Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
OBRAS COMPLETAS Libros El poeta proskta Prosas completas. Obrascompletas It VICEUEALEIXANDRE Edición Alejandro de Duque Arnusco Comunidad Madrid de ¡AyuntamientoMálagaVisor de Madrid, 2002 1104 páginas, euros 36 El lector ya disponedel necesario instrumento para acercarse una a de las ineludibles escrituras del siglo XX ONpublicación de las Pro la sas completas culmina la nueva edición de la obra entera de Vi cente Aleixandre. El primer volumen estaba dedicado a la poesia, incluida la prosa radicalmente lírica y poemá tica de Pasión de la Tierra. El lector ya dispone, pues, del necesario ins trumento para acercarse a una de las ineludibles escrituras poéticas del si glo XX. Después del fallecimiento de su creadot; la obra aleixandrina fue resbalando poco a poco por la dura pendiente del olvido, Será una casua lidad, pero en España el Premio No bel tiene algo de toro astifino: nunca se atacó tanto a Juan Ramón Jiménez como cuando se lo dierón. Pero el hecho indubitable es ahora que la obra completa de Aleixandre ha vuelto al lector y con adiciones de importancia yen la mejor edición po sible, debida al máximo conocedor fi lológico de su obra, Alejandro Duque Amusco. A las adiciones que ofrecia el primer tomo hay que agregar las novedades textuales aún poéticas que no fue posible integrar en el primer volumen y figuran en éste a titulo provisional pero necesario para col mar las expectativas del nuevo lector aleixandrino. incluido el que se acerque al poeta en esta edición, lo que resulla casi inevitable: son, de entrada, doce poemas desechados de Espadas como labios, aún con el titulo general de Cantando en Las Carolinas- -un ti tulo jazzistico- proceden del ar que chivo de Dámaso Alonso, hoy en la Academia Española. C Las mejores Evocaciones y pare ceres se sitúan en el mismo camino; y el lector, el amabiisimo y atento lector que hubo siempre en Aleixan dre, queda reflejado en los prólogos y cartas públicas que escribió, sin olvi dar las notas sueltas y los discursos a que se vio obligado, como el de su in greso en la Academia, que a esas altu ras, en 1950, reivindicaba la pasión erótico- poética de Lope yendo contra la corriente que vindicaba entonces sobre todo al existencialista Que vedo. Hay que destacar el discurso de recepción del Nobel, donde el maes tro asentó con firmeza sus dos postu lados, que fueron los de su grupo de poetas: tradición y revolución. Postu lados asumidos de un modo u otro por todos ellos. Las notas críticas, a los textos propios ya los ajenos, están dictadas siempre por la comprensión cordial del discurso analizado. Vasto epistolario Colofón de la prosa es el epistola rio. Se conocian algunos parciales, pero Duque Amusco lleva a cabo la selección más amplia editada nunca del vasto epistolario aleixandrino (que algunos calculan en 20 mil car aleixandrina en estos últimos tas) en la bibllografia se da cuenta de quince años. Se incorporan así más todas las cartas hasta ahora publica de un centenar de textos, sobre todo das, que rondan las 500. El editor las de los que configuran el inconcluso selecciona por su interés o por el de uno de de Fortunata y Jacinta fue lautor los maestrosmayoresde Evocacionesypareceres, que Aleixan su destinatario. Abarcan casi 200 pá Aleixandre en su dedicación la a dre concibió en paralelo a su gran li ginas; una buena parte, en torno a las prosa. Apareceen varias ocasiones bro de prosa Los encuentros, que, si 70, estaban inéditas. lluminan todas en este volumen, ademásde en el guiendo la pauta juanramoniana de la condición humana del poeta, al memorable Encuentro a él Españoles de tres mundos, compuso a que ofrecen en su taller de escritor o dedicado. La pasióngaldosiana unió modo de retratos, los retratos de un bien, y ocurre a menudo, lacerado a varios miembrosdel grupo poético: gran museo. Hoy lo podemos leer sin por las angustias del vivir: valgan las Cernuda le dedicóuno de sus atender demasiado al personaje del cartas de efusión sentimental ante el mejores poemas, además de un retrato, que a veces no tiene dema amigo íntimo, José Luis Cano, que esclarecedorartículo; Alberti edité siado interés, como ocurre también había publicado ya en 1986 una por los Episodios Nacionales y le en JRJ. pero se redime por el fulgor ción muy abundante de su correspon consagró un par de poemas; Lorcalo del verbo. El (Encuentro más anti dencia con él, o la carta que dirige a llamó (la VOZ más verdaderay guo fue el dedicado a García Lorca, Dámaso Alonso comunicándole la profunda de España Sólo los poetas sin duda la semblanza humana y el muerte de su madre. Todas están re puros mostraronsu distanciamiento perfil crítico más profundos que se gidas, con modalidades tonales diver respecto a Galdós. Casipuedodecir han trazado nunca del poeta grana sas exigidas por las circunstancias, que aprendí a leer en Galdós, dino. Toda la mejor critica lorquiana por el espíritu impar de aquel hom primero, de niño, con los Episodios viene de ahí, por influjo o conver bre sociable, auténtico gentieznan. Nacionales que arrancabay devoraba gencia. Pero hay otros (Encuentros) que siempre alentó ene! poeta, un ge en la modestabiblioteca ml casa. de magistrales: asi, por ejemplo, los de nuino epistológrafo. Luego fueron tasnovelas, sorbidas dicados a Galdós, Rubén Darío y Mi Un exigente aparato crítico co con hechizohasta su agotamiento. guel Hernández. Aleixandre fue un rona la obra, antecedido de la corres De tal modoque a losdieciséisy excelente prosista, no sólo porque pondiente nota editorial, bibliografía diecisiete añosyo conocía cumplió la exigencia de buena prosa y sucinto pero sustancioso prólogo minuciosamentela obra de Galdós, que JRJ exigía a los buenos poetas, del editor, que agrega además una viva para mf conun bultoque no ha sino porque toda su vida, según con cronología y seis entrevistas. Alei menguado desdeentonces fesión propia, fue mucho más lector xandre sigue entre nosotros. Ésa es declaraba en 1952, año en que de prosa que de poesía. Sus fervores una buena noticia. elogiaba también su realismo) galdosianos no eran ninguna ano Interior -M. G. -P malia. Miguel García- Posada Con Galdós E Otras novedades volumen del El excelente archivo nutre otras novedades del volumen, algunas de las cuales pudieron verse en la expo sición dedicada a los tres poetas del 27 (y del 98 por su nacimiento) Alei xandre, Dámaso Alonso y Federico Garcia Lorca y celebrada en la Biblio teca Nacional de Madrid, que tuvi mos la oportunidad de coordinar el año de su 1 Centenario. A estos doce poemas hay que agregar cuatro nue vos diálogos del ciclo de Diálogos del conocimiento, que se ofrecen traspa sados por esos fogonazos que de modo tan decisivo hacen perdurable la última escritura de Aleixandre: (Porque quien nace, ya ha muerto También se exhuma un poema olvi dado. La prosa en si da origen a abun dantisimas novedades, en parte pro cedentes de las ediciones autónomas que el editor ha dedicado a la prosa 9 Bianeo y N. gro Culiriral 28- 12- 2002 a