Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Libros 16 VIÑETAS Elíseos del celuloide, gozando del estatus privilegiado de intocables (aún más, si cabe, que los de Eliot Ness) Resulta complicado negar la valía de los realizadores incluidos en el tomo coordinado por Genovés, ni siquiera dudarla un solo instante. Con todo, cualquier síntoma de vacilación desaparecería con la lectura de los atinadísimos ensayos individuales que componen el libro, informativos y formativos al cincuenta por ciento, pues no se limitan a la ficha biofilmográfica, sino que trazan con escritura experta la trayectoria personal de cada director, sus relaciones con la industria y con sus compañeros de batuta fílmica, los rasgos de su estilo y de su forma de entender la narración en fotogramas. Cimientos Por un edificio cualquiera deambula un conejo blanco que conoce los secretos de todos los inquilinos. Debajo vive La Gran Oscuridad Gabriella Giandelli combina cotidianidad y poesía. INTERIORAE. GABRIELLA GIANDELLI. SINS ENTIDO. 22 EUROS Matar a un ruiseñor de Robert Mulligan Cine y glamour Grabados Mi libro de horas no es un cómic propiamente dicho, pero como el resto de novelas en imágenes de Frans Masereel esta historia narrada a través de grabados mudos es un antepasado de la novela gráfica. MI LIBRO DE HORAS. FRANS MASEREEL. NÓRDICA. 18 EUROS LOS (OTROS) DIEZ DE HOLLYWOOD La meca del cine, donde mañana se celebran los Oscar, es el escenario de Hollywood revelado Sus protagonistas, diez grandes directores que no han alcanzado la categoría de genios Amoral Jim Woodring es uno de los autores más versátiles de la actualidad, tocando desde la animación a la música. Y el amoral animalillo Frank es su personaje clave, todo un hito. FRANK 3: LA CUERDA DEL LAÚD. JIM WOODRING. FULGENCIO PIMENTEL. 32 EUROS ernando Rodríguez Genovés es doctor en Filosofía y acaba de publicar en Evohé una excelente biografía del emperador Marco Aurelio, pero su pasión es el cine y se le ha ocurrido la idea de coordinar (y escribir parcialmente) una serie de volúmenes sobre los directores preteridos de Hollywood o, si lo preferís, sobre los grandes directores de Hollywood que, siéndolo, no suelen aparecer en las listas habituales de grandes cineastas de la Historia. F Primera plana Ha visto ya la luz el primero de esos volúmenes, subtitulado Diez directores brillando en la penumbra, y están anunciados en la solapa posterior del libro otros dos, Diez directores de primera plana (con Victor Fleming, Mervyn LeRoy, George Stevens, Don Siegel y Sam Fuller entre ellos) y Diez directores buscando su destino (entre TEXTOS: MANUEL MUÑIZ los que se cuentan Maurice Tourneur, Gregory LaCava, Richard Thorpe, John Sturges y Richard Quine) Los diez directores que componen el elenco de este primer volumen de Hollywood revelado son los siguientes: John Cromwell y W. S. Van Dyke (a cargo de Hilario J. Rodríguez, colaborador habitual de estas mismas páginas) Clarence Brown y Frank Borzage (por Genovés) Rouben Mamoulian y Gordon Douglas (glosados por Josep Carles Laínez) Mitchell Leisen y Robert Wise (estudiados por Carlos Tejeda) y Robert Mulligan y Arthur Penn (a cargo de Enrique S. Tenreiro) Como podemos comprobar, se trata de directores de enorme talento, pero sin la medalla de genios definitivos que los historiadores del cine al uso han colgado del cuello de gente como Ford, Griffith, Murnau, Lang, Hitchcock, Welles, Wilder, Hawks y otros maestros que habitan ya en los Campos TRÍO DE ASES Arthur Penn (sobre estas líneas) Robert Wise (abajo) y Robert Mulligan, director de Matar a un ruiseñor son tres de los cineastas estudiados en este volumen De John Cromwell, ¿quién no recuerda su Prisionero de Zenda de 1937? ¿Hay alguien que haya sido capaz de olvidar El enemigo público número 1 (1934) de W. S. Van Dyke? ¿Qué me dicen de Ana Karenina (1935) de Clarence Brown? ¿Y de Adiós a las armas, de Frank Borzage? El filme Dr. Jekyll and Mr. Hyde (1931) de Rouben Mamoulian, marcó un antes y un después en el cine fantástico de la época, y el dandi Mitchell Leisen inundó la pantalla de glamour en películas como Si no amaneciera (1941) De Gordon Douglas me gusta recordar aquí Them! (1954) que se tituló en nuestros pagos La humanidad en peligro, una auténtica joya del cine de ciencia ficción. De Robert Wise, y de los comienzos de su carrera, permítanme que elija El ladrón de cuerpos (1945) con Lugosi y Karloff, y de Robert Mulligan, su joya de la corona, Matar a un ruiseñor (1962) Arthur Penn cierra la pitagórica decena, y entre su deslumbrante filmografía debo citar La jauría humana (1966) y la espectacular Bonnie and Clyde (1967) Con este apresurado menú de preferencias creo haber dejado muy clara la importancia de los diez directores analizados en la primera entrega de Hollywood revelado, un gran libro de cine. LUIS ALBERTO DE CUENCA HOLLYWOOD REVELADO (VOL. I) FERNANDO R. GENOVÉS (COORD. Ártica, 2013 24 euros