Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
SIN PAPELES FÉLIX ROMEO Mazinger Z contra Frankenstein scribe Antonio López Peláez en De Galatea a Barbie, un interesante ensayo de ensayos que relacionan las nuevas tecnologías con la literatura y el arte: La única dificultad previsible es que, a medida que la tecnología avance y el robot sea más inteligente, y aprenda a manejar sensaciones y afectos, puede convertirse en una máquina menos esclava, más interactiva, y quizá acabe independizándose de nosotros. Algunos expertos hablan ya de los derechos de los robots... Pero también podemos plantearnos nuestro derecho a divorciarnos de nuestro robot o, algo peor, que el robot se canse de nosotros y nos abandone. En cualquier caso, para pasiones o para amistades, los robots de servicios ya están entre nosotros. Y han venido para quedarse Me recuerda a 2001: una odisea del espacio, con el ordenador destruyendo a la tripulación. Y al mismo tiempo me parece una reflexión sobre un futuro lejanísimo, o más bien imposible. Frederic Raphael cuenta en su libro autobiográfico Aquí Kubrick la paliza que le daba Arthur C. Clarke a Stanley Kubrick, después del enorme éxito que habían obtenido con la adaptación de su película, y lo cansado que estaba de él: No para de enviar faxes. Casi a diario recibo un montón de mierda suya CULTURA POP. Mi infancia son recuerdos de Mazinger Z (y de su compañera Afrodita A) en la tele, y quizá por eso, aunque los robots estén entre nosotros, no me he dado cuenta de ello: los esperaba gigantes, antropomórficos, destructores; los esperaba andando, hablando... Mi infancia también son recuerdos de La guerra de las galaxias: así que imaginaba a los robots haciendo chistes, teniendo miedo, moviéndose torpemente... Los esperaba como algo que inevitablemente iba a llegar. Pero esa idea de robot, derivada de los autómatas y que tuvo una gran resonancia en la cultura pop, se ha transformado. Los nuevos robots, nada metálicos, sin softwarte, somos nosotros mismos: la idea de Prometeo, puesta al día por Mary Shelley en Frankenstein y más recientemente refantaseada por Michel Houellebecq en Posibilidad de una isla, que él mismo convirtió en una película. Houellebecq es el intelectual más fascinado por la clonación. La clonación está triunfando en esta realidad: una realidad que era, sólo hace unos años, el futuro Los robots han dejado paso a los clones. Con el control de la tecnología del ADN, con las células madre... avanzamos más en las posibilidades de desarrollo de nuestra carne y de nuestra sangre. Los problemas morales, creo, no surgen de los supuestos derechos de los robots sino del control de la nueva biotecnología. E Sé que Karel Capek, furibundo antinazi, fue el inventor de la palabra robot y está muy presente en De Galatea a Barbie, en especial en el ensayo de Isabel García Adánez, que analiza el género en los robots y de las robotas, pero desde que descubrí al artista portugués Leonel Moura (a través, por cierto, no de una obra artística sino de un libro en papel nada tecnológico, 30 gramas, dedicado a las latitas de Merda d artista de Piero Manzoni, también bastante analógicas) siempre que leo la palabra robot pienso en él. MÁS POESÍA DENTRO. No sé si Leonel Moura es el mayor constructor de robots artísticos, pero sí es el que más me gusta... y el que me parece que tiene más poesía dentro. Escribo poesía, pero me refiero, realmente, a un sentido de la tradición en el que caben los autómatas clásicos, las islas de juguetes de Alberto Savinio, Borges y su zoología fantástica y, sin duda, también Karel Capek. Ejemplo de esa evidente carga literaria es uno de sus proyectos, Robotarium X, el primer zoo de robots en el mundo, que está instalado en un pueblo no muy lejos de Lisboa, Vila Franca de Xira. Y también la percibo en sus insectos robot. Leonel Moura, en su ensayo sobre Manzoni, donde la escatología y el arte confluyen, también me llevó a un robot- lavadora creado por Wim Delvoye. Se llama Cloaca y convierte en mierda la comida de los mejores restaurantes. REFERENCIAS: De Galatea a Barbie. Autómatas, robots y otras figuras de la construcción femenina. Edición de Fernando Broncano y David H. de la Fuente (Lengua de Trapo) Arthur C. Clarke, 2001: una odisea del espacio (Nuevas Ediciones de Bolsillo) Frederic Raphael, Aquí Kubrick Mondadori. Mazinger Z, página web, en japonés, de la productora: http: www. toei- anim. co. jp lineup tv mazingerz Varias ediciones de Frankenstein, incluida la primera, en la biblioteca de Google: http: books. google. es Michel Houellebecq, Posibilidad de una isla (Anagrama) Karel Capek, R. U. R. Robots Universales Rossum (Minotauro) Web de Leonel Moura: http: www. leonelmoura. com R o b o t a r i u m X e n Yo u Tu be: http: www. youtube. com watch? v NmBWiG WgTo I n s e c to s ro b o t s d e Le o n e l Moura: http: www. youtube. com watch? v 0 a 4 Aq 15 HYAo Cloaca, de Wim Delvoye: http: www. youtube. com watch? v 6 WvIuDIA 4 bM ENTRE AUTÓMATAS. DE ARRIBA ABAJO, LA WEB DE LA PRODUCTORA DE MAZINGER Z CLOACA DE WIM DELVOYE; LOS INSECTOS ROBOT DE LEONEL MOURA EN ROBOTARIUM X Y EDICIONES DE FRANKENSTEIN EN GOOGLE ABCD 39