Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Libros 10 HONOR A LOS PARTISANOS LAURENT BINET Premio Goncourt de Primera Novela 2010 Traducción de Adolfo García Ortega Seix Barral. Barcelona, 2011 391 páginas, 20 euros AMARCORD LITERARIO HOSTAL PARISIÉN ara un turista que llega a Praga interesado en los hechos más relevantes y heroicamente legendarios sucedidos durante la Segunda Guerra Mundial, obligada es la visita a la iglesia ortodoxa de San Carlos Borromeo, hoy rebautizada como iglesia de San Cirilo y San Metodio, en la calle Resslova, en pleno corazón de la ciudad. Ahí se refugiaron, en junio de 1942, después del atentado contra Reinhard Heydrich, todopoderoso jefe de la Gestapo y mando supremo del Protectorado de Bohemia- Moravia, los dos miembros de la Resistencia, un checo y un eslovaco, Jozef Gabcik y Jan Kubis, que habían aterrizado en paracaídas, procedentes de Londres, en una operación denominada Antropoide ideada por el gobierno en el exilio, y cuya misión era asesinarlo. Heydrich fue el gran planificador del Holocausto, junto con Eichmann. Se lo conocía por múltiples y aterradores sobrenombres: el verdugo el carnicero la bestia rubia el hombre de corazón de hierro Era especialmente querido por Hitler, que lo consideraba un posible sucesor. Brazo derecho del temible jefe de las SS, Heinrich Himmler, también era conocido con el extraño apelativo de HHhH, iniciales de Himmlers Hirn heisst Heydrich el cerebro de Himmler se llama Heydrich La rabia vengativa de Hitler tras el atentado de su preferido en el escalafón no tendrá límites: quiere dar un escarmiento ejemplar por desafiar al Reich y decide que todo un pueblo, Lidice, famoso por ser uno de los más activos contra la ocupación nazi y de donde surgiría un gran número de partisanos, sea totalmente arrasado y borrado del mapa, con sus cerca de quinientos habitantes. Se profana el cementerio, se incendian los edi- P ficios y se vierte sal en la tierra para que nada crezca en ella. Tras hacerse pública la descomunal recompensa, los huidos son delatados por uno de los suyos, el paracaidista checo de la Resistencia Karel Kurda. Tras un feroz intercambio de disparos y un asedio a la iglesia de proporciones desorbitadas duró ocho horas y en él participaron ochocientos soldados de la Wehrmacht y las SS los últimos cuatro supervivientes del grupo de siete inicial que allí se había refugiado, decidieron morir por su propia mano, antes de caer en las del enemigo. Los hechos provocarían en su momento, y a nivel mundial, un cambio radical a la hora de comprender la verdadera naturaleza del régimen nazi, así como la brutal dimensión que podían alcanzar sus crímenes, poco antes de ponerse en marcha, con toda su monstruosa y perfeccionada operatividad, la Solución Final Toda esta sucesión de hechos históricos, de un enorme simbolismo se trató de uno de los mayores actos de resistencia durante la Segunda Guerra Mundial, junto al levantamiento de Varsovia al final de la contienda es la base sobre la que se sustenta HHhH, el estupendo y poliédrico primer libro del escritor francés Laurent Binet (París, 1972) La obra oscila, de forma fascinante, entre la realidad y la ficción. Su estilo no es nada acartonado ni impostado, sino muy ligero y natural, casi de confesión oral o de laboratorio privado de escritor que revela, paso a paso, sus investigaciones y reflexiones a un grupo de interesados y admiradores, como él, de ciertos hechos heroicos. MERCEDES MONMANY ANTONIO FONTANA El Aleph Editores Barcelona, 2011 191 páginas, 19,50 euros Acto de resistencia ntonioMachado y su exilio de España son evocados de pasada en esta novela de Antonio Fontana. Como se sabe, encontraron en el bolsillo de su chaqueta un esbozo de poema que hablaba del azul de los veranos de la infancia. También Fontana se refiere repetidamente a la luz, y en concreto a la luz de Málaga, ciudad de la infancia evocada aquí, nutrida de recuerdos fantaseados. La infancia es palanca de una trama que podría calificarse de autobiográfica, ya que el narrador se llama Antonio Fontana Gallego, pero que no debe confundirse con una autobiografía, puesto que el personaje narrador renuncia casi por entero a ser el protagonista o centro de la historia. Tampoco es autobiografía propiamente porque el autor advierte al final que ha introducido entre los reales algunos elementos figurados, ficcionales. Pocas páginas sobre el comienzo de un noviazgo he leído tan sensiblemente eficaces en los matices como las que dedica Fontana a ese principio originario de su propia vida. La primera originalidad de Hostal Parisién radica en esta opción de situar la perspectiva en el narrador según ha visto o le han contado, pero quedando sin embargo a un lado para servir la historia de las dos ramas familiares. La paterna, los abuelos genoveses recién instalados en Málaga, permite muy sabrosas páginas en torno al hostal que regenta la familia, en las que se recorre lo que fue el barrio malagueño del Perchel, reducido ya a unas calles donde Antonio Fontana, en la estirpe memorialista del Antonio Soler de El camino de los ingleses, ambienta su trama. En cambio, la historia de la rama materna sirve para recorrer de pasada las consecuencias de la Guerra Civil en una familia de la burguesía madrileña del barrio de Salamanca; parientes venidos a menos Linaje reconstruido por las variables condiciones La renuncia a ser el centro tie- económicas y sociales que sune que ver con otra opción: el frieron a partir del conflicto. autor ha pretendido la recons- Ambas ramas forman un friso trucción del linaje, remon- generacional. tándose hasta la vida de sus Pero llamo la atención soabuelos. La novela termina en bre el estilo narrativo. Más los que quizá sean los más her- que ambición totalizadomosos capítulos ra, domina un punto de vista de toda ella, los FONTANA ES UN del encuentro BUEN NOVELISTA impresionista, amoroso de sus EN LA TESITURA f r a g m e n t a d o en breves calas, padres, narrado DE RECONOCER puesto que la con una emoSUS ORÍGENES Y ción contenida novela resuelve SUS DEUDAS y sutilezas de la historia conAFECTIVAS buen escritor. tándola a través A de un conjunto de anécdotas significativas ocurridas a dos docenas de personajes. Me parecen muy importantes los versos de Eloy Sánchez Rosillo que figuran en el cierre de la novela, en especial estos dos: Ahora ya solo soy el que recuerda, el que vivió, el que escribe Eso significa que Fontana se reconoce testigo y ejecuta, por así decirlo, la fantasía del recuerdo, y en el ejercicio de su escritura mezcla el ayer evocado y el hoy evocador, lo que le permite distintos tonos (aunque admito que no me han gustado las bromas o comentarios sobre la propia faena del narrar, porque sacan al lector de la historia) El segundo acierto de la novela me ha parecido su variedad tonal. Hay escenas desgarradoras, como el suicidio de don Servando; las hay jocosas y hasta picarescas, como la huésped Virtudes, que recibe a primos en sus aposentos; hay emoción contenida para Fantasía del recuerdo