Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
L. ENSAYO EL DICTADOR SIN MUERTOS LA ESPAÑA DE PRIMO DE RIVERA EDUARDO GONZÁLEZ CALLEJA ALIANZA. MADRID, 2005 463 PÁGINAS, 19 EUROS MIGUEL PRIMO DE RIVERA RAMÓN TAMAMES Y XAVIER CASALS EDICIONES B. BARCELONA, 2005 260 PÁGINAS, 15,50 EUROS RICARDO GARCÍA CÁRCEL Miguel Primo de Rivera, el general que protagonizó la dictadura en España de 1923 a 1930, ha sido una figura polémica entre los historiadores. Unos sólo se han fijado en su final, haciéndose eco de los múltiples enemigos que acumuló (el anarcosindicalismo, la vieja política manierista cada vez más crispada por su imprudencia, los republicanos, algunos generales como Queipo, Weiler, Berenguer, y, sobre todo, el nacionalismo catalán y los intelectuales) y recordándolo constantemente como el padre del fundador de la Falange y avanzadilla de la dictadura de Franco. Otros han reconocido su vocación regeneracionista, su condición de alternativa a un sistema caduco y finiquitado como el de la Restauración, que todos (derechas e izquierdas) fustigaban. De los intelectuales tan críticos con Primo, sólo Unamuno, Pérez de Ayala y Azaña estuvieron desde un principio inequívocamente contra el dictador. La dictadura de Primo fue tan previamente anunciada como mayoritariamente asumida por buena parte de la sociedad española, aunque la evolución de la Historia haya hecho políticamente incorrecta tal afirmación. Hoy, tras los estudios de Ben- Ami, González Calbet o Gómez Navarro, parece dominante cierta normalización tecnocrática de la dictadura primorriverista, como presunta revolución desde arriba antes de que empezara la revolución desde abajo Si han sido muy frecuentes los estudios sobre la dictadura de Primo de Rivera, escasean las biografías del personaje, salvo las clásicas de los apologetas o colaboradores suyos de su época (Rodríguez Tardachi, Cimadevilla, Aunós, González- Ruano) FIGURA CONTROVERTIDA. Como no podía ser menos, dado el carácter controvertido de la figura de Primo de Rivera, Rafael Borrás lo escogió entre la lista de políticos españoles de la colección Cara y Cruz de Ediciones B y confrontó en el juicio sobre Primo a Ramón Tamames y Xavier Casals. Los juicios no son simétricos ni cuantitativa ni cualitativamente. 91 páginas, Tamames; 132, Casals. El primero hace un balance de la política reformista de Primo en el ámbito de la administración, la economía, la sociedad, las infraestructuras, las empresas públicas... del que emana una imagen ciertamente positiva de la política de Primo. Tamames parece reproducir muchas de las glosas de la política económica de Primo que había ya hecho Juan Velarde. La visión de Casals no sólo es mucho más crítica que la de Tamames, es que tiene un planteamiento muy diferente. Es más una biografía, asumiendo el reto del título del capítulo El general no tiene quién le describa Casals, brillantemente, disecciona los antepasados familiares de Primo, analiza su ambiciosa carrera pro- fesional, su matrimonio breve, sus sueños de poder, su leyenda negra personal (juego, mujeres) explica las razones de su apuesta política que le conduce a la dictadura, las legitimaciones naturales y artificiales de la misma, y valora más bien negativamente el resultado de su política (viaje a ninguna parte, éxito económico pese a la dictadura... Describe minuciosamente el camino hacia su fracaso con la progresiva pérdida de apoyos y remata su análisis con la comparación Primo- Franco. Caracteres opuestos, vidas paralelas. Primo fue el espejo de Franco, que lo imitó y utilizó también como contrapunto sobre todo en su vertiente represiva y en sus relaciones con la Monarquía. Primo, a diferencia de Franco, nunca quiso eternizarse y, desde luego, nunca supo reproducirse institucionalmente. Casals deja bien claro que el primorriverismo fue mucho más que un singular paréntesis... Franco y Primo esperan aún que alguien les describa como actores que protagonizan distintas secuencias de un mismo film Me hubiera gustado una efectiva confrontación Tamames- Casals sobre cuestiones tan polémicas como la presunta complicidad del Rey en la iniciativa de Primo de septiembre de 1923. Casals pasa como por encima de ascuas sobre el tema y Tamames ni lo aborda. Casals parece compartir MITO Y REALIDAD DEL CIRUJANO DE HIERRO ARRIBA, EL GENERAL MIGUEL PRIMO DE RIVERA (A LA DERECHA) CON EL MARQUÉS DE VILLAMARTA EN JEREZ (1926) los planteamientos de Gómez- Navarro, que subrayó el protagonismo del Rey en el golpe, frente a las tesis de Seco o de Tusell, que redimieron a Alfonso XIII de tal culpabilidad. El libro de González Calleja vuelve a contextualizar a Primo en la España de su tiempo. Contrasta el mito y la realidad de la cirugía de hierro de Primo en todos sus frentes (la política militar, la universitaria, las relaciones Iglesia- Estado, la cuestión catalana, el problema magrebí y las relaciones internacionales) y, sobre todo, incide en cuestiones poco estudiadas (la elaboración de un proyecto nacionalizador de masas, la incorporación de nuevos hábitos de consumo, el surgimiento del ocio urbano, las luces y las sombras de la Edad de Plata de la cultura española, la emergencia de la subcultura del inconformismo juvenil... UNA NUEVA DERECHA. González Calleja, conocedor como pocos del período de la crisis de la Restauración, sabe reflejar lo que la dictadura de Primo tuvo de modernidad (desarrollismo económico tutelado por el Estado, nacionalismo fascistizante) y de antigüedad (tradicionalismo, corporativismo católico) y explica muy bien su legado (renacimiento de una cultura cívica anticonvencional, legitimación de la violencia política y alumbramiento de una nueva derecha) del que se acabará nutriendo la dictadura de Franco. Comparte las interpretaciones funcionalistas que consideran la dictadura de Primo como un experimento político nuevo que nada tiene que ver con la vieja tradición de los pronunciamientos militares y que constituye todo un ensayo de modernización autoritaria a través del Ejército. Enterrador del sistema caduco de la Restauración, ensayista light de la dictadura auténtica que vino después, militar postromántico, regeneracionista iluminado... Todos los perfiles de la compleja personalidad de Primo se abordan en los dos últimos libros sobre aquel dictador sin muertos que fue, como dijera Indalecio Prieto, Miguel Primo de Rivera. s GONZÁLEZ CALLEJA, CONOCEDOR COMO POCOS DEL PERÍODO DE LA CRISIS DE LA RESTAURACIÓN, SABE REFLEJAR LO QUE LA DICTADURA DE PRIMO DE RIVERA TUVO DE MODERNIDAD Y DE ANTIGÜEDAD, Y EXPLICA MUY BIEN SU LEGADO ABCD 17