Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Libros 22 ELOGIO DE LA COMPLEJIDAD GUÍA DE COMPLEJOS. ESTÉTICA DE TELESERIES JOSÉ LUIS MOLINUEVO Archipiélagos. Salamanca, 2011. 84 páginas. Descarga gratuita en www. joseluismolinuevo. blogspot. com Molinuevo apunta también la existencia, sin nombrarlo de este modo, del meta- género serial: El espectador circula entre ellas. Se nutren de ellas mismas. Siendo reconocibles, son autorreferenciales Buena parte del libro se centra en la presencia del arte contemporáneo en las series actuales. Predomina el expresionismo abstracto, tanto el explícito (como el Rothko que compra el señor Cooper de Mad Men) como el simbólico (la sangre que salpica desde la herida y crea manchas estetizadas en Dexter; la abstracción de los desiertos que pueblan Generation Kill, Band of Brothers o Breaking Bad) La representación de las artes visuales y conceptuales en el interior de las ficciones, sea como intertexto o como recurso argumental, daría de por sí para un extenso ensayo sobre el lugar del arte contemporáneo en las sociedades postfordistas. Aparecen distintos tipos de artistas, o escenas ambientadas en escuelas de arte o en galerías y museos, en Six Feet Under, Héroes, Friday Nigth Lights, Breaking Bad y muchas otras. Material suficiente como para nutrir una visión de conjunto, que podría ponerse en relación con la elevada presencia del arte contemporáneo en la literatura de hoy: cómo la estética vibra en su conflicto perpetuo con la sociología, cómo la narrativa de calidad permite analizar la deriva de las vanguardias no necesariamente narrativas. La brevedad del libro y la extensión del fenómeno teleserial provocan que el lector, al llegar a la página 84, sienta que su placer intelectual es abruptamente interrumpido por el final de la primera temporada de un proyecto al que le faltan tres o cuatro más. En el prólogo de Retorno a la imagen. Estética del cine en la modernidad melancólica (Archipiélagos, 2010) Molinuevo dice lo siguiente: Las imágenes de la modernidad melancólica nos ponen en los límites de una filosofía que hace tiempo perdió el tren de la imagen En su blog, continúa el pensamiento en imágenes. Filosofía de alto voltaje. No se pierdan los posts sobre el arte abstracto en The Wire y sobre el sueño equino de la protagonista de Damages. Apuntes o trailers de la segunda temporada. JORGE CARRIÓN MONTAIGNE EN AZORÍN LA VOZ ESPAÑOLA DE MONTAIGNE. AZORÍN SANTIAGO RIOPÉREZ Y MILÁ Ediciones 98. Madrid, 2011 545 páginas, 45 euros Alto voltaje lgún día se escribirá una historia de la complejidad en las artes narrativas y su último capítulo será sobre hipertexto, relato digital, cómic y teleseries. En la etimología de lo complejo está la trenza, la red. La obra de José Luis Molinuevo se instala en ella, defendiendo un pensamiento en imágenes que, como obra en marcha, alimenta un blog de referencia y que ha dado lugar a Guía de complejos. Estética de teleseries, una reflexión sobre la serialidad televisiva norteamericana de nuestra época que aborda las series desde dentro. Desde los planos, las secuencias, las escenas que las constituyen. Lo más relevante del volumen es, a mi entender, que descubre aspectos del fenómeno que no habían A sido todavía enunciados. Destaca Molinuevo la complejidad de las situaciones presentadas en la ficción y cómo el mundo es retratado no desde la mirada de un creador, sino desde la de los personajes, totalmente condicionados por los actores que los encarnan. Tanto en las situaciones como en los seres de ficción lo espacial predomina sobre lo temporal El espacio de las tensiones entre vida familiar y vida laboral, por lo general pequeñoburguesas. Uno de sus grandes temas es la supervivencia: como en Galáctica, el ser humano no tiene ganado de antemano el derecho a sobrevivir, debe luchar por ser digno de él. En lo que respecta a la recepción, las series nos conceden la posibilidad de distanciarnos, es decir, no buscan tanto la identificación como la diversificación. En la parte superior, fotograma de Damages Arriba, un momento de Dexter dos de las teleseries analizadas en este ensayo o resulta extraño que la generación del 98, obligada a repensar la tradición española, se topara con Montaigne y recuperara la potencia publicística de la lucidez como marchamo de un patriotismo inconforme con la moral de la cloaca. Tampoco sorprende, según indica con argumentos sobrados el autor de este volumen, salpicado de hallazgos insospechados e islas de reconfortante belleza, que el potente visionario que fue el gran Azorín, hallara en Montaigne un mundo de ideas que integró con profusión en en su obra. En primer lugar, empapando de citas cuentos, novelas, obras dramáticas y libros de evocaciones, En segundo, ocupándose del maestro francés en capítulos varios y multitud de artículos, muchos de ellos publicados en ABC. Es importante notar la relevancia del Montaigne educador en las reflexiones azorinianas, aunque dedique páginas memorables a aspectos tan diversos como su sepulcro, noticias bibliográficas y aniversarios. A este respecto, si el espléndido prólogo de Luis Alberto de Cuenca enfatiza la galofilia de Azorín como un componente destacado de su personalidad intelectual, el enjundioso epílogo de José Luis Abellán recoge la certeza de que la lectura de Montaigne, con Azorín a su lado, constituye un viaje que enseña el ideal de lo posible: esto es, el único verdadero. MANUEL LUCENA N