Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Libros 18 Y LA HISTORIA DE ESPAÑA SE HIZO GLOBAL LAS CUATRO PARTES DEL MUNDO. HISTORIA DE UNA MUNDIALIZACIÓN SERGE GRUZINSKI Traducción de Javier Sicilia Revisión de Juan José Utrilla Fondo de Cultura Económica Madrid, 2011 480 páginas, 28 euros l fin ha sido traducido al español este magnífico volumen del historiador, archivista y paleógrafo (así se le presenta en la solapa) Serge Gruzinski. Lo primero que hay que reconocer es la ambición continuada de sus objetivos intelectuales. Aquí se ocupa de la monarquía católica española (y portuguesa, bajo la fórmula de unión de coronas entre 1580 y 1640, para mostrar de manera convincente cómo se configuró la primera globalización del planeta: la reunión en una misma estructura de Europa, América, Asia y África. El volumen, bellamente editado y traducido, tiene un total de dieciséis capítulos en cuatro partes La mundialización ibérica La cadena de los mundos Las cosas del mundo y La esfera de cristal culminados por el sensacional epílogo De Matrix a Camoens Se articula en la metodología braudeliana de la larga duración mediante la narración simultánea de tiempos asimétricos, y muestra un mundo conectado pero no sincronizado, tendente a la uniformidad pero descompasado y pleno de mestizajes, fisuras, fronteras y resquebrajamientos. La narración no enfatiza la tradición heroica etnocéntrica y europea de las armas necesarias y las conquistas ganadas. Estas se explican en su coyuntura, pero lo que interesa de verdad al autor son sus efectos. Mientras aún ciega el humo de los cañones de los barcos que han llegado hasta el otro extremo del planeta, fuerzas de colonización y espacios de entrecruzamiento que resultan en combinaciones insospechadas se apoderan de viejos y nuevos emplazamientos urbanos. A La primera globalización es cultural. Un cronista mexicano cuenta en lengua indígena el asesinato del rey de Francia en 1610 como si hubiera ocurrido muy cerca: Lo degolló y aún no se sabe por qué Un esclavo panameño deja en testamento sus escasas pertenencias al rey de España, para que las disfrute en el más allá junto al buen Dios. Los caballos que se les escapan a Hernán Cortés y los suyos alcanzan las fértiles praderas norteamericanas y los comanches aprenden a servirse de ellos (también a disparar armas de fuego) para hacerse señores de un naciente imperio del oeste. ¿O más bien del centro? Las redes planetarias ibéricas, fundadas en una capacidad imperial marítima de larga trayectoria, desarrollan herramientas de insólita eficiencia. Entre ellas destacan el uso de la cartografía y la descripción geográfica, el conocimiento de lenguas con vistas a promover el catolicismo, la mediación cultural como necesidad pero también como virtud, la transmisión de noticias, leyes y códigos, el control burocrático del movimiento de personas, prácticas y objetos. Todo configura nuevas identidades, por primera vez globales. México, Nagasaki, Sevilla, Bahía, Goa, Acapulco, Macao y Amberes se unen mediante derroteros de navegación, alguna vez combaten y en muchas ocasiones alumbran intereses comunes. Gruzinski ha alumbrado un gran libro de Historia. No solo ha mostrado de qué manera la Historia de España se hizo global, sino que ha reivindicado la trayectoria del ser humano como una aventura de encuentro y creatividad, no como una tragedia sin matices. MANUEL LUCENA GIRALDO Noticias, leyes, códigos El humo de los cañones Gay Talese, elegancia por partida doble Defiende el periodismo personal. El de quien escucha y se gana la confianza del entrevistado sin grabadora de por medio. Desde esa trinchera ha escrito Gay Talese títulos como Honrarás a tu padre