Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
L. PoESíA Claro y conciso TRAS LA PuERTA TAPIADA fRANCISCo joSé mARTíNEz moRáN XXIV PREMIO DE POESíA HIPERIÓN HIPERIÓN. MADRID, 2009 86 PáGINAS, 8 EUROS EN Su SEguNDo PoEmARIo, MARTíNEz MORáN DA UN PASO IMPORTANTE HACIA LA MADUREz LíRICA uNI- VERSoS rafael saravia Dos poemas ALCANCES No hubo dolor en la pobreza. El amor, con su hinchada hegemonía, fue tan grande como puede ser el amor en la pobreza. Yo no conocí el hambre, mis huesos crecieron con crujidos pretéritos. No conocí el hambre ni los platos dorados que mitigan la gula. Fui presencia en el olvido, un margen agraciado en el asalto que el día ofrece al que no tiene, al que conserva el dulzor de la nieve durante todo el año. No hubo dolor en mi pobreza, el lomo de mi madre resistió abundante y frondoso, doce horas al día su curvatura se apoderaba de mi escasez y el carbón nos hacía feligreses del calor ajeno y sudado. Era sagrada nuestra ausencia de bienes y el olor a lluvia y gotera compensaba la tristeza del sollozo. Mi pobreza fue constante y suave, rellena de manjares abundantes que suplían a telas y platas en medio de un candor soluble, como el café en la escarcha de la ventana o los sueños repletos de espartos amados profundamente por la viuda más amada de mi historia. Yo no conocí el hambre y sí la fiebre. Los sudores y la piel ajada me acompañaron en la infancia. Las mezquitas del amor se me ocultaron y tan sólo el terrazo frío me aleccionaba en el hogar. Yo no conocí el hambre, hubiese dado días de deseo por aliviar el peso de mi madre, pero mi estrechez fue colosal y su vida tan enorme como toda la que habita en los pliegues de mis ganas. Tras la puerta tapiada, galardonado con el XXIV Premio de Poesía Hiperión, es el segundo poemario de Francisco José Martínez Morán (Madrid, 1981) Antes había publicado Variadas posiciones del amante (2006; Premio Félix Grande) centrado en la experiencia amorosa. También ha publicado un interesante manual titulado Curso de iniciación a la escritura poética (2008) fruto de su experiencia como profesor de varios talleres literarios en la Universidad de Alcalá. Su nuevo libro representa un paso importante hacia la madurez poética. En sus poemas demuestra, de entrada, un gran conocimiento de los autores clásicos: sobre todo, españoles, ingleses, griegos y latinos. Ya dentro del siglo XX, sus principales referentes son Borges, Kavafis o Juan Eduardo Cirlot; y, entre los más inmediatos, Juan Antonio González Iglesias, Amalia Bautista y, de manera especial, Luis Alberto de Cuenca. En Tras la puerta tapiada, su mundo se ha ampliado de forma considerable con nuevos temas y motivos, además de la exaltación del cuerpo y del amor: el paso del tiempo, la infancia y la muerte, la memoria y el olvido, la plenitud y el deterioro, la relación entre cultura y vida, al tiempo que su lenguaje se ha hecho más despojado, más seguro y más intenso. En él, destaca también su marcada predilección por los poemas breves, concisos, elípticos y, con frecuencia, lapidarios y sentenciosos El mundo es una ruina del futuro. El miedo no es un monstruo en la pantalla. El miedo es estar vivo entre los vivos Un aspecto del que se burla el propio yo lírico, con ironía, en el poema titulado Propósito de enmienda que dice así: Pienso: Voy a escribir poemas largos Otro rasgo interesante es su capacidad para captar y mostrar esos matices y detalles que normalmente pasan inadvertidos, pero que son tan significativos y reveladores, como vemos, de forma clara, en este ejemplo: Se trata de un detalle imperceptible: los viudos siempre llevan dos alianzas El resultado es una poesía caracterizada, entre otras cosas, por la claridad expositiva, la narratividad, el predominio del registro coloquial, el laconismo epigramático, la ironía, la elevación de lo anecdótico a categoría mítica y su reverso, la encarnación del mito en la cotidianidad y las estructuras cerradas y ordenadas, con finales generalmente rotundos. Por otra parte, hay que decir que el poeta indaga en lo existencial a partir de un referente cultural. He aquí una poesía franca e inteligible, cargada de emoción y de sentido. n luis garCía jambrina Poeta, editor y fotógrafo, Rafael Saravia González nació en Málaga en 1978 pero vive en León desde muy temprana edad. Es el fundador del Club Cultural Leteo y de Ediciones Leteo. En el ámbito literario, ha colaborado con diversas publicaciones nacionales e internacionales (Ágora, Entrelíneas Israel Cuadernos Hispanoamericanos, Leer, etc. así como en recitales y páginas web. Ha publicado los libros de poemas Pequeñas conversaciones de rojo (Leteo, 2001) Desprovisto de esencias (Renacimiento, 2008) y Pequeñas conversaciones (Amargord, 2009) Participa en las antologías Novilunio (1998) Petit Comité (2003) y Antología del beso, poesía última española (2009) En breve saldrá un volumen de poesía y crítica sobre la obra de Gamoneda en la editorial Calambur cuya edición corre a cargo del propio Saravia. En el ámbito fotográfico ha desarrollado tres exposiciones individuales: Nos queda la memoria, Ramblas y Contrastes, una mirada a la India. Otras exposiciones colectivas en las que aparece como fotógrafo son No tan mayor, Arrabalescos, Aleteos del camino y Estupor y temblores, ésta última junto a Chema Madoz, entre otros. Además, fotografías suyas han ilustrado revistas y libros. n SELECCIÓN Y COORDINACIÓN DE AMALIA IGLESIAS SERNA rafael saravia. PENITENCIA INVERSA Comprende, haz el esfuerzo de acercarte, sé mi impostora en estos momentos robados. Después del parto mil acacias nos brotarán del ánimo. Después, sólo tu esencia conocerá mi arrebato. ABCD 22