Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
SIN PAPELES FÉLIX ROMEO Palacio de los juegos amos a la Filmoteca a ver dos mediometrajes de Jean Eustache. Hay mucho de ceremonia iniciática en las sesiones de la Filmoteca, y esa falta de normalidad me molesta. Detesto lo esotérico, ahora que disponemos de herramientas para vencer el esoterismo, al menos como forma de conocimiento... El esoterismo sectario vuelve a vivir momentos de esplendor en la crisis. Sin embargo, tengo que dar las gracias a la Filmoteca porque nos permite ver las películas de Jean Eustache, que no están editadas en DVD (ni aquí ni en Francia ni en Estados Unidos) Podría bajarlas en eMule, pero lo que me gustaría es que estuvieran disponibles en internet y que pudiéramos comprarlas y verlas cuando nos diera la gana. Merece la pena la imagen para entender la ridiculez de un consumo cultural a hora fija y otorgado como una concesión: ¿sería posible que las obras literarias sólo pudieran leerse una vez cada ciertos años y en unas horas determinadas? La industria del porno y la de los casinos on line han conseguido algo que ni soñamos todavía los consumidores culturales. (Perdón por esa expresión fea, consumidor cultural, pero no se me ocurre nada mejor para explicarme. El Ministerio de Cultura, usurpando una iniciativa que debería ser privada, pretende lanzar una plataforma para vender cine en la Red. El futuro del pasado, en el que estamos, es mucho más antiguo de lo que yo esperaba. Y peor. TARDE DE DOMINGO. Uno de los mediometrajes de Jean Eustache me gusta mucho, Les Mauvaises Fréquentations, de 1963 y en blanco y negro. Cuenta una tarde de domingo de dos jóvenes predelincuentes que intentan ligar en los clubes de baile de Montmartre. La historia no es nada, pero está la vida, las calles, el lenguaje y casi es un documental etnológico: las personas que son pilladas durante el rodaje miran a la cámara pero el plano vale igual. O más. Al comienzo de la película, los jóvenes juegan con un flipper, y luego pasan junto a un lugar que se llama Palais des jeux, unos salones recreativos que desgraciadamente no vemos. Crecí en sitios parecidos, aunque con nombres menos exóticos, o sin nombre, y en lugares más cutres. Flipper es una palabra que no existe en el Diccionario. Ni siquiera en la Wikipedia, donde la definición de la máquina del millón se da en la voz Pinball. La cultura pop y el Diccionario están reñidos. Así define futbolín: Cierto juego en que unas figuras pequeñas accionadas mecánicamente remedan un partido de fútbol Me imagino cómo podría reconstruirse un futbolín con esa descripción. Tampoco sinfonola, V rockola y jukebox están en el Diccionario. Una sinfonola muda aparece en el otro mediometraje de Jean Eustache, Le Père Noël a les yeux bleus, sobre el esplín de los jóvenes en la provincia francesa de los 60. Ese mundo de máquinas, que ni siquiera tienen un nombre legal en castellano, inventó la adolescencia. La había inventado Salinger, con El guardián entre el centeno, pero no existió de verdad hasta el cine de la Nouvelle Vague. Murieron antes los directores de la Nouvelle Vague que Salinger. ESCASO REFLEJO. Las máquinas recreativas han transformado nuestra forma de vida: lo que antes era una pérdida de tiempo, marginal y socialmente cuestionada, ahora es un motor fundamental de la economía y un premio para los buenos chicos. Los videojuegos y las consolas duplican en ingresos al cine. El cine comercial es sólo un anticipo de su videojuego. Peter Jackson, director de El señor de los anillos, es uno de los profetas de los videojuegos. Pero no me interesa hablar de la transformación social y económica producida por los videojuegos, las consolas y los juegos en red, sino del escaso reflejo que esa forma de juego tiene en el pensamiento, en la literatura. Peter Handke fabricó un ensayo lírico cuando vio desaparecer las sinfonolas de los bares de Europa y vino a España para localizar las últimas en activo, como si fueran dinosaurios antes de la extinción. Ensayo sobre el jukebox, que no fue un éxito, porque no ha pasado de la primera edición de 1992, es un interesante viaje a esa memoria sentimental del pop de la posguerra mundial. Peter Handke escribe que su libro no es un lamento por la desaparición de las sinfonolas, sino que pretende retener y hacer valer lo que para uno podía significar una cosa y, sobre todo, lo que podía salir de una mera cosa Los flipper no han generado ni medio ensayo ni mucha literatura ni una voz del Diccionario. Tampoco las máquinas de marcianos. Ni la Wii ni la Play Station. Los escritores parece que no sabemos cómo contar el juego. Ni los instrumentos del juego. DIRECCIONES: Jean Eustache en Wikipedia: http: es. wikipedia. org wiki Jean Eustache Jean Eustache, algunas de sus películas en Listas de reproducción de YouTube: www. youtube. com results? search type search playlists search query %22 jean eustache %22 uni 1 J. D. Salinger, El guardián entre el centeno, publicado por Alianza Editorial. Información sobre el desaparecido Salinger: http: catchingsalinger. wordpress. com Diccionario Real Academia: http: buscon. rae. es draeI Peter Handke, Ensayo sobre el jukebox, publicado por Alianza. Vídeo sobre Ensayo sobre el jukebox, en francés: http: ha. ina. fr art- et- culture litterature video CPC 92013782 peter- handke- essaisur- le- juke- box. fr. html Entrevista con Peter Handke, en francés: http: www. ina. fr art- etculture cinema video I00019645 peter- handke- a- propos- de- la- femme- gauchere. fr. html RODEADOS DE MÁQUINAS. JUNTO A ESTAS LÍNEAS, ENTREVISTA A PETER HANDKE, AUTOR, ENTRE OTRAS OBRAS, DE ENSAYO SOBRE EL JUKEBOX DEBAJO, INFORMACIÓN EN LA WEB SOBRE SALINGER (A LA IZQUIERDA) Y UNA SALE HISTOIRE (1977) DE JEAN EUSTACHE ABCD 47