Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Libros 18 in entrar en simbologías, el color negro significa mucho para los amantes de un subgénero que, tanto en la novela como en el cine, ha dado momentos de gloria a una y a otro, desde que echó a andar el noir en las páginas de la revista norteamericana Black Mask allá por los años 20 del siglo pasado. Desgajándose del tronco principal del que procedía el género policíaco el subgénero negro insistía desde sus comienzos menos en la resolución intelectual de los crímenes narrados que en el marco social en que tenían lugar. La novela negra se convertía, así, en un reflejo fidedigno de la realidad, tras las huellas del naturalismo decimonónico, pero añadiéndole el picante de una intriga que siempre se desarrolla al margen de la ley y que nos cuenta, de forma directa y descarnada y con una acción trepidante repleta de acontecimientos singulares, qué se cuece dentro del hampa. La mítica colección de Gallimard intitulada Série noire contribuiría no poco a la fijación de los marbetes novela negra y cine negro pues acogería en su catálogo la producción íntegra de autores como Dashiell Hammett, Raymond Chandler, James M. Cain, Horace McCoy, Jim Thompson y tantos otros nombres ilustres de las letras policiales norteamericanas en su vertiente más oscura, o sea, más negra. El cine recogió en seguida la antorcha de Black Mask y empezó a producir filmes negros. El intrépido periodista Víctor Arribas, en su preciosa aproximación al noir prologada por José Luis Garci (que firma Germán Areta, en homenaje al detective de su película El crack) inicia su apasionante itinerario por las sesenta cintas más influyentes y representativas del cine negro con Hampa dorada (Little Caesar, 1930) de Mervyn LeRoy, y clausura su recorrido con Sed de mal (Touch of Evil, 1958) de Orson Welles. Eso quiere decir que dedica su estudio al cine negro norteamericano de los thirties, forties y fifties del siglo XX, considerando, con toda la razón del mundo, que se trata del país fundador y del período áureo de ese tipo S AL MARGEN DE LA LEY EL CINE NEGRO EL CINE NEGRO. LOS GRANDES OLVIDADOS VÍCTOR ARRIBAS Prólogo de José Luis Garci Notorious Ediciones Madrid, 2011 432 págs. 39,95 euros MARIO DELGADO Pról. de E. Torres- Dulce. Heptaseven Editores Zaragoza, 2011 632 págs. 35 euros volumen imprescindible que reúne el encanto del narrador con la erudición del cinéfilo. Ningún aficionado al subgénero de nuestras entretelas podrá prescindir de un libro así. Y como el noir no se agota con una sola contribución, por relevante que esta sea, acompaña la andadura de la monografía de Arribas por las librerías españolas otro título sobre el tema, tan interesante como el anterior, obra en esta ocasión de uno de los grandes connaisseurs del asunto, el veterano Mario Delgado: me refiero al libro El cine negro. Los grandes olvidados. El autor de ese título posee una amplísima videoteca que comprende la diacronía entera del cine negro, desde sus orígenes hasta nuestros días, lo que le permite ofrecer en su documentadísimo trabajo las fichas de las mejores películas negras clásicas, pero también aquellas menos conocidas, realizadas por estupendos directores de serie B que han disfrutado en mucha menor medida del reconocimiento posterior. Mario Delgado parte también, como es natural, del filme pionero del subgénero, Hampa dorada (1930) pero prolonga su excursión cinematográfica hasta El crack (1981) del citado Garci, incluyendo alguna película no norteamericana además de la del español, como El silencio de un hombre (Le Samouraï, 1967) de Jean- Pierre Melville, uno de mis directores franceses favoritos. Alrededor de ciento veinte filmes negros son objeto de la devota y sabia disección de Mario Delgado, quien enriquece su libro con una magnífica introducción de Eduardo Torres- Dulce y con una serie de capítulos subsidiarios referidos a los directores de dichos filmes, a frases y diálogos escogidos del cine negro y a planos y secuencias inolvidables del subgénero, clausurando el tomo con un índice de películas por orden cronológico y con otro índice de películas por orden alfabético, para facilitar la consulta de su magnum opus. Otro libro que pone en valor los prestigios del cine negro clásico, tan vivo en nuestros días, tan permanente, tan eterno. LUIS ALBERTO DE CUENCA Frases y diálogos Sesenta cintas de cine, sin que ello signifique que, a partir de 1958, no existan excelentes films noirs en Estados Unidos y fuera de él que los hay en abundancia aunque no con esa vitola de excelencia que caracteriza el cine negro estadounidense de la época clásica. El excelente reportero que hay en Víctor Arribas, asiduo participante en las tertulias televisivas que dirige J. L. Garci en Telemadrid, debuta con éxito como escritor en El cine negro, maravillosamente ilustrado con infinidad de glamurosas fotografías fotos de estudio, carteles, escenas, lobby cards... dando a luz un El cine negro, que recogió el espíritu de la publicación norteamericana Black Mask (a la izquierda) ha dado ejemplos notables, como Hampa dorada (a la derecha, cartel en inglés) y Sed de mal (arriba)