Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
L. ESCAPARATE LA ESPADA OLVIDADA. ANTOLOGÍA DE RELATOS DE AVENTURAS DE LOS SIGLOS DE ORO GERARDO GONZÁLEZ DE VEGA EDICIONES B. BARCELONA, 2005 480 PÁGINAS, 20 EUROS EL HERMANASTRO LARS SAABYE CHRISTENSEN TRADUCCIÓN DE KIRSTI BAGGETHUN Y ASUNCIÓN LORENZO MAEVA. MADRID, 2005 544 PÁGINAS, 23,50 EUROS En las catacumbas de nuestra Edad Moderna basta explorar con algo de curiosidad para encontrar verdaderas joyas. El motivo no es otro que la dimensión imperial y oculta de su experiencia, el paseo de oficiales, soldados, marinos, eclesiásticos, paniaguados, llovidos y otras razas de perdedores por los cuatro rincones del mundo. La búsqueda retribuye y no sólo por lo incierto de los nombres de moda en cada etapa (la centuria ilustrada fue la que fijó el canon quijotesco y Velázquez resucitó como gran pintor a comienzos del XIX) que rescata de vez en cuando supuestos se- MANUEL LUCENA GIRALDO gundones, sino por la profusión de sentimientos y escrituras que atesora este volumen. Nos desvela una muestra extraordinaria de relatos de aventuras, protagonizados entre otros por cautivos, corsarios, negreros o galeotes. En la nómina de autores, junto a grandes nombres como el propio Cervantes, María de Zayas, Fernández de Oviedo o Espinel, hay multitud de anónimos. Y para diversión del lector, las tramas habitan el planeta de la incorrección política, pues encontrará frailes lascivos, viudas que guardan luto porque esconden amantes negros, marqueses casquivanos y doncellas recatadas (en apariencia) La voz que enreda y desenreda estos cuentos recrea un movimiento interior y busca explicar misterios que están aquí mismo, esperando que nuestra mirada los rescate de un mundo cotidiano del que creemos haber expulsado lo inexplicable. Porque son cuentos de misterio que es arcano o cosa secreta en cualquier religión y ceremonia secreta del culto de algunas divinidades Cada relato es una ceremonia secreta oficiada por una voz que admite que lo peor de la muerte no es la melancolía del adiós, sino algo tan paródico como las corrientes de aire que soplan por TULIO DEMICHELI todas partes lo cual es un cúmulo de indicios exteriores fuera de toda racionalidad. La voz destila un flujo de conciencia hiperconsciente. Detalla las percepciones y los sentimientos que le afectan, su telaraña emocional, y pasa revista a sus acciones y a las de los demás, hasta apropiarse de ellas. ¿Objetividad? Es tan objetiva, que todo se le escapa. Por eso son relatos inquietantes. Nos cuenta misteriosas historias que nos hablan de una nostalgia de Absoluto que sólo puede precisarse con la contundencia del estilo. Hay mimo por cada frase a la que acuna con esos ritmos que nos ponen en contacto con lo otro. AL OTRO LADO DEL CANAL JULIAN BARNES TRAD. DE CARMEN FRANCÍ VENTOSA Y GABRIEL LÓPEZ GUIX ANAGRAMA. BARCELONA, 2005 208 PÁGINAS, 6,50 EUROS A sus 70 años de edad, el obsesivo compositor inglés Leonard Verity sabe que está viviendo sus últimos días y tan sólo desea escuchar su último concierto titulado Las cuatro estaciones inglesas o, más bien, que su compañera las escuche y apruebe su última creación. Sin embargo, los problemas con la aduana francesa retrasan la llegada de sus discos desde Inglaterra. A partir de este cuento, Julian Barnes (Leicester, Inglaterra 1946) construye hasta diez relatos, que cubren un espacio de tiempo de tres siglos. Aparentemente se trata de historias JUAN PATRICIO LOMBERA sueltas que, sin embargo, encuentran su punto de unión en la visión de Francia y el Continente que nos ofrecen los distintos personajes ingleses de Barnes. Personajes compuestos por viajeros, expedicionarios o, como en el caso de Leonard, personas que han decidido alejarse del mundo y recluirse en un pueblo de la campiña francesa. Julian Barnes, ganador de los premios Sommerset Maugham y Femina, vuelve a dejar patente con Al otro lado del canal su gran ingenio, así como su capacidad de sorprender continuamente al lector. ABCD 28 DIARIO DE UN PRESENTIMIENTO RAMÓN DE LA VEGA EDICIONES DE LA DISCRETA. MADRID, 2005 137 PÁGINAS, 12 EUROS En El hermanastro el escritor noruego Lars Saabye Christensen (Oslo, 1953) cuenta la historia de una familia entre el día 8 de mayo de 1945, día del fin de la II Guerra Mundial y fecha clave en los países europeos, y la actualidad. El comienzo transcurre en un festival de cine donde Barnum Nielsen, alcoholizado y en proceso de autodestrucción, repasa su propia vida, la de los miembros de su familia, amigos y vecinos, a partir de un único punto de referencia: el de su hermanastro Fred, nacido tras la violación de su madre el día del armisticio. El nombre de Fred, que en noruego significa Paz inicia un perverso juego que luego el autor mantiene. Los temas tratados por el autor en esta novela son muchos, pero destaca uno en especial que es el de la ausencia del padre, y en contrapartida el del coraje de las mujeres de tres generaciones distintas que luchan por sujetar sus vidas con dignidad tras lo ocurrido. Con este comienzo impactante se inicia un relato denso y complejo en el que el autor va describiendo unas situa- TERESA ROSENVINGE ciones cuyo material deforma hasta tal punto que deja bien claro que la literatura es juego juego cruel la mayoría de las veces y que en casos como éste no se puede decir que la vida supera a la ficción porque la ficción la supera con creces, es inacabable, inabarcable y no tiene límites. La extensión del libro da lugar al escritor noruego a explayarse en cada episodio, a regodearse en cada uno de ellos, tanto en los trágicos como en los cómicos. El punto de mira de Lars Saabye Christensen es la naturaleza humana y de su ojo crítico nace esta novela, una novela que acumula grandes dosis de ironía y de sátira, pero que también concede al lector momentos de respiro e incluso episodios tiernos. El resultado es bueno, la verdad. Por algo ha recibido esta obra el importante Premio Nordic de Literatura. Lars Saabye Christensen tiene tras de sí una apretada lista de publicaciones. Sus obras suman catorce libros de poemas, trece novelas y algunos trabajos como dramaturgo y guionista. También es autor de cuentos para niños.