Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Teatro Shakespeare, una presencia constante A los 450 años del nacimiento del genial dramaturgo inglés, sus obras estimulan la imaginación de miles de creadores contemporáneos, como relatan aquí diversos protagonistas de la escena española de hoy ació hace 450 años y aún permanece entre nosotros. El ineludible Harold Bloom asegura que cuanto más lee y pondera uno las obras de Shakespeare, más comprende que la actitud adecuada ante ellas es la del pasmo El fecundo aliento del escritor isabelino impregna la voluntad de creadores de todas las latitudes. El dramaturgo Juan Mayorga explica que la sombra de Shakespeare es inmensa y va mucho más allá de lo teatral, tanto que no nos damos cuenta de que nos influye a través de otros que han sido influidos antes Como este autor y director, otras figuras de la escena española se pronuncian sobre el universo del bardo de Stratford y sus títulos más próximos y significativos, produciéndose cierto consenso en citar El rey Lear, Hamlet y La tempestad. Por el viejo monarca despojado se inclina el N actor y director José María Pou: Lear es una pieza cumbre en la que está todo Shakespeare y toda la sabiduría y la historia de la humanidad entera Shakespeariano confeso, dice tener sus obras en la mesilla de noche. Lo leo continuamente y para preparar cualquier personaje lo hojeo en busca de alguna pista. Es un inmenso baúl donde cabe todo lo humano Atrapar la atención Mayorga considera que El rey Lear es extraordinaria y de extrema complejidad. La escena del acantilado de Dover es la mejor y más emocionante que se ha escrito nunca y subraya que Shakespeare creó un puñado de personajes enormes con los que se han medido los mejores actores del mundo. Su escritura, que engloba magistralmente acción, poesía y pensamiento, es un prodigio de teatralidad, siempre sabe cómo atrapar la atención Lluís Pasqual, director del Teatro Lliure, concreta que ahora su obra favorita es El rey Lear, pero en otras etapas de mi vida lo han sido Hamlet o La tempestad En cuanto al influjo constante del bardo es contundente: Ha influido en todos los habitantes de, como mínimo, Europa y América. Y no me refiero solo a los amantes del teatro, sino a los habitantes, en genérico. No puedes pasar por él indemne. He montado Hamlet, La tempestad, Como gustéis, Julio César... Como dice Peter Brook, uno vuelve a Shakespeare para saber de qué material está hecho. Otros autores, también maravillosos, como Lorca, nos hablan de cómo nos comportamos. Shakespeare nos remite a nuestra materia Ernesto Caballero, autor, director y responsable del Centro Dramático Nacional, elige Hamlet porque es inmensa y plantea una cuestión de responsabilidad, el eterno interrogante de qué hacer También destaca La tempestad como la gran parábola del perdón y la renuncia. Próspero viene a ser un gran director de escena, como también lo es Hamlet. Así, Shakespeare comparte con Calderón la gran metáfora barroca de que el mundo es un escenario Vértigo vital El director, autor y actor Miguel del Arco comenta que la elección de una obra shakespereana depende del momento por el que atraviese tu vida. Ahora, en línea melancólica pero vital, me siento Hamlet por el vértigo de la acción, el vértigo vital de estar continuamente expuesto. Shakespeare te achica, te fragmenta, pero al mismo tiempo te hace sentir fuerte, te atrapa, te pregunta, te explica lo humano y por eso lo haces tuyo Hamletiano convencido es el actor y autor Juan Diego Botto. Desde los 15 años he estado obsesionado con esa obra Más allá de los siglos: nuestro contemporáneo Miguel del Arco DIRECTOR DE ESCENA Juan Diego Botto ACTOR Ernesto Caballero DRAMATURGO Andrés Lima DIRECTOR DE ESCENA Juan Mayorga DRAMATURGO Acaba de llevar a las tablas Misántropo Actual responsable de la Sala Mirador de Madrid Dirige el Centro Dramático Nacional La próxima semana estrena Los Mácbez Tiene ahora en cartel La lengua en pedazos Shakespeare te achica, te fragmenta, pero a la vez te hace sentir fuerte, te pregunta señala Confiesa su obsesión por Hamlet que le parece una obra infinita, siempre contemporánea Apunta que el bardo comparte con Calderón la metáfora barroca del mundo como escenario Se decanta por Macbeth y Ricardo III que encierran dos parábolas muy humanas Shakespeare, un prodigio de teatralidad, engloba acción, poesía y pensamiento recalca