Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
L. ENSAYO PICOS Y PLUMAS DE ORO EL GUIRIGAY NACIONAL. ENSAYOS SOBRE EL HABLA DE HOY MARQUÉS DE TAMARÓN PRÓLOGO DE AMANDO DE MIGUEL ÁLTERA. MADRID, 2005 269 PÁGINAS, 21,90 EUROS Después de catorce años de ausencia, el Marqués de Tamarón vuelve a Madrid en el verano de 1981. En esos días de bochorno tropical el último destino del autor ha sido Ottawa España se recupera del susto del 23- F, el Congreso aprueba la ley de divorcio y el Gobierno hace esfuerzos para acelerar el ingreso en la OTAN. Afuera, François Mitterrand acaba de ganar la presidencia de la República. La Unión Soviética intenta que la situación en Polonia no se le vaya de las manos. Y Estados Unidos arma a los talibanes en Afganistán. Tamarón advierte enseguida que sus pares, la crema de la intelectualidad española ya no hablan como antes. Algunos años y un libro de cuentos (Pólvora con aguardiente) más tarde empieza a publicar en ABC estos artículos en los que castiga sin misericordia a políticos, periodistas y otros formadores de opinión por maltratar el idioma. Tamarón sacude a JAIME OTERO Fernando Lázaro tendrá grandes éxitos de ventas con sus dardos en la palabra compilaciones de artículos aparecidos antes en Prensa. También Amando de Miguel que prologa esta reedición o Álex Grijelmo lo han cultivado añadiéndole, como nuestro autor, la perspectiva de quien no es filólogo de profesión. Por eso, el lector encontrará en El guirigay algo más que la sátira del lenguaje oscuro y difícil de entender (DRAE) de nuestros personajes públicos. Aprenderá Historia, relaciones internacionales, y se contagiará de los gustos literarios del autor. Hallará también, entre líneas, una crónica política y de costumbres de los años 80. Pero, quizá porque Tamarón es diplomático, su juicio sobre la política exterior del momento sólo se adivina. SEVERO DIAGNÓSTICO. No así en el penúltimo ensayo, una de las adendas a la edición original de 1988. Lengua sin manos, ¿cómo osas hablar? de 2005, es un texto directo en el que el autor abandona la benevolencia que suele acompañar a su ironía; un diagnóstico severo sobre la capacidad de la nación y sus gobiernos de reaccionar ante amenazas externas. Otro añadido al original, Quijotes y yupis le valió fama anticervantina. Cierra la serie una divagación sobre GAZAPOS PROPIOS Y AJENOS LE SIRVEN AL AUTOR PARA DIVERTIR E ILUSTRAR A LOS LECTORES JOSÉ MARÍA BARROSO TAMARÓN ADVIERTE EN 1981 QUE SUS PARES YA NO HABLAN COMO ANTES. ALGUNOS AÑOS MÁS TARDE EMPIEZA A PUBLICAR EN ABC ESTOS ARTÍCULOS EN LOS QUE CASTIGA SIN MISERICORDIA A LOS FORMADORES DE OPINIÓN POR MALTRATAR EL IDIOMA diestro y siniestro, Arriba y abajo, con buenos modales pero sin importarle el qué dirán. Sus destinatarios tienen nombres y apellidos: Antonio Gala, Francisco Umbral, otros picos y plumas de oro menos conocidos o ya olvidados. Como el capricho de Goya que ilustra la portada, El guirigay nacional retrata a oradores y plumíferos dirigiéndose a una audiencia embobada. También se atreve Tamarón a corregir a maestros de la lengua como Gabriel García Márquez, Augusto Roa Bastos, Camilo José Cela o Manuel Alvar... ¿MUCHOS ENEMIGOS? No sabemos si con tanto azotar y corregir se ha hecho Tamarón muchos enemigos. A juzgar por las notas con las que glosa los artículos algunas contienen alardes impagables como el firmado por Miguel Ángel Ochoa ha conseguido al menos atraer la correspondencia de un insospechado plantel de eruditos que a menudo contradicen al autor. No es éste, por cierto, su menor mérito: utilizar, a pecho descubierto, los gazapos propios para divertir e ilustrar un poco más al lector. El comentario satírico sobre el mal uso del idioma no es un género nuevo cuando lo adopta Tamarón. la biblioteca ociosa en la que da gusto perder el tiempo. En esta reedición se suprime en cambio Alto sostén y bajo sujetador guía humorística de palabras levadizas (la expresión es de uno de los glosadores de aquel artículo, Julio Cerón) con las que se reconoce a los miembros de un grupo. Casi nadie entiende la ironía protesta el autor, y explica que no quiere que le cuelguen el sambenito de árbitro de la elegancia. Acaso la ironía fuera en esta ocasión demasiado fina. O tal vez esta prosa concisa, libre de explicaciones superfluas, pueda llegar a desorientar a quien buscara en ella una guía de estilo; por el contraste entre erudición políglota y defensa de lo cateto por la combinación de cultismos y expresiones de andar por casa. Ha llovido mucho desde 1981. No hace falta vivir en el extranjero para comprobar que cambia la forma de hablar. Basta con hacerse mayor y que los hijos se rían de uno por anticuado. Pero si se ha estado fuera es más fácil percibirlo; las palabras saltan al oído. Lo difícil es contarlo con gracia e inteligencia como lo hace Tamarón. Y si no lo creen, lean su dictamen sobre una de las nuevas muletillas políticas: el talante. LA MAGNITUD DE UN CRÍTICO GARCÍA MÁRQUEZ. HISTORIA DE UN DEICIDIO O LA ORGÍA PERPETUA SON ALGUNOS DE LOS ENSAYOS DEL ESCRITOR PERUANO QUE SE RECOGEN EN ESTE VOLUMEN OBRAS COMPLETAS, VI. ENSAYOS LITERARIOS I MARIO VARGAS LLOSA PRÓLOGO DE JOAQUÍN MARCO GALAXIA GUTENBERG CÍRCULO DE LECTORES. BARCELONA, 2006 1.398 PÁGINAS, 55 EUROS MIGUEL GARCÍA- POSADA Recoge este tomo VI de las Obras Completas de Mario Vargas Llosa el primer volumen de sus ensayos literarios: Carta de batalla por Tirant lo Blanc García Márquez. Historia de un deicidio; La orgía perpetua: Flaubert y Madame Bovary La utopía arcaica. José María Arguedas y las ficciones del indigenismo, y Cartas a un joven novelista. Estos libros se publicaron entre 1971 y 1991. No se recogen por razones de extensión el volumen de artículos La verdad de las mentiras, ni el muy reciente La tentación de lo imposible. Victor Hugo y Los miserables u otros artículos, como los dedicados a Azorín. La novedad más sustancial del volumen reside en la recuperación del libro sobre García Márquez, inencontrable desde hacía muchos años, agotada y no reimpresa la primera edición, y sólo accesible en los circuitos de bibliófilos, a precio muy elevado, o bien en las fotocopiadoras de algunas bibliotecas públicas. Novedad relativa, pero novedad al fin, es la edición del libro dedicado a Arguedas que, publicado por una editorial latinoamericana, ha circulado entre nosotros con menos intensidad que los anteriores. MÉTODO PROPIO. Lo más importante, y sigue siendo novedoso, es la reaparición, en edición totalizadora, de un gran crítico. Pues hay que decirlo y, en nuestro caso, proclamarlo por enésima vez: Vargas Llosa es uno de los críticos mayores del siglo en español y en otras lenguas. La excelencia de su discurso crítico lo sitúa en pie de igualdad con los grandes maestros europeos y americanos de la centuria. Como ellos, tiene el supremo don del infalible ojo clínico (crítico) que lo lleva al mismo corazón de la obra abordada y a los latidos profundos del creador. Vivifica así la eminente tradición de los grandes creadores que han hecho crítica: Eliot, Valéry, Juan Ramón Jiménez o Pedro Salinas, por sólo citar algunos ABCD 28