Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Portada 06 Después del monzón La bengalí es la quinta lengua más hablada del mundo. Capitanea su literatura la figura gigantesca de Tagore. Pero la poesía de Bengala no se agota con él C on 230 millones de hablantes, la bengalí es la quinta lengua más hablada del mundo. Después de la partición de 1947, la región quedó dividida en dos partes: una correspondiente al Estado de Bengala, en la India (cuya capital, Calcuta, ha sido siempre la capital cultural del Estado indio) y otra convertida en una nación independiente: Bangladesh. Dominando la escena de la literatura bengalí, dominando casi lo que literatura india en general podría significar para muchos lectores, aparece la figura gigantesca de Rabindranath Tagore, cuyo 150 aniversario celebramos estos días. Tagore. La imagen del poeta como sabio. Tagore y Gandhi en las fotos históricas en las que ambos aparecen juntos, vestidos con maravillosas ropas de otro mundo. Gandhi, el mendigo místico; Tagore, el príncipe encantado. Gandhi, el enjuto caminante del cayado; Tagore, el rey sabio de la larga barba blanca. En Occidente conocimos a Tagore a través de Juan Ramón Jiménez y también a través del poema 16 de los Veinte poemas de amor de Neruda. Poesía de la naturaleza, del alma, del destino del hombre, del amor. Poesía de la poesía. Poesía de maravillosas imágenes en ese ámbito de ilimitada belleza que es, según Ananda Coomaraswamy, el tema central y sobreentendido del arte indio. Una belleza sensual que se torna mística. La obra de Tagore es muy amplia, e incluye la novela (La casa y el mundo) el teatro y el ensayo filosófico. Sus relatos, la parte más realista y cotidiana de su obra, son magníficos, y están atravesados por un cálido humanismo no exento de sentimentalidad. Sus libros de pensamiento, tales como El libro de la sádhana (sádhana es la práctica espiritual diaria) o Unidad creativa, un apasionante ensayo sobre la creatividad artística, revelan más que cualquier otra parte de su obra la condición intemporal de su pensamiento, que se entronca definitivamente con la tradición mística de la India que llega desde los Vedas. Ya que Tagore es, definitivamente, un premoderno. La Carta a Lord Chandos, de Hofmannsthal, en la que el poeta austriaco explica que el vínculo entre el lenguaje y las cosas se ha roto, sería en la visión de Tagore un absurdo inexplicable. La pared de agua. Antología de poesía bengalí contemporánea, del poeta y traductor Subhro Bandopadhyay, con la colaboración de Violeta Medina, es la única introducción de que disponemos, hoy por hoy, a la poesía moderna en lengua bengalí. El volumen será presentado en la Feria del Libro de Poesía de Soria, Expoesía. Se trata de una selección muy amplia y ambiciosa, en la que la mayoría de los poetas aparecen representados por solo dos poemas. Esto nos permite conocer muchas voces, pero profundizar muy poco en cada una de ellas. Algo sí como contemplar Bengala desde el cielo, cruzando los cientos de bocas del Ganges a nueve mil metros de altura. COLECCIÓN ABC Bengala desde el cielo Malay Roychoudhury (en la imagen superior) fundó en los años 60 el movimiento Hungry Generation al que pertenece Utpal Kumar Basu (sobre estas líneas) cuya poesía fue acusada de obscena La lectura de La pared de Hay tantas maravillas en agua es fascinante, aunque al las apretadas páginas de La recorrer sus páginas el lector pared de agua que uno no sase hace tan consciente de lo bría dónde elegir. La presenque gana como de lo que, sin cia de Rabindranath Tagore se duda, se está perdiendo. Quizá hace notar aquí y allá, siempre porque desde la distancia se como una especie de fantasma ven más fácilmente las seme- que fascina tanto como abrujanzas que las diferencias, y ma. En uno de los primeros por eso la mayor parte de es- poemas de la antología, Ratos poemas parecen anclados bindranath de Kedar Bhaen la tradición surrealista y vi- duri (1925- 2002) un hombre sionaria, con una generación seduce a una azafata rumana de los años 50 claramente mo- en un avión, se la lleva a un dernista, otra que podríamos motel a orillas del Mediterrárelacionar con los beat ameri- neo y allí, cuando ella se quita canos (la Hungry Generation) la ropa, descubre a un homuna tendencia vanguardista bre viejo entre los muslos de y otra surrealista que no la joven que no es otro que el conseguimos diferenciar bien, patriarca de las letras bengay una generación más joven, la líes. Y el poeta exclama: ¡Qué de los nacidos entre fines de gran reconocimiento para el los 60 y princiPremio Nobel Sir pios de los 70, Rabindranath TaPOESÍA DE LA claramente gore! También NATURALEZA, posmoderna resulta curiosa DEL ALMA, DEL en su uso del la abundancia de DESTINO DEL humor y de referencias a Juan HOMBRE, DEL los elementos Ramón Jiménez, AMOR. POESÍA de la vida cotiespecialmente a diana. su libro Platero y DE LA POESÍA