Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Libros 20 EROS SURREAL SURREALISMO. EROS Y POLÍTICA prende, además, que Mahon considere de forma positiva la aproximación del surrealismo a la mujer, cuando es intensamente dual. En ella, la mujer rara vez aparece como protagonista, sí como objeto erótico, alcanzándose el grado más genérico de objetualización con la exaltación surrealista de lo eterno femenino Lo más interesante son los datos e ilustraciones que Mahon aporta sobre las exposiciones. y el nexo que establece entre la exposición nazi sobre el arte degenerado y la internacional de París, ambas de 1937, y la exposición surrealista de 1938, en buena medida una respuesta crítica. Pero su argumentación resulta demasiado plana y esquemática y su enfoque parte de unas posiciones previas bastante rígidas. Empeñada en establecer una lectura histórica que se basa en una ecuación entre el eros, la política y lo femenino, que conduciría al Mayo del 68, Mahon llega a afirmar que el surrealismo actuó como hilo conductor de los grupos vanguardistas más jóvenes, lo que es discutible. Se pierde, en cambio, la posibilidad de haber profundizado en la importancia de las exposiciones surrealistas, y sus concepciones innovadoras para el desarrollo del concepto y la práctica de la instalación como expresión artística. Aparte de lo ya señalado, este trabajo presenta una carencia fundamental: el olvido de la noción de imagen, que es la categoría que permite a los surrealistas concebir el erotismo como una praxis de liberación. JOSÉ JIMÉNEZ PERRO MUNDO CELACANTO Carencia fundamental JIMINA SABADÚ Lengua de Trapo. Madrid, 2010 256 páginas, 18,60 euros ALYCE MAHON Trad. de Alejandro Pedraza Alianza. Madrid, 2010 301 páginas, 33 euros as aproximaciones al surrealismo casi nunca son neutras Alyce Mahon plantea la vigencia del surrealismo hasta 1968, frente a quienes sitúan su declive en torno a la II Guerra Mundial. Reconstruye las características de las exposiciones internacionales, organizadas por los surrealistas en París en 1938, 1947, 1959 y 1965, y argumenta que alcanzaría su apoteosis en las calles parisinas en Mayo de 1968. El hilo conductor es la consideración surrealista del erotismo como propuesta política, lo que Mahon llama política de Eros Si este aspecto, que se apoya no solo en la recepción surrealista de las teorías de Freud, sino también en su apropiación de Sade y Fourier, tiene una importancia central en los planteamientos del surrealismo, más discutible resulta el matiz que introduce Mahon: Yo asocio el erotismo y lo siniestro en mi valoración del papel de lo femenino en la L En el movimiento surrealista se centra este estudio de Alyce Mahon. Arriba, una obra de Dalí práctica surrealista del montaje de sus exposiciones Su apoyo es una cita de Breton en Arcano 17, que se reproduce en dos ocasiones: Depende del artista hacer visible todo aquello que forma parte del sistema femenino del mundo, frente al sistema masculino A partir de ahí, Mahon interpreta las exposiciones surrealistas como manifestaciones de exaltación de lo femenino, llegando a decir que la primera de ellas, de 1938, se recreaba en lo siniestro y en todo su poder histérico, abyecto y femenino Esa afirmación me parece reductora respecto a cómo Freud concibe esta categoría: algo familiar que, repentinamente, vuelve a nosotros como extraño, y, desde luego, es poco aceptable en su identificación de lo femenino con histérico y abyecto. Sor- sta primera novela de Jimina Sabadú, que ha obtenido el XVI Premio Lengua de Trapo de Novela, es deudora de la formación de su autora, dominada por el cine, los medios audiovisuales y la investigación en las posibilidades narrativas de las nuevas tecnologías. Ante esto, el papel preponderante que debería ejercer el lenguaje se vería, de entrada, un tanto empequeñecido, en aras de una eficacia que daría como resultado una de tantas versiones que, creyendo rendir homenaje al realismo sucio, no pasan de ser crónicas costumbristas. La lectura de este libro borra de un plumazo esa, si no necesaria, sí justificada, prevención. La razón es sencilla: el talento se yergue siempre por encima de las convenciones. Sabadú emplea estos materiales últimos blogs, móviles, e- mails como lo que son en una narración pero que muchos olvidan: materiales tan dignos como los sombreros, alcohol a espuertas y atmósferas llenas de humo en los thrillers de los años treinta E y cuarenta, pero nada más. La autora es muy consciente de que todo esto le sirve de encuadre, pero que lo que hace respirar una novela es otra cosa. Rara intensidad Celacanto es una narración de una rara intensidad, parecería escrita en unos días, y la utilización que hace del lenguaje no pertenece al dudoso dominio de la eficacia, sino que su aparente sencillez se adapta al pensamiento, al modo de decir, de actuar, de los personajes. De ahí cierta poesía que se esconde tras muchas descripciones, la de Javier y Noemí, por ejemplo, pero donde, felizmente, el tono lírico, intimista, está desterrado en aras de unas descripciones escuetas, en las que late la desolación, el nihilismo, pero, también, la ternura, el saberse cómplices de una fragilidad impuesta por los tiempos. El que no se caiga en autocomplacencias nos habla bien a las claras de una escritora que maneja con talento las relaciones entre los personajes, el entramado en que consiste una novela. JUAN ÁNGEL JURISTO Descubre el misterio en la colección juvenil Serie Negra Siruela Espiando a un amigo Batya Gur BERTA MIR DETECTIVE El caso del falso accidente Jordi Sierra i Fabra Espiando a un amigo Batya Gur El caso del falso accidente (Serie de Berta Mir Detective) Jordi Sierra i Fabra Las Tres Edades Serie Negra Las Tres Edades Serie Negra Siruela Siruela www. siruela. com