Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Libros 12 VERSOS COMO GOLPES ace apenas dos años, tico y lo filosófico o lo Pedro A. Cruz (Murcia, antifilosófico. Pero no se tra 1972) se daba a cono- ta de una escritura discursiva cer como poeta con No com- ni articulada, sino más bien parto las razones de la luz fragmentaria y discontinua, (2011) donde proclama que la lo que ya de por sí lleva implíluz siempre llega tarde o a des- cita una (re) visión del mundo. tiempo, nunca cuando de verSe trata, en fin, de una esdad se la necesita. El libro gira, critura escueta y sin artificio, por lo demás, en torno a la vi- concentrada, concisa, densa, vencia del dolor, considerado fría, precisa y, sobre todo, breno como algo propio del cuer- ve, muy próxima al aforismo po o de la carne, sino más bien moderno (de hecho, algunos de la conciencia o del yo, y, por poemas constan de un solo lo tanto, no como algo ocasio- verso) no un aforismo impernal y accidental, sino más bien sonal e intemporal, sino enunpermanente y estructural. ciado por un sujeto muy consAsimismo es autor de varios ciente de su singularidad: Mi ensayos, como La vigilia del cobardía es un terreno fértil cuerpo. Arte y experiencia cor- para la civilización. Dejé que poral en la contemporaneidad el miedo creara una cultura. (2004) La muerte (in) visible. Y ahora no sé cómo ponerle Verdad, ficción y posficción en fin. Cómo dejar de ser un lula imagen contemporánea gar confortable para los otros (2005) Obscenas. La redefinición política de la imagen (2008) Nada nos salva y Pasión y objeto político. Una El título procede de uno de los teoría de la pasividad (2013) poemas, el XLVI, donde puede que nos hablan de algunos de leerse: El cuerpo solo tiene un sus principales intereses y ob- día: el último A lo largo del sesiones como estudioso y pro- libro, el yo lírico tratará de asufesor de Historia del Arte. mir las consecuencias desgaSu nuevo poemario, Cuer- rradoras que lleva consigo la po de un solo día, existencia huconecta claramana: No hay ESCRITURA mente con el anparaíso antes de ESCUETA Y SIN terior, si bien ARTIFICIO, DENSA, la expulsión. La cabe decir que pérdida crea la FRÍA, PRECISA Y su escritura se realidad. De MUY PRÓXIMA ha hecho más repente tengo un AL AFORISMO contundente y pasado que nunMODERNO acerada. Los ca viví. Y es poemas van preperfecto. Intercedidos de un esclarecedor preto entonces que el lamenprólogo de Luis Alberto de to es un origen. Único prinCuenca, donde, entre otras co- cipio creador que reconozco sas, señala que los motivos Por otra parte, constata que que nutren la poesía de Cruz nada nos salva y nada se libra configuran una suerte de si- de esa terrible sensación de pértuacionismo de la sangre, del dida: Los amo como si ya los cuerpo, que se manifiesta hubiera perdido para siempre. como lo lacerado, lo arranca- La vida de los que importan do de su destino por la cultu- se escapa mientras los abrazas. ra y la cobardía de lo racional Solo ellos mueren cada día. El amor es un sentimiento de El interior de la casa duelo He aquí, pues, un libro Frente a ese horizonte aña- lúcido e implacable como pode Luis Alberto de Cuenca no cos; con versos que nos golpean hay más utopía que la soledad, por fuera y nos remueven por la lejanía, la retirada al interior dentro, hermosos y duros como de la casa, que se manifiesta el filo de un diamante. siempre en forma de un yo anacrónico, por el que el autor maLUIS GARCÍA JAMBRINA nifiesta sentir una cierta nostalgia de su ruina El poeta, pues, busca un absoluto al que CUERPO solo lo aproxima el deterioro... DE UN SOLO DÍA PEDRO A. Estamos ante un libro verCRUZ daderamente radical que nos Huerga ofrece un replanteamiento de Fierro, 2013 cuestiones tan básicas como 12 euros las de realidad, identidad, po, libertad, cultura, lenguaje... En este sentido, cabe decir que se mueve entre lo poé- H LA BOÉTIE, 21, NIDO DE ARTISTAS La periodista Anne Sinclair (ex mujer de Strauss- Kahn) recupera la figura y la memoria de su abuelo, el marchante Paul Rosenberg, por cuya galería pasaron los grandes del arte del siglo XX os pintores que se anticipan a su época no existen. Es el público el que en ocasiones va a la zaga de la evolución de la pintura dijo uno de los coleccionistas y marchantes más célebres del mundo, Paul Rosenberg (París, 1881- Neuillysur- Seine, 1959) Alguien que, en la época dorada de las vanguardias, se dedicó a educar los gustos y lidiar más de una vez con la incomprensión de sus contemporáneos. Precisamente uno de los textos que guardó siempre como antídoto para no cejar en su empeño era una feroz diatriba de finales del siglo XIX contra una escandalosa exposición hecha por los impresionistas: L ¡Intenten conseguir que el Sr. Pissarro comprenda que los árboles no son violeta! bramaba indignado un crítico de arte de la época. Confidente y amigo Periodista de éxito en Francia durante décadas y ex mujer de Dominique StraussKahn, director gerente del Fondo Monetario Internacional entre 2007 y 2011, Anne Sinclair procede de un tronco familiar de enorme importancia artística. Su abuelo, Paul Rosenberg, fue junto a nombres legendarios como Vollard y Kahnweiler en Estados Unidos un mítico galerista y marchante del arte de vanguardia de entreguerras y, muy en especial, de lo que los nazis denominaron arte degenerado Picasso, Braque, Matisse, Léger, entre otros muchos. Aunque más que nada, para la Historia, Rosenberg sería recordado lo narra Sinclair en este apasionante volumen de memorias dedicado a su abuelo y al turbulento periodo de la Segunda Guerra Mundial como el confidente, inseparable compañero y agente durante cuarenta años de Pablo Picasso. Heredaba el ojo infalible de su progenitor, que, marchante como él, en su día apostó por unos desconocidos llamados Van Gogh y Cézanne. De una familia de judíos franceses dividida entre los que se quedaron en Francia durante la Ocupación su propio padre se unió a la Resis-