Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A Algunos poetAs les cuestA vArios libros encontrArse y que los otros reconozcAn su voz. tomAs trAnströmer consiguió esto yA en y con su primerA obrA, de 1954 rumbo metapoético y metafísico: El espíritu de Dios es como el nilo: se desborda y se hunde a un ritmo que ha sido calculado en textos surgidos en épocas distintas En Secretos en el camino (1958) su exploración es otra, basada en la economía del lenguaje, el dístico y la parataxis, con cuyos flashes acuña creaciones como ésta: El jeroglífico del ladrido de un perro pintado en el aire sobre el jardín Del libro que da título a esta antología, y que se publicó en 1962, llama la atención la coincidencia de uno de los poemas la pareja con otro de Aleixandre, escrito en la misma época, así como la de uno de sus símiles como una pastilla en un vaso de oscuridad con otro, casi igual, pero muy posterior, de Aurora luque. avaro silencio. El cielo a medio hacer contiene no pocos poemas excelentes, como Cara a cara o una oscura silueta nadadora si en este libro tranströmer se muestra a mitad de camino hacia el lenguaje en el siguiente Tañidos y huellas (1966) está por completo dentro de él. El yo es lo que aquí se poetiza, pero un yo que no es el romántico, sino el yo poético humano universal. De ahí la invocación a Arquíloco y ese moverse tras el olor de la verdad. una deriva menos lograda parece Visión nocturna (1970) que mejora en Senderos (1973) sobre todo, en el poema la parroquia dispersa que supone una muy válida actualización de la llamada poesía social una apuesta de calado mayor es la que hace en Bálticos (1974) donde amplía tanto el mapa como la materia propia de su discurso, enriquecido por la experiencia de la memoria personal. Y lo mismo, pero por medio de otros cauces más abiertos, como el poema en prosa, realiza en La barrera de la verdad (1978) Descubre que el otro mundo es también este mundo y que como expone en La plaza salvaje (1983) a veces hay palabras, pero no lenguaje y, otras, lenguaje, pero no palabras En Air mail tranströmer hace suyo medio verso de mallarmé el silencio avaro y remodula el madrigal: En algún lugar de nuestras vidas hay un gran amor sin resolver lo más interesante del tranströmer último, semiparalizado por su enfermedad, es Góndola fúnebre (1996) Esta versión amplía la publicada por uriz y el propio mascaró con el título de Para vivos y muertos (Hiperión, 1991) y se enriquece con la interpretación de Carlos pardo, que valora su seducción plástica y su sencillez expresiva. n seducción plástica. DE mEmoriA pErsonAl Y rEflExionEs sobrE HECHos triviAlEs sE AlimEntAn los vErsos DE tomAs trAnströmEr (junto A EstAs línEAs) puntos luminosos el cielo a medio hacer tomas tranströmer prólogo DE CArlos pArDo trADuCCión Y sElECCión DE robErto mAsCAró nórDiCA. mADriD, 2010 269 páginAs, 19,50 Euros A algunos poetas les cuesta varios libros encontrarse y que los otros reconozcan su voz. tomas tranströmer jaime siles (Estocolmo, 1931) consiguió esto ya en y con su primer libro, 17 poemas (1954) en el que su mundo e incluso lo que será su desarrollo aparece definido con tanto dominio de la forma como insólita madurez. Algunos versos de ese libro nos atrapan; otros nos sorprenden. pero lo que más nos extraña y su prosa latín incluida en Visión de la memoria (1996) nos lo aclara es esa curiosa combinación de expresión de raíz surrealista con estrofas alcaicas y sáficas horacianas, ese escribir desde lo ocul- to y esa reflexión hecha sobre un acto trivial, como es el lanzamiento de unas piedras al agua que le lleva a entender que todas nuestras acciones claras como el cristal caen no hacia otro fondo que el de nosotros mismos como el nilo. pero tal vez el poema suyo de esta primera época que mejor detalle su intención de descifrar los días sea Epílogo una composición más larga de lo habitual en él y que apunta ya hacia su posterior RAYMOND CARVER BORIS PAHOR La edición original, sin corregir de un libro excepcional aBcd 25 Una obra maestra de la literatura del holocausto (Claudio Magris)