Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
EL ENGAÑO A LOS OJOS JERÓNIMO LÓPEZ MOZO El buen espectador En una entrevista a Calixto Bieito publicada en ABCD me ha llamado la atención un comentario referente a su trabajo en la ópera. Afirmaba que es necesario buscar una estética de hoy en día que sustituya a la abstracta, impuesta en los años cincuenta del pasado siglo. Está claro que buena parte del público operístico, incluso el que no niega la necesidad de una renovación del género, no comulga con sus ideas. Es el que, resignado, opta por cerrar los ojos y escuchar la música. Bieito considera, con toda la razón del mundo, que, para eso, mejor quedarse en casa. La ópera es teatro y, por tanto, no sólo música, dice. Tal afirmación sirve para el teatro en prosa. Entre sus espectadores también abundan los que muestran su rechazo ante las puestas en escena que, en su opinión, modifican el texto del autor o le desplazan a un segundo plano en beneficio de lo espectacular. No digamos cuando lo que se muestra está lleno de imágenes violentas con ánimo provocador. Tampoco en este caso la solución consiste en cerrar los ojos y limitarse a escuchar. Quienes se comportan así no son buenos espectadores. El buen espectador sabe que el texto es uno de los elementos del espectáculo y que, por tanto, no puede decirse que se haya asistido a él si no se ha contemplado lo que sucede en el escenario. Hacerlo, aunque no le agrade lo que ve, es bueno. Y ya que hablamos del buen espectador, digamos que el mejor es el que asume el papel, aunque sea modesto, de creador. Ernesto Caballero recordaba que espectador viene de espectare, que quiere decir tener expectativas. Un público sin ellas ve menos que el que se tapa los ojos con una venda. En cambio, si las tiene, será capaz de contemplar, en un escenario vacío, lo sugerido por el texto. En realidad, la búsqueda del buen espectador no es una novedad. Darío Villanueva nos ha recordado que La vida del rey Enrique V, de Shakespeare, se inicia con una intervención del coro que pretende estimular al público del Teatro del Globo para que supla con su imaginación las carencias de un escenario tan esquemático y austero. En ella solicita que, donde hay un hombre, se imagine un ejército, y que si alguien habla de caballos, se vea a los nobles brutos hollando con sus cascos en el suelo. Que vuestra fantasía vista a los reyes, los lleve de acá para allá y concentre en una hora los acontecimientos de muchos años dice el coro. Por lo que parece, el público de entonces aceptaba el juego de buen grado y se convertía, en palabras de Villanueva, en cómplice activo para la recreación del mundo sugerido por el autor. NIGHTING- GALE IN THE CATHOLIC CHURCH (IZQUIERDA) DE LA COMPAÑÍA PORTUGUESA PAULO CASTRO, ES UNO DE LOS MONTAJES QUE PODRÁN VERSE EN ESCENA CONTEMPORÁNEA 2006 rraca, iniciativa conjunta de la Compañía Francesa Teatro Dromesko y la de los Hermanos Forman, procedente de la República Checa, presentan una propuesta que pretende envolver al público en el ambiente de una taberna ambulante, rompiendo todo tipo de distancia entre el artista y el espectador: ambos se funden en un todo mágico y musical. Siempre con el sabor de una copa entre las manos y el azar que surja de la complicidad entre ambos. El viaje por Stan s Café nos acerca a una instalación creada con 12 toneladas de arroz con un gran contenido social que no dejará indiferente a nadie. Acercarse a ARCO y participar en el espacio AVIÓN... del encuentro que nos propone Kira 0 Rreilly, será realmente una experiencia difícil de olvidar. Aparte de las propuestas mencionadas, el Festival en esta edición acoge los últimos trabajos de compañías del panorama nacional; como el montaje de la Sala Beckett, sobre la obra de Juan Mayorga Animales Nocturnos. El último montaje de la compañía Mal Pelo, Atlas (o Antes de llegar a Barataria producción con la que inauguraremos esta VI edición y que forma parte de un acuerdo suscrito entre el Festival y el Instituto Cervantes hace un año. También, asimismo, nos visitan valiosas propuestas como la del Teatro del Temple, Teatro del Velador... En cuanto a trabajos de creación madrileña contamos con el de Carlos Fernández, ganador del premio de dramaturgia de la pasada edición; la propuesta de ópera contemporánea de la compañía La Fiesta de los Locos. La disección poética a la que nos someterá Marina Oroza... Hay también una amplia representación de compañías españolas que están desarrollando su trabajo en otros países europeos y nos muestran sus resultados en esta VI edición: Roberto Oliván, Juan Domínguez, Cuqui Jerez y Cisco Aznar, son buen ejemplo de ello. El ciclo Perfil supone un encuentro con Paulo Castro, director portugués que desarrolla su carrera en estos últimos años en Berlín y que tiene una mirada muy particular sobre el hecho escénico. En el ciclo autor nos acercamos a la figura de Heiner Müller, cuya obra revisaremos. Como ya anunciamos en la pasada edición, continúa nuestro compromiso con ¡Mira! mediante propuestas como la de, por ejemplo, Sonia Baptista, Rui Silveira, DACM... las que forma parte del acuerdo creado entre España, Francia y Portugal en dichos encuentros. Por primera vez tendrán lugar dentro del festival, en la semana del 13 al 17 de febrero, los encuentros de artistas madrileños cuya obra ha sido estrenada a lo largo de 2005, con programadores nacionales e internacionales que nos visitarán en estas fechas. Si el Festival ha constituido desde su creación un lugar de encuentro y un escenario abierto a la creación extranjera y propia, en la presente edición este compromiso lo es más que nunca si cabe. Sólo queda, pues, dar las gracias a la Comunidad de Madrid, instituciones y espacios que acogen las abundantes y distintas propuestas y facilitan que este Festival se lleve a cabo, y a los espectadores que disfruten un año más de esta edición que se presenta llena de propuestas diversas y estimulantes. ABCD 31