Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
SÁBADO, 30 DE ABRIL DE 2011 abc. es ABC cultural 19 Otro mundo La obra de un especialista El autor de Los árabes. Del Imperio Otomano a la actualidad Eugene Rogan (junto a estas líneas) es profesor de Historia Moderna de Oriente Próximo en la Universidad de Oxford Presente imprevisto Nadie pudo prever los conflictos actuales en el sur del Mediterráneo. Eso prueba, según Rogan, lo mucho que Occidente desconoce el mundo árabe. Abajo, un grupo de libios pisotea un retrato de Gadafi Una amarga queja Rogan recoge un escrito redactado en los años 20 por Faisal de Irak (a la izquierda) En él, el monarca se lamenta de que no existen los iraquíes, sino masas dispuestas a levantarse en armas sas de seres humanos sin concepto de patria, seguidoras de tradiciones religiosas absurdas y siempre preparadas para levantarse contra cualquier gobierno. Sorprende hasta qué punto esta confesión del monarca, realizada en los años 20, aporta claves para entender el Irak actual. El autor ofrece muy buenas explicaciones sobre los factores de inestabilidad que son generales en los países árabes. Concluye que desgraciadamente, en esta parte del mundo, los terroristas han logrado sus objetivos en numerosas ocasiones. Es el caso de Palestina en 1945: el terrible atentado en el hotel David de Jerusalén contribuyó a convencer a los británicos de que deberían abandonar este protectorado cuanto antes, como pretendían los terroristas. Con respecto al enorme poder del Islam en la política, Rogan explica que una característica del mundo árabe es que los partidos mejor organizados son los islámicos. Una de las razones por las que tienen tanta atracción es que los árabes han probado todo tipo de regímenes desde su formación como estados independientes: monarquías, repúblicas plutocráticas, dictaduras socialistas... y ante la decepción que les han producido estos experimentos políticos, solo les queda lo que conocen desde siempre. Por eso goza de tanta fuerza el islamismo; y por eso la democracia en los países árabes suele llevar al gobierno de los partidos islamistas, para decepción de los observadores occidentales. Es predecible que en los próximos años se publique mucho sobre el mundo árabe; sin embargo, será difícil escribir una Historia moderna de los árabes en un solo volumen que pueda superar a este magnífico libro. JULIO CRESPO MACLENNAN i hay un libro que recomendaría leer con urgencia para poder entender mejor la raíz de las revueltas actuales en el mundo árabe, sería este magnífico ensayo de Eugene Rogan, historiador de la Universidad de Oxford y uno de los más reputados especialistas en la Historia de los árabes. Este ensayo se basa en largos años de estudio y en una rigurosa investigación de fuentes locales, viejas crónicas, manuscritos y memorias. Así, tiene el mérito de lograr hacernos entender cómo se sienten los árabes y cómo ven el mundo desde sus países y su cultura. Hay mucha ignorancia sobre el mundo árabe en Occidente. Prueba de ello es que nadie pudo prever el estallido de los conflictos actuales en el sur del Mediterráneo. Por si fuera poco, las explicaciones sobre su futuro inmediato oscilan entre las ingenuas, que creen que el modelo de transición europea se puede reproducir allí, y las que se dejan llevar por los estereotipos e insisten en que los países islámicos no están preparados para vivir en democracia. S TAN CERCA, TAN LEJOS LOS ÁRABES EUGENE ROGAN Traducción de Tomás Fernández Aúz y Beatriz Eguíbar Crítica. Barcelona, 2010 844 páginas, 32 euros Partidos islamistas ¿Liberar o invadir? El análisis de Rogan es el mejor remedio contra todas ellas y debe ser leído por quienes quieran comprender mejor cómo funciona un mundo tan lejano culturalmente pero cercano geográficamente. Como bien escribe el autor, los políticos y los intelectuales deben prestar más atención a la Historia si aspiran a poner remedio a los males que hoy afligen a los árabes. Rogan explica que, a través de los siglos, los líderes occidentales han presentado sus invasiones del mundo árabe como liberaciones. Así ha sido desde los tiempos de Napoleón hasta la invasión dirigida por George Bush. Los árabes siempre las han visto, en cambio, como simples invasiones contra las que hay que defenderse, aunque también ha habido élites que han entendido y compartido las ideas occidentales que justificaban la intervención. El autor subraya los numerosos problemas creados por la colonización europea des- de luego, Francia y Gran Bretaña no salen bien parados en el libro Explica también que para entender la raíz del atraso, la opresión y la inestabilidad que impiden el progreso de los árabes hay que remontarse a la época del Imperio Otomano, tan bien descrita en estas páginas. Con respecto a la época más reciente, Rogan estudia muy bien las notables diferencias que hay entre los países árabes desde el punto de vista cultural, político y económico, y las razones por las que algunos son especialmente problemáticos. Por ejemplo, cita un escrito del rey Faisal de Irak en el que se lamentaba de que no existen los iraquíes, sino ma-