Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Libros 18 SMORGASBORD ÁLVARO DELGADO- GAL EL CISNE MARRÓN l otro día fui al cine. dad, la sensual espontaneiDigo que fui al cine dad, de una gran artista. Solo un poco como habría podrá estar a la altura de la dicho que he ido a un primera gran ocasión que se aquelarre o a una sesión de es- le presenta en su carrera propiritismo. Ir al cine se ha con- fesional si logra vencer sus tevertido en un hecho clandes- naces inhibiciones. El directino, moribundo, marginal. tor de la compañía, francés, Entrega uno la entrada a un inteligente y libertino, una acomodador superviviente y estantigua que parece sacada se produce un cruce de mira- de las Liaisons dangereuses de das entre dos aparecidos: ca- Laclos, empuja a la heroína a da uno piensa del otro que es liberarse o desmelenarse un milagro, un raro atavismo. por la vía o la rampa desliPero basta de divagaciones. El zante del sexo. Y ya todo es caso es que fui, sí, al cine. Y cuesta abajo. quedé curado de espantos: me eché entre pecho y espalda El orden de factores Cisne negro. Cisne negro es violenta; es Un crítico de mentalidad claustrofóbica; es sádica. Los académica se apresuraría a pies de la bailarina, torturados alojar Cisne negro en una tra- por el cometido abrumador de dición profundamente endeu- sostener sobre sus puntas un dada con el espíritu puritano cuerpo humano, sangran; las y su relación ambivalente con uñas están rotas; las anatoel pecado, horrible y fascina- mías, trabajadas, nervudas, dor al tiempo. De esa tradición surcadas de músculos, son viene El extraño caso del doc- inhóspitas. Cisne negro, tamtor Jekyll y Mr. Hyde, o también, bién, es más pornográfica Psicosis. Lo mismo en la no- que erótica. La pornografía vela que en la película, existe se distingue del erotismo por un perturbado que asesina. Lo el orden de los factores. El aumismo en la novela que en la tor erótico inventa aproximapelícula, los trastornos no son ciones al cuerpo al hilo de un solo morales, sino sexuales. argumento general. El pornóTanto en Stevenson como en grafo fotografía mentalmenHitchcock, el delincuente es a te el cuerpo desde distintos la vez un tránsángulos, y luego fuga que cruza EL HITCHCOCK DE imagina un arla línea de somgumento que li PSICOSIS ES bra y se transgue esas instanMALLARMÉ, ES forma, virtualtáneas previas. VIRGILIO, AL mente, en otro. En Cisne negro LADO DEL Por supuesto, se nos dispensa DIRECTOR DE Hitchcock culun lésbico, dos CISNE NEGRO tiva una forma masturbacio d e ex p r e s i ó n nes, una escena popular y en muchos sentidos fogosa. El repertorio sicalíptidegradada. Todos recordamos co precede, en fin, a la acción a Anthony Perkins tocado con dramática. Y se va derecho al la peluca de su madre. Esta grano. Los pretendientes no imagen de guiñol no es con- merodean en torno de la precebible en Stevenson, el cual sencia atrayente del otro. Acusería más tarde rebajado por den, sin apenas preámbulos, a las versiones cinematográfi- los genitales. cas de su novela. El poder secreto de la imaginación puritana residía en Disciplina espartana el sentimiento de pérdida, de Hitchcock es Mallarmé, es naufragio, experimentado por Virgilio, al lado del director el transgresor, quien creía esde Cisne negro. Por eso el fil- tar, de alguna manera, entreme resulta notable: porque gándose al mal. Aquí, el mal revela el pasmoso bajón que es tan baladí como un vídeo ha sufrido el gusto. XXX. Es decir, que no hay mal. Les resumo la película en Nuestros padres sentían aún dos patadas. Una joven bai- la emoción del pecado. Nosolarina de ballet, sometida a tros nos hemos reducido a la la disciplina espartana de su escatología. No sé si se trata madre, consigue la perfección de un progreso. En todo caso, técnica, pero no la naturali- es un aburrimiento. E ERASMO Y LOYOLA LOS JESUITAS EN LA ESPAÑA DEL SIGLO XVI MARCEL BATAILLON Traducción de M. Villanueva Junta de Castilla y León Valladolid, 2010 254 páginas, 30 euros llon y una buena presentación de Pierre- Antoine Fabre, el mejor especialista en la historia de los jesuitas. Para empezar, es un placer contar con este inédito de Bataillon, una disección excepcional de la singular dialéctica entre la Compañía de Jesús y el erasmismo, tema vidrioso, mal metabolizado por la intelectualidad más orgánica de la orden, que, en su fijación por convertir a Ignacio de Loyola en la representación de la Contrarreforma, nunca admitió vinculación alguna de los jesuitas con el erasmismo. Bataillon precisa cuatro momentos en su estudio de la evolución de la Compañía: el del apostolado de Alcalá y el alumbradismo, con los procesos de 1526- 27 y los Ejercicios; el deslizamiento hacia las constituciones con el debate en torno al monacato y la posible incidencia del Enchiridion sobre los jesuitas; la penetración de la Compañía en España; y, por último, la polémica en torno a los cristianos nuevos, que adquiere especial trascendencia en 1549- 1550. La relación de los jesuitas con el erasmismo queda perfectamente explicitada, no en términos de dependencia doctrinal, pero sí de afinidad cultural en el marco de la Reforma católica. Otro asunto es que la Compañía, al elaborar su memoria, haya construido una tradición sobre sus raíces en función de sus propios intereses y condicionamientos. Bataillon explora magistralmente las diversas fuentes documentales (desde la primera supuesta biografía de Ignacio, a cargo de González de Cámara) En el texto quedan muy bien reflejados aspectos como la relación de la Compañía con Juan de Ávila y fray Luis de Granada, la naturaleza originaria de los colegios, el alumbradismo, la pluralidad de las Españas del siglo XVI, las primeras polémicas desgarradoras dentro de la propia Compañía... Un libro excepcional por lo que tiene de recuperación de un texto inédito de un hispanista tan admirable como Bataillon. Al mismo tiempo, es un testimonio del interés extraordinario que ofrece conocer en profundidad las raíces históricas de la orden religiosa que más ha marcado la época moderna y contemporánea. RICARDO GARCÍA CÁRCEL Afinidad cultural E n 2012 se cumplirán 75 años de la primera edición francesa de la obra Erasmo y España, de Marcel Bataillon. Cuando el gran maestro del hispanismo del siglo XX publicó este título, en francés, España estaba en plena Guerra Civil. La traducción, de Antonio Alatorre, se publicó en 1950. A partir de entonces la obra de Bataillon tuvo enorme difusión en nuestro país, con no pocas divergencias, algunas de las cuales (como la célebre crítica de Eugenio Asensio) asumiría después el autor en ediciones posteriores. El hispanista no cesó nunca de investigar y reflexionar sobre los temas nucleares de su Erasmo y España. Una de Retrato de Erasmo, obra de Hans Holbein el joven las cuestiones que emergía en aquel libro era la relación de Erasmo con la Compañía de Jesús. Este tema lo abordó monográficamente en su primer curso en el Collège de France, en 1945- 46. Por razones diversas que su nieto, Gilles Bataillon, explica ahora en el prólogo, el texto ha permanecido inédito (Bataillon murió en 1977) hasta la edición francesa de 2009, a la que ha seguido de inmediato la de la Junta de Castilla y León. El libro cuenta con un breve prólogo de Gilles Batai-