Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
SÁBADO, 31 DE DICIEMBRE DE 2011 abc. es ABC cultural 19 desenlace final del conflicto. Los ataques al dique seco de Saint- Nazaire en marzo de 1942, la incursión contra la base submarina de Burdeos en noviembre de 1942 o el bombardeo de precisión sobre las presas del Ruhr en mayo de 1943 generaron escasos daños, pero sirvieron para demostrar a Stalin el compromiso de lucha de Gran Bretaña y mostrar la vulnerabilidad del imperio nazi. La fuerte descompensación entre las acciones encubiertas de los aliados y las del Eje ¿por qué no aludir a la liberación de Mussolini del Gran Sasso en septiembre de 1943 o el raid submarino del U- 47 en Scapa Flow en octubre de 1939? se trata de mitigar con el relato de la operación anfibia de la Décima MAS italiana (unidad de sabotaje submarino cuyo jefe, el príncipe negro Junio Valerio Borghese, acabó impulsando en 1970 un golpe frustrado contra la República Italiana) en la superprotegida rada de Alejandría, que se tradujo en un fugaz cambio en el equilibrio naval en el Mediterráneo oriental que Mussolini no supo aprovechar. La segunda parte del libro se dedica a los atentados personales, como el asesinato frustrado de Rommel por las Ratas del Desierto británicas en Beda Littoria (Cirenaica) en noviembre de 1942; el asesinato del Reichsprotektor de Bohemia y Moravia, Reinhard Heydrich, en Praga en mayo de 1942 (capítulo en el que se destaca las disensiones entre el gobierno checo en el exilio y la resistencia interior, temerosa de las represalias que luego se cernieron sobre la población civil, al precio de más de 1.600 ejecuciones) el derribo del avión del almirante Yamamoto en abril de 1943 (con una inesperada controversia entre los pilotos norteamericanos que duró casi medio siglo) y el intento de asesinato a Stalin en septiembre de 1944 (justo tras el atentado fallido contra Hitler en Rastenburg en junio) a manos de un agente ruso que, para acentuar la nota surrealista, pasó en la posguerra a ser un agente del NKVD y acabó por ser ejecutado en 1952. ROMMEL Las Ratas del Desierto británicas intentaron asesinar al mariscal de campo alemán en noviembre de 1942 Nota surrealista STALIN En septiembre de 1944, un agente ruso trató de acabar con la vida del máximo dirigente de la URSS No menos increíble fue el secuestro del general Heinrich Kreipe en Creta en abril de 1944, efectuado por un comando británico con la inestimable ayuda de la guerrilla local, y en cuyo transcurso el oficial alemán colaboró activamente con sus captores, librándose de ser ejecutado por crímenes de guerra, como lo fueron sus sucesores en el mando de la isla. La tercera parte del volumen de Jesús Hernández relata operaciones de espionaje: el agente alemán que actuó como garganta profunda de la inteligencia checoslovaca, avisando a los aliados de la fecha de las sucesivas ofensivas alemanas en el oeste, hasta su detención en octubre de 1941; la construcción de una fábrica de gasolina sintética en Suecia que sirvió de cobertura a un empresario norteamericano para efectuar labores de espionaje industrial por todo el Reich; o el sabotaje y la destrucción de las instalaciones de fabricación de agua pesada en Noruega en febrero de 1943. Operaciones secretas de la Segunda Guerra Mundial finaliza con el relato increíble parece sacado del filme de Tarantino Malditos bastardos de las andanzas vindicativas de una brigada judía que operó entre Italia y el sur de Austria y que quiso aplicar su particular Ley del Talión perpetrando varios centenares de ejecuciones extrajudiciales de nazis y envenenando la comida de los 15.000 soldados de las SS encerrados en un campo de prisioneros en Núremberg; para ello, contó con apoyo de la milicia sionista Hagannah y del futuro presidente israelí Jaim Weizmann. Con este apocalíptico pero frustrado ajuste de cuentas finaliza el libro, correctamente documentado e ilustrado, y elaborado con un buen pulso narrativo, donde la puesta en intriga a base de flashbacks resulta fundamental. Una amena lectura sobre aquellas personas comunes que, como dice el autor, resultaron relevantes en un momento determinado. Pero en un conflicto de la envergadura de la Segunda Guerra Mundial, fueron las grandes fuerzas económicas, militares, tecnológicas y diplomáticas las que, a la postre, decidieron la guerra. E. GONZÁLEZ CALLEJA Ley del Talión YAMAMOTO El comandante de la Flota Combinada de la Armada Japonesa murió al ser derribado su avión en una emboscada en 1943 atlántica, o la meritoria cap- los ataques efectuados sobre tura de piezas clave de la V- 2 Londres o los puertos del Capor la resistencia polaca. nal de la Mancha. Sin embargo, los bombarOtras historias describen el deos masivos sabotaje a infracontra las insestructuras en VOLUMEN talaciones que ELABORADO CON los escenarios acogían los mide la guerra en BUEN PULSO siles balísticos el Atlántico y el NARRATIVO Y nazis no impiMediterráneo, UNA PUESTA EN vitales para la dieron su virINTRIGA A BASE suerte de Gran tual invulnerabilidad durante DE FLASHBACKS B r e t a ñ a y e l