Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
l. poesía Ciudad escrita composiciones de lugar andrés catalán VI PrEmIo NACIoNAL DE PoESíA JoVEN FéLIx GrANDE 2010 UNIVErSIDAD PoPULAr JoSé hIErro SAN SEBASTIáN DE LoS rEYES, 2010 55 PáGINAS, 7,50 EUroS uni- versos ADRIANA DAVIDOVA Dos poemas voz nueva. UNA INDAGACIÓN EN EL LENGUAJE Y EN LA ProPIA IDENTIDAD QUE AUGUrA UNA PromETEDorA TrAYECTorIA LírICA Hogar Se asfixia hasta la pequeña flor que el niño plantó y dejó en la ventana... Se asfixian los objetos, los muebles, las cortinas con las que pensé escalar hacia el olvido Se asfixian mis cuadernos escritos y después quemados ante la soledad como testigo Se asfixia el horno, los fogones, la bañera... que te gusta muy caliente Se asfixian las bombillas apagadas ante la claridad amoratada de los golpes en mis muslos Se asfixia incluso el miedo que se ha incrustado entre los cajones de tu ropa ordenada, bien doblada... Se asfixia también mi ropa, que me baila alrededor de las caderas, de los pechos vaciados y ya ligeros Se asfixia la araña, que escapa guiada por sus pequeños sentidos arácnidos, cada vez que oye unos pasos, los pasos, tus pasos... Se asfixia el humo de los cigarrillos con los que quiero asfixiarme antes de que vuelvas, sin haberte marchado realmente nunca... Incluso, la conciencia del tiempo que pasa, se esconde asfixiada ante la posibilidad de tu llegada castigo En la nube de lava volcánica el dolor hace un nudo de mis sílabas Y apareces entre una herida y otra Duele, arde, quema la boca como un graznido de víboras hambrientas La garganta... llaga y la pólvora de arsénico envenenado cae en el centro mismo de mi esencia Amargo, caliente, desconocido... Dolor de sangre y espasmos me arrojas a los abismos me disparas entre los ojos transparentes me envuelves en mantas de metal pesado y me extirpas la sonrisa para siempre Duele, duele... quema la boca anhelante de vida, Y recibe sorprendida el castigo El castigo espeso, caliente, ardoroso, tibiamente indefinido infierno ¿Dónde estoy? ¿A dónde voy? ¿Quién soy? Composiciones de lugar, galardonado con el VI Premio Nacional de Poesía Joven Félix Grande, es el primer libro de poemas publicado por Andrés Catalán (Salamanca, 1983) y lo primero que cabe decir es que estamos ante una obra unitaria, madura y compleja; también ante una voz nueva y sin apenas adherencias. Se trata de una indagación en la ciudad, que es también una indagación en el lenguaje y en la propia identidad; de hecho los tres aspectos se funden en el texto, como podemos ver en el poema Breve imagen de mí Cuando todo se apaga, y yo vuelvo a mi casa, voy buscando mis signos, los rastros que de mí van reflejando espejos sin azogue, el fondo en sombra: esa verdad del cristal y la tiniebla Existe, por lo demás, algo que une a todas las ciudades, una sustancia común: Bajo la lluvia, tras la ventana, con la cortina del tabaco y en estado de versos y fatiga, todas las ciudades albergan en sus calles una historia común y un rostro parecido Un escritor es todos los escritores, una ciudad es todas las ciudades A lo largo del libro, descubrimos las vinculaciones entre palabra, cuerpo y ciudad. Los tres comparten su condición de espejismo engañoso. Si mienten las palabras, también los cuerpos mienten. Y la piel también miente leemos en la primera sección del libro. Y así comienza la segunda: La ciudad no es verdad. Es un reflejo. Solo existe su rastro... En cada una de las dos secciones, hay, además, un poema titulado Ciudades como cuerpos donde queda patente la analogía: Las ciudades también, como los cuerpos, se definen mejor cuando amanece Tanto unas como otros siguen manteniendo, al final, su carácter enigmático: Toda ciudad son capas superpuestas de una ciudad distinta, misteriosa, como noches en fila, haciendo cola, mezclándose en las hondas oficinas de la memoria y la piel, como cuerpos ajenos y palabras De gran interés son también los diversos poemas que hablan de pintura o del acto de pintar (el autor es un estudioso de las relaciones entre poesía y pintura) Así vemos a Antonio López en el trance de atrapar una determinada luz en medio del tráfago de la ciudad Gran Vía, 1974- 1981 En otros, nos muestra el poder configurador de la mirada y del deseo, como se aprecia en La grande baigneuse (Dominique Ingres) Nos encontramos, en fin, ante una poesía de una gran densidad; un buen comienzo para una prometedora trayectoria. n luis garCía jambrina Nacida en Sofía (Bulgaria) en 1975 y de nacionalidad española, Adriana Davidova ha desarrollado su formación y actividad profesional en España. Licenciada en Filosofía y Letras, ha publicado dos libros Hacer el amor a un ángel y El deseo y, junto a la psicoterapeuta Cristina Yela, el ensayo Voces de mujer. ha escrito varios guiones para cine: Las noches vacías (Premio Especial del Jurado en málaga 2002, Los ángeles Latino Film Festival, Berlinale... Síndrome (finalista en el Locarno Film Festival, London Film Festival, mar del Plata, Berlinale, Bombay International Film Festival, Tolouse Film Festival... Huellas (Premio A. E. T. 2007) y La inercia de los cuerpos. Como actriz, sus últimos trabajos estrenados, Síndrome y Huellas, han recibido muy buena acogida por parte de la crítica especializada en diversos certámenes internacionales, y ha merecido varios premios por Huellas. Actualmente, rueda el largometraje La inercia de los cuerpos, comprometida reflexión sobre el sistema sanitario y la relación médico- paciente. En breve estrenará otro largometraje, La esquina. Adriana ha dirigido, además, dos cortos: Piezas y Ángeles. n SELECCIÓN Y CoorDINACIÓN DE AmALIA IGLESIAS SErNA aDriana DaViDOVa. aBcd 18