Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LA TESIS FINAL DEL LIBRO DE LUIS P. MARTÍN ES QUE LO QUE HUNDIÓ LA MASONERÍA FUE LA FAGOCITACIÓN DE LA MISMA POR EL PARTIDISMO POLÍTICO DE LOS MASONES DURANTE LA DICTADURA DE PRIMO DE RIVERA rebajar los perfiles mórbidos y trascendentalistas de la masonería, para que, sin negar su influencia, ajustar y precisar su auténtico papel histórico. Esto es lo que viene haciendo Luis P. Martín en diversos trabajos sobre la masonería de los comienzos del XX. Ahora nos presenta un libro en que analiza la identificación de la masonería con el republicanismo español y el papel que los masones tuvieron en la construcción de los valores de la Segunda República, su progresiva asunción de inquietudes sociales que deslizaron a la masonería del reformismo accidentalista de Melquíades Álvarez al radical- socialismo de Álvaro de Albornoz, Marcelino Domingo o Fernando Valera y al socialismo puro y duro de Fernando de los Ríos o Jiménez de Asúa, la articulación de un nuevo espacio político fuera de los escenarios tradicionales, la participación en la regeneración política asumiendo el compromiso de la construcción de la ciudadanía y la defensa de las libertades. El autor del libro a la hora de analizar la influencia masónica, más que fijarse en el papel de unos determinados personajes, como tantas veces se ha hecho, se centra en el despliegue de las ideas políticas emanadas desde las logias y su correspondiente función alternativa al pensamiento político conservador. Por otra parte, dedica un capítulo precioso a la geopolítica de la masonería, en que se constata el peso de Barcelona, Madrid, Sevilla- Cádiz, con una Segunda República que curiosamente no favoreció una gran expansión de la masonería (implantación más firme en Galicia o Murcia y un inicio de expansión en zonas tradicionalmente reacias como Aragón o Extremadura) La tesis final del libro es que lo que hundió la masonería fue la fagocitación de la misma por el partidismo político en la República tras la apuesta por el compromiso político de los masones durante la dictadura de Primo de Rivera. La materialización de la idea masónica de la República obligó a la masonería a sufrir los desgarros y fracasos de la propia República. REPRESIÓN. Una sola precisión. La represión de masones por el franquismo no excluye el hecho de que no faltaran abundantes masones en el ejército franquista del levantamiento del 18 de julio. El libro de Manuel de Paz (Valencia, 2004) que no cita el autor sobre militares masones en España obliga a introducir matices a la retórica antimasónica del franquismo y a cuestionar la idealización excesiva que nos hace Luis P. Martín de la Guerra Civil como el holocausto de un ideal masónico Una contribución importante, en cualquier caso, a la historia de la masonería real, a la fijación de los límites de un mito todavía hoy demasiado vivo. COMUNICADOS DE LA TORTUGA CELESTE ANDRÉS IBÁÑEZ 2001 H ace unos días, el 2 de abril para ser exactos, se cumplía el cuarenta aniversario del estreno de la película 2001, una odisea en el espacio, de Stanley Kubrick. Yo la vi en su estreno en España, me imagino que al año siguiente. Yo tenía entonces ocho años, y la película me produjo una enorme impresión. En realidad, la película impactó a todo el mundo. Recuerdo que mis padres se pasaban horas hablando con sus amigos de la última locura de Kubrick. El consenso general era que se trataba de una obra incomprensible, una historia que no tenía pies ni cabeza. Yo afirmaba que entendía la película. Mi madre me decía: ¿cómo vas a entenderla tú, que tienes ocho años, si no la entendemos ni tu padre ni yo? Encuentro que aquel fue el primer verdadero choque generacional que tuve con mis padres. Ellos querían un arte que hablara de problemas reales y de sentimientos humanos y para ellos, ligencia extraterrestre que ayuda a los seres humanos. Trata (si leemos correctamente el mito) de una inteligencia superior y benigna que ayuda a los seres humanos. Trata, en fin, de la evolución de la raza humana, y de la posibilidad de un tercer salto evolutivo. IMÁGENES Y MÚSICA. Postula, además, otro tipo de relato. No uno hecho a base de argumento y diálogos, sino uno compuesto de imágenes y de música. 2001 viene a decir que todos los seres humanos somos estrellas, o que en todos nosotros hay un mono salvaje que puede llegar a convertirse en una estrella. El mono que aprende a usar sus manos en la secuencia inicial, el astronauta que viaja al interior de su mente y el feto de una nueva criatura que flota en el espacio son una y la misma criatura: la evolución de un sólo individuo. Esto es puro vedanta, puro budismo, puro yoga. Pura alquimia también. ¿No decía Paracelso que la imaginación es la estrella en el hombre Una de las cosas que irritan de la ciencia- ficción es su contenido frecuentemente espiritual, su aproximación a lo sagrado. También esto (especialmente esto) suele ser considerado confuso por el tándem crítico- ilustrado- politizado. Mucho se ha hablado del uso de la música en 2001. Una de las mayores felicidades de la película es la utilización del principio de Así hablaba Zaratustra de Richard Strauss. Al comienzo de ese famoso poema sinfónico se oye una melodía repetida tres veces. Tres veces, tres saltos evolutivos. Las notas, Do- Do- Sol- Do, corresponden a las primeras notas del espectro armónico. La primera vez, la melodía termina en mi bemol, una tercera menor. Es el hombre primitivo. La segunda vez, termina en mi, una tercera mayor. Somos nosotros. La tercera vez, la melodía salta no sólo a otra nota, sino también a otra región armónica completamente distinta, la región de la subdominante. En el eneagrama se interpretaría como el salto a otra octava evolutiva. La subdominante es el cuarto grado. Vamos, pues, del tres al cuatro, del plexo solar al corazón. Es obvio que Strauss nada sabía de eneagrama, de sufismo ni de kundalini yoga. ¿Cómo es posible entonces establecer paralelos tan claros? La nave de 2001 vuela hasta Júpiter, más concretamente hasta el satélite de Júpiter llamado Europa. Europa es también el nombre de una ninfa griega, el de un continente y el de una diminuta isla del Índico adonde van a desovar las tortugas marinas. UNA DE LAS COSAS QUE IRRITAN DE LA CIENCIA- FICCIÓN ES SU CONTENIDO FRECUENTEMENTE ESPIRITUAL, SU APROXIMACIÓN A LO SAGRADO. ESTO SUELE CONSIDERARSE CONFUSO en 2001 no había nada que tuviera que ver con la vida real ni con los problemas reales de las personas Todavía mucha gente se sorprende de mi interés por la ciencia- ficción, que tanto ha marcado, creo yo, a los de mi generación. 2001, y más tarde La guerra de las galaxias, y Encuentros en la tercera fase, y más tarde aún, Stalker y Solaris, y luego Blade Runner, y finalmente Matrix. En esas obras se resumen algunos de los mitos más importantes de los tiempos modernos. INTELIGENCIA ARTIFICIAL. El tándem crítico- racionalista- ilustrado- politizado considera, por el contrario, que estas películas son o bien estúpidas, o bien para niños, o bien reaccionarias o bien (este es mi favorito) confusas 2001 trata de muchos temas, casi todos ellos escandalosos, estúpidos, irreales o confusos para el tándem crítico- racionalista- ilustradopolitizado. Trata de la inteligencia artificial y de las relaciones de los seres humanos con las máquinas. Trata (pero esto es sólo parte de la historia, parte del mito) de una inte- ABCD 25