Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
El éxito silencioso Nick Lowe emprende una gira en España para presentar su último registro, The old magic donde recupera la magia y el espíritu de los tiempos que fueron Por Pablo Carrero culto no demasiado popular pero sí muy apreciado por sus seguidores: Es reconfortante saber que para alguien tu música es algo importante, y eso es exactamente lo que noto cada vez que actuamos en directo. Pasé un tiempo algo desorientado, sin saber muy bien qué hacer con mi música... ya sabes, dejas de ser un joven impetuoso y empiezas a pensar en el lugar que te corresponde como músico. Felizmente, hace tiermpo que dejé de darle vueltas a ese tipo de cosas. Me siento seguro con lo que hago y me encanta comprobar que a la gente le gustan mis discos Efectivamente, su maravillosa nueva entrega, The old magic, es como viene siendo habitual en los últimos tiempos un disco apacible y delicado, toda una lección de clase y buen gusto, de madurez y sabiduría: No puedo juzgarme a mí mismo, pero es cierto que estamos recibiendo críticas muy positivas. Nunca me he sentido completamente satisfecho cuando he acabado un disco. Al cabo de algún tiempo, siempre encuentras cosas que cambiarías, pero en esta ocasión me gusta mucho lo que hemos hecho Después de más de cuatro décadas de actividad y con un cancionero en el que se encuentran algunas de las más valiosas joyas del pop británico, Nick Lowe sigue llevándose bien con su material más clásico, el que escribió y grabó en los tiempos de la nueva ola: Creo que hay canciones buenas, y me resulta enormemente placentero recurrir a ellas en mis conciertos. Es como volver a quedar con tus viejos amigos. Eran buenas canciones hace treinta años, y creo que siguen siéndolo ahora. Eso sí, hay algunas que ya no podría tocar. Son canciones demasiado juveniles, con las que me encontraría un poco ridículo, aunque me refiero más a las letras que a la música Entre las canciones de The old magic, Lowe ha recuperado un viejo tema de su compinche Elvis Costello, la preciosa The Poisoned rose: Tenía un sonido un poco diferente al que a mí me habría gustado, pero es fantástica, así que la incorporé a mi repertorio. Se la enseñé a mi banda y la verdad es que funcionó desde el primer momento NICK LOWE Sala El loco. Valencia (día 15 de SÁBADO, 10 DE DICIEMBRE DE 2011 abc. es ABC cultural 31 DISCOS FUX PARTITE A 3 Ars Antiqua Aus- tria. Violín y director: Gunar Letzbor. Challenge Records (Diverdi) Quizá por las dimensiones colosales de su gigantesco legado, quizá también porque ha pesado sobre él la condición de teórico del contrapunto, hasta fechas relativamente recientes la obra del estirio Johann Joseph Fux (1660- 1741) apenas había despertado el interés de la industria discográfica. Las grabaciones debidas a Harnoncourt, Duftschmid, Dombrecht, Von der Goltz y Haselböck han venido a confirmar el enorme atractivo de una música que, como en estas ocho partituras defendidas de mano maestra por Gunar Letzbor y su grupo, hermana el respeto por la tradición polifónica, el contagio de los gustos francés e italiano e incluso las turquerías (Partita K 331) y otros afanes descriptivos hijos de su tiempo. J. M. VIANA SCHUBERT SONATAS D. 840,850, 894. IMPROMPTUS D. 899. KLAVIERSTÜCKE D. 946 P Lewis. 2 CD. Harmonia Mundi Quedar con viejos amigos U na de las mayores alegrías que se ha llevado Nick Lowe a lo largo de su dilatada y brillante aunque algo subterránea carrera fue la decisión de Johnny Cash de incluir su canción The beast in me en uno de sus álbumes: Probablemente es de lo que más orgulloso me siento Y no, la satisfacción de Lowe no tiene demasiado que ver con los correspondientes royalties que la canción incluida luego en la banda sonora de Los Soprano y de la película Resacón en Las Vegas II le ha podido proporcionar. Nick Lowe ha estado muy cerca en dos o tres ocasiones de saborear las mieles del éxito (la formidable Cruel to be kind se coló en el Top 40 de las listas americanas y I love the sound of breaking glass hizo lo propio entre las diez más populares en las listas del Reino Unido) pero él mismo reconoce haber ido casi siempre a contracorriente: En algunos momentos, cuando era joven, pensé que algo grande podría pasar con mis canciones y me sentí algo decepcionado cuando eso no sucedió. Ahora doy gracias por que no pasara. Creo que ha sido una bendición y, de hecho, es lo que me ha permitido mantener mi carrera hasta ahora. Mi gran éxito es poder seguir sacando discos a mis sesenta y dos años... ¿Quién quiere ser Madonna? Con todos mis respetos, yo no En los útimos tiempos, además, se siente complacido con su condición de músico de Nick Lowe (a la izquierda) incluye en The old magic (arriba) una canción de Elvis Costello, de quien produjo sus seis primeros discos Paul Lewis realiza con este disco su incursión más sustancial en la música de Schubert. Sustancial no solo por el peso específico del programa reunido, sino también porque el pianista inglés parece haberse liberado de la sombra de Brendel, quien había sido su principal referencia en este repertorio. También juega a su favor la experiencia acumulada en su integral de las sonatas de Beethoven, perceptible en la capacidad de articulación y dramatización de las a menudo ambiguas arquitecturas schubertianas. Magníficas las Sonatas D. 840 y 894, pero no menos interesantes los logros conseguidos en Impromptus y Klavierstücke, donde la atención del intérprete se orienta más hacia el detalle sonoro, con resultados igual de notables. S. RUSSOMANNO FALLA NOCHES EN LOS JARDINES DE ESPAÑA J. Achúcarro, piano. Filarmónica de Berlín. Dir. S. Rattle. DVD. EuroArts (Ferysa) diciembre) Sala Heineken. Madrid (día 16) Santana 27. Bilbao (día 17) De septiembre de 2010 son las Noches en los jardines de España grabadas en Berlín; de octubre de ese mismo año el recital en el Teatro Real en el que a Falla le rodean contemporáneos. Los dos eventos se recogen en un DVD que protagoniza Joaquín Achúcarro, brillante en la interpretación, dominador, capaz de refinados detalles, de concisión, de sabia energía y recto entendimiento. Las obras seleccionadas son piedra angular de su repertorio de manera que la grabación tiene el carácter de lo representativo. La compañía de Rattle y la Filarmónica de Berlín añade calidad gracias a un acompañamiento de minuciosidad y refinamiento poco habituales. Ya es pena que la grabación berlinesa se ofrezca con un sonido tan opaco. A. G. LAPUENTE