Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Libros 14 UNI- VERSOS LUIS ALBERTO DE CUENCA ESTÁN CLAVADAS DOS CRUCES Queda ya poco tiempo. Está oxidada la fe de tanto estar a la intemperie, y la otra componente de la serie, la esperanza, se siente anonadada. Y el amor, ¿dónde está? Nadie responde a pregunta tan necia y tan lesiva. El amor es un barco a la deriva que prescinde del cómo, el cuándo, el dónde. Queda ya poco tiempo. Las estrellas van muriendo de frío, lentamente. A este lado del mundo ya no hay luces, ni sombras tibias, ni penumbras bellas. Todo se va volviendo ajeno, ausente: un monte del olvido con dos cruces. Aiguablava, 18 agosto 2010 MEMORIA DE TUS OJOS AL DESPERTAR Quítame la guirnalda de tu risa de encima de la tumba, róbame el póstumo recuerdo de tus besos, entrégame a la noche del olvido total, que es finalmente lo que toca en esta coyuntura de la muerte, pero hay algo que nunca lograréis ni tú ni la tiniebla que me cubre, y es que me muera sin hacer memoria, aunque sea un segundo, de la cara que me ponías al abrir los ojos cada mañana, de esa cara llena de vida, de esos ojos iniciándose en la fiesta del mundo, en la alegría de existir, y que ahora, al otro lado del espejo, de alguna forma mágica, guían mis pasos en la oscuridad. Aiguablava, 19 agosto 2010 EL CIRCO DE LA VOZ ANTOLOGÍA POÉTICA FERNANDO ECHEVARRÍA Selección, presentación y traducción de José Luis Puerto Quálea Editorial. Torrelavega (Cantabria) 2011 276 páginas, 10 euros LUIS ALBERTO DE CUENCA nació en Madrid hace sesenta años. Fue director de la Biblioteca Nacional y secretario de Estado de Cultura, pero sus cargos públicos nunca han apartado su mirada poética sobre el mundo Traductor de los grandes clásicos (Homero, Eurípides... obtuvo en 1987 el Premio Nacional de Traducción por su versión del Cantar de Valtario. Publicó su primer libro, Los retratos, con veinte años, en 1971. Le han seguido más de cuarenta poemarios y un buen número de ensayos y traducciones, así como dos novelas. Su último libro de versos se titula El reino blanco (Visor, 2010) Selección y coordinación de Amalia Iglesias Serna uchas son rría descubre ya las formas l a s c o s a s a través de las cuales su poeque singu- sía va a desarrollarse y, en La larizan la base y el timbre (1974) inicia obra poéti- lo que él mismo llama el moca de Fer- vimiento de llegar a las cosas nando Echevarría (1929) el y ese estar a la mesa de la pasentido musical del verso, la labra sobre el que más tarde mesurada utilización de la ri- y en otros poemas insistirá. ma, el uso del soneto de distintas medidas y tonalidades, Un matiz de violeta la preferencia por el poema En Media vida (1979) la idea breve o de media extensión, de iluminación es una siscontinuador del epigrama y temática recurrencia que se no convertido aún en elegía, añade a todo su tejido textual una percepción fenomenoló- anterior y que conforma con gica de la realidad unida a un él algo muy superior a un eje: sentimiento religioso, y una una corriente que toda su sólida formación que estruc- producción arrastra porque tura sus temas orquestándo- y esto es significativo cada los en una totalidad lingüísti- etapa de Echevarría, que las ca, mental y filosófica. A todo tiene, incorpora a la nueva el lo cual hay que sumar un sig- mundo poético de la anterior. nificativo dato biográfico: el De modo que hay una unidad hecho de ser hijo de padre por- conceptual continuada obtugués y madre española. Lo servable a lo largo de toda su que explica que su escritura evolución: no es, pues, un poe especialmente la inicial nos ta que dé saltos en el vacío, resulte tan próxima. sino un acróbata que conoce Y es que en su primer libro, muy bien el espacio y el circo Entre dos ángeles (1956) hay de su propia voz. un neopopularismo de carácIntroducción a la filosofía ter minimalista, que recuerda (1981) es un escaparate de sus los de Lorca y Alberti, y, en el varios modos de dicción (el segundo, Treguas para el de las formas breves de arte amor (1958) hay un claro in- menor y el del soneto de arte flujo de Gerardo mayor) pero en Diego, visible en ambos el munSI VIRGILIO la inclusión de do es el mismo. HUBIERA algunos de sus ESCRITO ELEGÍAS, Un cambio suversos. En Sobre pone FenomeHABRÍAN SIDO las horas (1963) nología (1984) COMO LAS DE donde hay ecos donde abundan FERNANDO de Guillén y de los poemas sin ECHEVARRÍA Rilke, Echevatítulo y se man- M CERCANÍA POÉTICA La lírica de Fernando Echevarría (en la imagen superior) está muy próxima a la española. Así, en Sobre las horas hay un claro influjo de Jorge Guillén (arriba) y en los versos de Entre dos ángeles resuenan ecos de Lorca y Alberti (sobre estas líneas)