Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A. RECORRIDOS LO QUE NO SE PUEDE VER BERTA JAYO AHORA O NUNCA GALERÍA DEL SOL ST. SANTANDER C DEL SOL, 47 HASTA EL 23 DE JUNIO SOBRE EL PAPEL LUIS FERNANDO AGUIRRE EL PAPEL DE LA PINTURA EL FORO DE POZUELO. POZUELO (MADRID) AVDA. JUAN XXIII, 2 HASTA EL 18 DE JUNIO RESTOS HUMANOS. A LA IZQUIERDA, UNO DE LOS PAPELES DE LA EXPOSICIÓN DE LUIS FERNANDO AGUIRRE. ARRIBA, FOTOGRAFÍA DE LA SERIE NUDES (2007) DE BERTA JAYO Tras la serie Making Love que se ha podido ver en Antonio de Barnola, compuesta por grandes lienzos embadurnados de óleo monocromo sobre los que el movimiento insistente de hacer el amor ha dejado una huella figurativa de esfumados exquisitos, Berta Jayo (1971) presenta la serie Nudes fotos de gran formato de los montones de ropa que dejan sus invitados al desnudarse totalmente en su estudio: un mendigo, un ejecutivo, una joven deportista. Es una serie independiente de la anterior, aunque conceptualmente relacionada, que nos habla también de la huella del cuerpo, de su espejo y su vacío. La obra ¿Por qué lloras? Estaba soñando es un botecito sellado con un líquido transparente. En el apartado de materiales, podemos leer: Lágrimas de 130 artistas Como hasta ahora se ha mantenido un compromiso de veracidad, el observador sabe que está ante un concentrado intenso de emociones. O ante una ironía radical: la burla de un vacío. Jayo integra en sus exposiciones, de forma muy personal, la colaboración de otros artistas, de tal manera que parece proponernos un espacio de autoría expandida. GABRIEL RODRÍGUEZ La obra sobre papel siempre requiere un gran rigor, un gran dominio de la técnica. O de las técnicas, cuando como en el caso de Luis Fernando Aguirre, cuya exposición en Madrid nos ocupa estas líneas son múltiples las que el artista decide aplicar a este soporte, al mismo tiempo tan adaptable y tan complejo. Hasta cuarenta dibujos son los que podemos contemplar en el Foro de Pozuelo de este artista nacido en la localidad asturiana de Villaviciosa. En ellos se nota la plasticidad que sabe imprimir a sus trazos, la solidez de sus figuras. En paisajes cotidianos, Luis Fernando Aguirre es capaz de destilar gotas de su imaginación para dejarle al espectador pistas sobre otra manera de ver la realidad, oscilando entre la ternura y la ironía, entre la pasión y la mirada despejada de engaños y malicias. No son estos puntos fáciles de unir sobre el papel en el conjunto de una misma obra, por lo cual se demuestran justificados los elogios que más de una vez ha recibido Aguirre de otros artistas de su generación la de los sesenta y de varias otras. MANUEL MUÑIZ MENÉNDEZ TERRITORIOS SIMBÓLICOS VÍCTOR MANUEL OBRA RECIENTE GALERÍA CARMEN CARMONA. SEVILLA C JÁUREGUI, 9 HASTA EL 19 DE JUNIO EN ESENCIA COLECTIVA. FIRMAS CONTEMPORÁNEAS GALERÍA SOKOA. MADRID C CLAUDIO COELLO, 25 HASTA EL 30 DE JUNIO SENTIMIENTOS. A LA IZQUIERDA, UNA DE LAS OBRAS DE DAU AL SET EN SOKOA. SOBRE ESTAS LÍNEAS, ASUNCIÓN Y ÉXTASIS (2006) DE VÍCTOR GARCÍA Nueva y arriesgada apuesta galerística que nace con el mismo espíritu que anteriores protagonizadas por Carmen Carmona, a saber: un plantel de jóvenes artistas con proyección, puerta abierta a proyectos específicos y no cerrarla a ningún canal expresivo o sensibilidad. Quién inaugura este pliego de intenciones es un singular e interesante creador: Víctor Manuel Gracia (Sevilla, 1969) La originalidad de Gracia pasa por emplear la foto como herramienta de investigación y de rehabilitación de una serie de claves poco frecuentes hoy. Resulta evidente la recuperación para la esfera temática de la iconografía cristiana, mientras la estética transita los predios de la escenografía barroca. Sin embargo, la subversión parte de la contención: ni escenario, ni envolturas, la descontextualización se alcanza en la desnudez, en la naturalidad de la belleza imperfecta y en la neutralización de referentes. Todo para desembocar en un ejercicio sobre la fragmentación espaciotemporal de la narración física y sobre los mecanismos de expresión dramática, amanerada e impostada, al servicio de la narración simbólica. IVÁN DE LA TORRE AMERIGHI Sokoa reúne a nueve artistas de la primera mitad del siglo XX para configurar una excelente exposición que viene a ser una amplia mirada a la pintura de la centuria pasada. En efecto, a lo largo de una cincuentena de obras, podemos ver cuadros cubistas de influencia picasiana, como la obra de Subarroca, y, más concretamente, del cuadro Arlequín, o excitantes composiciones cromáticas en rojo, negro y amarillo, que incluyen la técnica mixta. Tales son las obras de Mayte Spínola, que compagina su reconocimiento hacia Miró y su afición por los toros, captando la esencia de la tauromaquia a través de sus colores emblemáticos. También hay una cierta presencia del arte naïf en la obra de Sanvisens y un guiño al impresionismo por parte de Menchu Gal en Barcos. Modest Cuixart expone a sus tenebrosos personajes sobre un fondo monocolor, ya sea una pastorcilla o un payaso cojo haciendo equilibrios en una cuerda sin fin. Por último, cabe destacar, de Francisco Abuja, Pajarito, lienzo con el que atrapa la inseguridad y debilidad del ave recluída entre paredes y añorando salir a la luz y volar. J. P. L. ABCD 46