Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
C. CÓMIC EN TIEMPOS DEL REY ARTURO EL PRÍNCIPE VALIENTE ES UN HITO ENTRE LOS CLÁSICOS DEL CÓMIC. EN ESPAÑA, MÚLTIPLES EDICIONES LO HAN CONVERTIDO EN UNO DE LOS TEBEOS MÁS RECORDADOS Y QUERIDOS POR VARIAS GENERACIONES DE LECTORES LUIS ALBERTO DE CUENCA No ha sido El Príncipe Valiente, del anglocanadiense Harold (Hal) R (udolph) Foster (1892- 1982) uno de esos títulos del cómic norteamericano desatendido en nuestros pagos. Yo tuve ocasión de leerlo por primera vez en aquellos cuadernillos publicados en la colección Novelas Gráficas de Editorial Dólar a finales de los años 50 y principios de los 60 del siglo pasado y agrupados en series de diferente color, la amarilla y la sepia en este caso. Últimamente, han visto la luz los tres primeros tomos, correspondientes a los años 19371942 (planchas dominicales 1 a 307) de una formidable edición de Prince Valiant en castellano, traducción de otra portuguesa, a cargo de Manuel Caldas, que en Portugal camina bastante más adelantada. Constará de 22 volúmenes. Desde la pequeña ciudad en que vive, Póvoa de Varzim, a 27 kilómetros de Oporto, Manuel Caldas ha dedicado su vida al cómic norteamericano de la Edad de Oro, y muy especialmente a la genial creación de Foster. Como en 2005- 2006 Planeta publicó 24 tomos con la saga completa de El Príncipe Valiente, y había colisión de derechos de reproducción en España del personaje, la cuidadísima edición de Caldas, traducida al castellano por el imprescindible Rafael Marín, con cubiertas de Jesús Yugo, no puede venderse en librerías y sólo puede conseguirse poniéndose en contacto con el editor portugués. RECONSTRUCCIÓN. Vale la pena leer la saga de Val de Thule en la edición de Manuel Caldas, que se ofrece en un impoluto blanco y negro, a la espera de que, algún día, se recuperen los colores originales diseñados por Foster. Los franceses publicaron, allá por los años 70, un par de álbumes de la saga, con el sello Serg, que ya tenían un cierto rigor filológico, pero ni en los Estados Unidos ni en el resto de Europa existe nada comparable en este sentido a la reconstrucción de Manuel Caldas. Dicho esto, seguiré con el elenco de traducciones españolas de Prince Valiant, inspirándome en las siempre seguras directrices del mencionado Rafa Marín. En 1950, y en la colección Aventuras Maravillosas (números 112) se incluyó, en color, el material de las planchas 643 a 654. En 1953, la revista Boy publicó 21 números en blanco y negro, correspondientes a las páginas 838 a 859. De 1959 data al menos ésa es la fecha que aparece en el recién instaurado Depósito Legal la edición ya citada de Dólar, donde me sumergí por vez primera en las aventuras de Val, Aleta y compañía; una edición que en las series amarilla y sepia de la colección Novelas Gráficas reprodujo, de forma anárquica y cercana a la denuncia en un juzgado de guardia, las planchas 128 a 384 y 842 a 1136, respectivamente, y en la colección Héroes Modernos (Serie C, 1963) las páginas 1375 a 1455. ¡Loor y gloria eterna, con todo, para Ediciones Dólar, pues me AVENTURAS MEDIEVALES. EN LA EDAD MEDIA LEGENDARIA RECREADA POR LA MATERIA DE BRETAÑA TRANSCURREN LAS AVENTURAS DE VAL DE THULE. SOBRE ESTAS LÍNEAS, VIÑETAS DE UNA EDICIÓN NORTEAMERICANA puso en contacto con la saga de mis amores, precisamente en el instante en que Val se encuentra con Slith y comienza la narración de la guerra con los hunos Novelas Gráficas serie amarilla, núm. 4) SAGA COMPLETA. En 1972- 1973, Buru Lan, la editorial donostiarra fundada por Luis Gasca, auspició, en un color desmañadísimo y remontando y ampliando viñetas en muchas ocasiones, la aparición de la saga completa de El Príncipe Valiente en su colección Héroes del Comic (ocho tomos de doce fascículos cada uno) llegando hasta la plancha 1176, pero saltándose algunas páginas y no incluyendo El castillo medieval, la serie que complementó Prince Valiant desde abril de 1944 hasta noviembre de 1945. No era, por cierto, una edición ejemplar, pero partía por primera vez en castellano del comienzo en términos absolutos de la saga (plancha del 13 de febrero de 1937) con el rey de Thule a caballo, perseguido por ABCD 62