todas ellas incompletas. Comenzó a planificarlas entre 1915 Mil y un casos y 1916, aunque el proyecto se Por entre las razonadísimas iría complicando debido a un pesquisas de Quaresma, proceso de escritura muy par- Pessoa desplegó un denso reticular explica Ana Maria Frei- pertorio de teorías y considetas, autora de la estupenda edi- raciones, a modo de pequeños ción ahora aparecida con el tí- tratados psicológicos, patolótulo de Quaresma, descifrador. gicos, criminológicos y de técUn conjunto de relatos, prota- nica detectivesca. Ya fuera en gonizado por un extravagante el caso de un pergamino suse infalible razonador de enig- traído a un importante colecmas que aparece por vez pri- cionista de antigüedades; en mera de forma completa. el robo estrambótico de una Quaresma, por su radical au- carta en el hogar de una famitonomía y originalidad, se pue- lia acomodada; en el misterio de unir de pleno derecho a los que rodea a la desaparición de más famosos heterónimos de un prestigioso cardiólogo lisPessoa: el poeta- filósofo y cam- boeta; en la violenta muerte o pesino Alberto Caeiro, el inge- posible suicidio del cliente de niero nihilista Álvaro de Cam- un hotel; en el fraternal reparpos, el autor del famosísimo Li- to de culpas entre dos acusabro del desasodos, cómplices siego, Bernardo PESSOA SE SIRVE de un crimen, o Soares, y el latien el misterio DE QUARESMA nista monárquiPARA ELABORAR que da inicio a co Ricardo Reis. esta gavilla de UN VADEMÉCUM textos, la novela ¿Quién es este DE LO QUE TIENE más completa y Abílio Fernandes Q u a r e s m a? QUE SER UN BUEN acabada en vida INVESTIGADOR Atrincherado en por Pessoa, El su pequeña habicaso Vargas tación sucia y desordenada de que gira en torno a los planos la Rua dos Fanqueiros de Lis- de un submarino desapareciboa, Quaresma, soltero, soña- dos junto con el hombre que dor alcoholizado y fumador im- los transportaba. penitente, médico sin clínica Pessoa elabora todo un vay descifrador de enigmas in- demécum de lo que tiene que capaz para la vida como suce- ser un buen y frío investigadía con Pessoa se alimenta de dor. Alguien que no se deje incógnitas, problemas de aje- llevar por la pasión o el ofusdrez, rompecabezas geométri- camiento: Ni la más violencos y matemáticos, y crímenes ta emoción me invade el pensin resolver. samiento dice Quaresma Siempre me he sentido como El placer abstracto dos individuos: uno que pen Meditador de la realidad, es- saba y otro que sentía. Casi tratega de las cosas ya hechas puedo ver en mi alma el esQuaresma convive con todas pacio que se abre entre los esas cosas intangibles como dos con una mujer Su verdadero placer tal y como se dice en MERCEDES MONMANY el prefacio que Pessoa compuso es el placer abstracto mental, deductivo, especulati- QUARESMA, DESCIFRADOR vo. En su renuncia a la vida, y FERNANDO PESSOA Narrativa en esa minúscula habitación, Ed. Ana rodeado de recortes, cartas y Maria Freitas unos pocos libros maltrataTrad. R. dos Quaresma se lanza a auVilagrassa ténticas orgías de comprenAcantilado, sión y solución que ningún 2014. 29 obseso de la carne podrá iguaeuros lar. Aunque débil, flaco y de C ¿HACIA EL HOMO CÍBORG La Historia de la Humanidad cabe en De animales a dioses ¿Adónde vamos? se pregunta su autor. Quizá a un mundo en el que recordemos como propias informaciones de un ordenador o que Yuval Noah Harari se plantea en este sugestivo libro, apoyado en un erudito recorrido por la Historia de la Humanidad (desde hace dos millones y medio de años hasta hoy) es si nos estamos saliendo de la evolución. Pero esta pregunta está relacionada con una descripción de las etapas principales de nuestro desarrollo, desde nuestra indiferenciada presencia animal en algunos lugares de África, el comienzo del uso de piedras y maderas como utensilios, el descubrimiento de la producción del fuego, la aparición del habla, la invención de la agricultura y los metales, y la creación de ciudades, hasta la expansión del homo sapiens por todo el planeta y el dominio sobre el resto del mundo animal. Sin olvidar la etapa en la que nos encontramos, la de la alianza entre lo natural y la tecnología, apoyada en el mundo de los computadores: ¿hombres o dioses? Veamos el recorrido. L Una ramita más Cierto, hasta el siglo XIX nos gustó considerarnos como una realidad aparte, incluso a los ateos. Pero no nos ha quedado más remedio que aceptar que somos una de las ramitas del árbol evolutivo, perteneciente al reino animal: la familia de los grandes simios. Hace seis millones de años, los chimpancés y nosotros tuvimos a la misma mamá Cada uno se fue por un lado, diversificándose en especies distintas; nosotros mismos hemos sido especies humanas diversas hasta hace unos 10.000 años. Las últimas con las que convivimos fueron la del neandertal y los denisovanos; con ambos llegamos incluso a poder cruzarnos. Desde hace unos años sabemos que llevamos en nuestro genoma más o menos entre el 1 y el 4 por ciento de ¿EL FUTURO PRÓXIMO? Con la ayuda de la tecnología, el homo sapiens (arriba, en una recreación) va camino de convertirse en cíborg: un ser formado por materia viva y dispositivos electrónicos (a la derecha)