Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Teatro Después C del sueño En Persona. Marilyn una de las citas más esperadas del Festival Temporada Alta, el director polaco Krystian Lupa bucea en el misterio de los últimos días de la actriz Por Juan Ignacio García Garzón uando Sandra Korzeniak saluda al público al final de la representación de Persona. Marilyn, parece que despertara de un largo sueño: con los ojos entrecerrados y una expresión de desconcierto sonámbulo inclina la cabeza ante la lluvia de aplausos. Le cuesta emerger del río sin retorno donde ha permanecido tres horas a cuerpo limpio, debatiéndose a contracorriente en las aguas del dolor; mira asombrada hacia los espectadores que la aclaman y un boceto de sonrisa sorprendida acaricia, torpe e indeciso, su rostro. La actriz polaca acaba de concluir un ejercicio de intensidad emocional y precisión anímica, un acto de transustanciación en el que debe guardar el equilibrio y, a la vez, lanzarse al vacío. Ser y respirar Marilyn, y, pasajera de un viaje astral, contemplarse interpretando a la estrella poco antes de su muerte. Krystian Lupa, que firma el espectáculo como autor, director y escenógrafo, habla de un ejercicio de transferencia amasado tras un obsesivo trabajo de improvisación con los actores. El montaje es más que una indagación sobre dos días misteriosos en la