Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Libros 16 UNI- VERSOS BEN CLARK PENSAMIENTOS DE AÑORANZA EN LAVENTIE Me he preguntado a veces si la guerra ha parido más muertos o más libros. Y en el caso improbable de ser más los libros que los cuerpos supongamos ¿qué significarían estas obras? Pongamos, por ejemplo, este poema: Home Thoughts in Laventie Lo escribió el inglés E. W. Tennant (conocido por todos como Bim) poco antes de morir en la Gran Guerra: Edward ha descubierto con asombro un pedazo de tierra entre unas ruinas donde la hierba crece, donde hay flores. Él y el puñado de almas infelices que todavía aguantan se detienen, dejan sus bayonetas, observan cómo escalan los jazmines hacia el cielo sangrante de la tarde, y olvidan un instante su terror entre el breve amarillo de narcisos y el dulce baile ambiguo de laureles. Llega la primavera y ya se acerca el momento ideal para morir. Tennant escribiría aquel poema porque en un mundo triste vio que había la tregua de un instante sin escarnio. Sí, también del amor nacen los libros; entre ruinas humanas; entre el óxido de todas mis mentiras y temores tú me ofreciste un día de belleza. Y yo no puedo más que repetir lo que el joven soldado hizo después de aquel breve silencio del dolor. Busco un sitio apartado y escribo esto que lees: sencillo testamento de mi dicha. HOLAN, EL ÁNGEL NEGRO LA GRUTA DE LAS PALABRAS VLADIMÍR HOLAN Traducción y prólogo de Clara Janés Galaxia Gutenberg Círculo de Lectores. Barcelona, 2011 667 páginas, 29,50 euros a obra de Holan (1905- 1980) es tan variada y amplia que, incluso en una selección extensa como ésta, resulta difícil de abarcar. Por eso lo que el lector percibe de ella es menos su unidad que sus continuos movimientos. Pero como éstos corresponden a títulos en los que sus distintos estilos se encarnan, su escritura se puede ver como una panóptica en la que la voz del sujeto poético asume el contenido de su historia y lo traduce a diferentes formas en las que la conciencia se hace una sola y la misma con la voz. El ángel negro como lo llamó Seifert es un espejo de la conciencia trágica de la Europa Oriental y uno de los testigos de excepción de los diversos claroscuros del más terrible siglo XX, cuyos excesos tuvo que sufrir e, incluso, cantar, y de los que no salió indemne. Los únicos dos viajes que en su vida hizo a L La isla de Kampa BEN CLARK (Ibiza, 1984) es autor de los poemarios Los hijos de los hijos de la ira (XXI Premio de Poesía Hiperión; Hiperión, 2006) Cabotaje (Delirio, 2008) Memoría (Huacanamo, 2009) La mezcla confusa (VII Premio Nacional de Poesía Joven Félix Grande; Universidad Popular José Hierro, 2011) y Basura (Delirio, 2011) Ha traducido los Poemas de amor de Anne Sexton (Linteo, 2009) y, junto a Borja Aguiló, ha preparado la antología Tengo una cita con la muerte (poetas muertos en la Gran Guerra) (Linteo, 2011) donde se encuentra el poema original de E. W. Tennant (1897- 1916) al que estos versos hacen referencia. En breve aparecerá su edición de la Poesía Completa de Edward Thomas. Selección y coordinación de Amalia Iglesias Serna la Toscana en 1929, y a París, en 1937 lo alimentaron tanto como la literatura universal, que tradujo, y la tradición occidental, que tanto amó. Tal vez por ello, más que un poetista, como sus compañeros de época, o un surrealista, como otros miembros de su generación, fue un metafísico, no ajeno a las modulaciones de la poesía checa popular. Sintió la atracción de Góngora y los laberintos y silvas del Barroco, y fue desplazando su canto cada vez más hacia lo sensual objetivado en lo ontológico. Acusado en 1948 de formalismo decadente se retiró a la isla de Kampa, donde construyó un paraíso cerrado que sólo a partir de 1963 se empezó a abrir. Holan trabajó una poesía fundada en el sueño y la visión, de los que extrajo el rasgo suyo más profundo y único: ese carácter de lo oracular, que encontró en el verso libre y que le llevó a buscar el sentido original de las palabras el ritmo interior de las imágenes y lo que llama la armonía atonal a la que llega utilizando la pre- fijación y los compuestos y la combinación de muy distintas lenguas que incrusta dentro de la suya propia. Hacia el origen Para Holan, la imagen no puede ser señal Lo que le atrae es la precisión, y ésta sólo se da en lo repetitivo y discontinuo, cuya manifestación mejor es lo fragmentario, que en él constituye una totalidad. Más que las distintas etapas de su obra, hay que ver el sentido de esa difícil, angustiada y angustiosa totalidad que esta escritura expresa, y que alcanza su punto más alto en Dolor. Lo que no quiere decir que no haya altos momentos antes o IAN McEWAN Brillante sátira sobre los científicos, el amor mal entendido y el cambio climático (J. M. Guelbenzu, El País) ANAGRAMA Solar